Algo le sucede a mi hijo en la escuela, pero no logro saber qué pasa. ¿Qué hago?

Una madre observadora puede presentir y hasta saber cuando las cosas no están bien con sus hijos. Ella los conoce y puede notar cuando algo sucede. ¿Está preocupado por algo, pero no sabes qué es? En este artículo podrás encontrar una respuesta.

Emma E. Sánchez

Dicen que el corazón de una medre no se equivoca, pero yo he visto que sí. Sin embargo, lo que me queda muy claro es que las madres que están presentes no sólo físicamente, sino en todo sentido, en la vida de sus hijos, pueden llegar a percibir y notar cuando algo no anda bien con ellos.

Cuando su presencia es tal, el misterio sobre qué les sucede puede aclararse rápidamente, y más si se trata de una cuestión sencilla, pero conforme los hijos crecen, los canales de comunicación se reducen y los padres se alejan pensando que el muchacho puede y debe responsabilizarse de sí mismo. Los problemas serios ya no son tan fáciles de percibir o resolver con igual rapidez.

A continuación describo ocho de los problemas más comunes que los niños llegan a enfrentar, porque saberlos puede ayudarte a aclarar tus dudas:

1. Estrés

Mucha tarea, exámenes fallidos, no ser aceptado por sus pares, etcétera, son muchas las razones por las cuales puede aparecer el estrés. Los chicos no pueden dormir, se altera su descanso, muerden sus uñas, se mueven mucho, lloran y se niegan a ir a la escuela.

2. Ansiedad

Muerde la ropa u otro objeto; grita, agrede, se enoja con facilidad. Algo sin duda está sucediendo y lo está afectando seriamente.

Advertisement

3. Problemas de aprendizaje

Batalla para hacer tareas (deberes escolares), o les invierte mucho tiempo, sufre y tú notas que ya no quiere volver a la escuela, ha perdido el interés y no tiene motivación. Está leyendo mal y a las matemáticas no quiere ni verlas.

4. Mala conducta

Los maestros y directivos de la escuela te mandan llamar con frecuencia y te dicen que está molestando a otros, que su profesora ya no lo aguanta, y otros padres se quejan de tu hijo, pero por más que le preguntas a tu niño, no te dice nada.

5. Acoso escolar

Regresa sucio a casa, pues se nota que ha peleado; pierde sus útiles y el uniforme escolar, te pide más dinero para gastar o más comida, pero no lo ves contento, no desea más ir a la escuela y llora con frecuencia; episodios de pesadillas y enuresis (micción involuntaria: puede ocurrir durante el sueño, es frecuente en la infancia y está relacionada con alteraciones de la personalidad) pueden aparecer.

6. No tiene amigos

O los tenía, y los perdió. Lo ves que anda solo y no te menciona el nombre de ningún amigo o compañero; no lo invitan a las fiestas y si hay una, no quiere ir.

7. Está creciendo

Busca más privacidad, ya no quiere ni busca tu compañía, está cambiando su carácter, ya no quiere jugar, se pasa las horas encerrado en su cuarto.

Advertisement

8. Se enamoró

La más temida enfermedad de muchas mamás…

¿Qué puedo hacer?

Observa

Este punto es básico, porque es el medio para obtener la información necesaria, es como reunir las piezas del rompecabezas.

Revísate tú, tu pareja y tu hogar

La gran mayoría de las alteraciones que presentan los niños están directamente relacionadas con los problemas que viven u observan en casa con sus padres.

Platica con él

Ir a la fuente de la situación, o en este caso, con quien la vive directamente es lo mejor. Si has trabajado con anterioridad la buena comunicación y confianza, seguramente tu hijo se abrirá contigo y te platicará lo que le sucede.

Haz cita en la escuela

Platica con sus maestros, inclusive con algunos compañeros y entrenadores, ellos te darán más piezas del rompecabezas.

Advertisement

Consulta a un especialista

Si encuentras algo o por más que buscas no encuentras nada, visiten a un especialista que les ayude a procesar lo que ocurre a su alrededor.

Si tienes una inquietud con respecto a tus hijos y su forma de desenvolverse, es necesario que la atiendas, puedes estar a tiempo de evitar algo más serio.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.