10 actitudes de las que debes liberarte para ser feliz

Si estás en busca de una vida más plena pero no la consigues aún, este artículo te ayudará a saber qué estás haciendo mal y lo que debes cambiar para ser feliz.


Erika Otero Romero

El ser humano es una creación perfecta y maravillosa que desde su origen ha podido elegir por sí mismo las directrices de su vida, es por ello que sostener a voz en pecho que la felicidad, el fracaso, la tristeza y tantas otras cosas de la existencia humana dependen de algo o alguien ajeno a nosotros mismos, es una necedad.

Muchas cosas en la vida de una persona, dependen de sus elecciones, incluso la forma en la que se siente. Si, sé que suena raro, pero lo voy a exponer de la siguiente manera: tú no puedes decirle a alguien cómo actuar respecto a ti, pero algo que si puedes hacer es impedir que sus acciones te dañen.

En este sentido, es preciso tener control de tus emociones y sentimientos, ya que cuando permites que la envidia y el odio de los demás te colmen de emociones similares a esas, estas dándole poder al otro sobre tu persona. De no ser capaz de hacer esto, de una u otra manera esa persona estará logrando lo que se propuso: hacerte daño.

Lo mismo ocurre cuando permites que los malos hábitos dominen tu día a día. En un principio, no te das cuenta de todo lo malo que trae consigo la crítica banal y sin sentido, el chisme, el rencor, la envidia y tantas otras cosas que poco a poco van envenenando tu alma y tu cuerpo.

Es por esto que es necesario que conozcas 10 cosas de las que debes liberarte, si lo que deseas es ser feliz.

1. Libérate de la crítica

Alguna vez has tenido esta actitud ya es que no eres perfecta, eso es un hecho. Sin embargo, a veces se le da rienda suelta a los ojos y a la lengua, es entonces cuando los comentarios pasan de ser simples observaciones frívolas, para convertirse en hirientes y burlones comentarios. Piensa un poco en el ejemplo que das y si de verdad la persona de la que hablas merece tus señalamientos. Aléjate de esa mala costumbre y verás cómo tu vida se vuelve más tranquila.

2. Dile adiós al chisme

Mujeres y hombres sienten atracción por el chisme, eso que ni qué. Reconozcamos que en ocasiones es interesante enterarse de cosas, a veces no tan exactas, de la vida de otras personas; pero todo debe tener un límite y es muy fácil sobrepasarlo si no se está atento a la situación.

Advertisement

El límite se cruza cuando del simple cotilleo se pasa a inventar cosas sobre la gente, con el único fin de dañar su reputación. Esto por supuesto perjudica a la otra persona, pero no más que a ti. Dice un viejo adagio popular: “lo que dice Juan de Pedro, dice más de Juan que de Pedro”.

3. Despídete del rencor

¿Qué bien te hace guardarle rencor a alguien? Esos sentimientos lo único que hacen es deteriorar tu salud física y mental, pues pierdes tu paz interna y no considero que alguien que te ha hecho daño, merezca tanto de tu atención.

4. No te quejes

De acuerdo, a veces la carga de trabajo es tanta, que es inevitable no quejarse, pero cuídate de no abusar de ello. A la larga, los que te rodean terminarán cansándose de esa actitud y te irás quedando solo. En su lugar, aprende a apreciar cada cosa que te obsequia la vida y sé agradecido con eso, en el mundo hay personas en peores condiciones que tú. En el momento en que decidas tener eso en mente, dejarás de lado las quejas y estarás más tranquila y feliz.

5. Adáptate al cambio

La vida cambia día tras día, así que resistirse a esto es una inversión de fuerzas condenadas al fracaso. Cambia conforme las cosas se van dando, acepta las condiciones que te pone la existencia y verás como, en lugar de ser algo malo que suele dar terror, hallarás un sin número de oportunidades y opciones de progreso.

6. Renuncia a tus miedos

Por supuesto, esta situación es un poco intrincada, pero debes reconocer que hay temores que no te dejan avanzar en la vida. Son esos miedos a los que debes decirles adiós. El miedo es algo irracional que debes aprender a controlar, pues es una ilusión mental que -si te propones- podrás superar.

7. Di no a las excusas

Es posible que en algunas ocasiones te hayas encontrado a ti misma diciendo: “no puedo” o “me da miedo”. Esos son límites mentales que tú misma te has impuesto, así que recuerda lo siguiente: ya sea que pienses que puedes o no, en cualquiera de los dos casos tienes razón.

8. Pasa la página

Vivir en el pasado es lo más perjudicial que pueda existir, pues la tendencia es a vivir regodeándose en los dolores del ayer, en lugar de saborear los triunfos del presente. Si, los problemas afectan y hay situaciones que nos marcan, pero es necesario superar ese tipo de cosas y no otorgarles poder sobre la vida personal, ya que terminarás viviendo en medio de la amargura.

9. Di no al apego

Si lo piensas bien, muy poco de todo lo que tienes es realmente necesario para vivir y pasarla bien. No es que te esté planteando que saques todos los muebles de tu casa y los regales, pero si te invito a que poco a poco vayas donando las cosas que en realidad no necesitas. Verás que con el tiempo irás deshaciéndote de ciertos apegos que solo te roban la felicidad.

10. No cumplas expectativas

No pretendas cumplir con expectativas ajenas, procura solo trabajar por tus metas y sueños, los demás tendrán que quererte y valorarte por quien eres.

Como puedes ver, pequeños detalles pueden alterar la paz de tu vida. Elimina de tu vida todo aquello que puede que te daña y prepárate para una vida feliz.

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Erika Otero Romero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.