Bebés que nacen con problemas de intestinos

Si observas estos síntomas en tu recién nacido es momento de ir al médico.

Emma E. Sánchez

Quienes hemos tenido bebés conocemos esa alerta y preocupación que surgen en el instante mismo que nos sabemos embarazas y la angustia impotente que surge de solo pensar que algo en su salud pudiera estar mal.

Gracias a esta incansable observación de madres y personal médico la enterocolitis necrosante fue diagnosticada en bebés prematuros y recién nacidos pues síntomas fácilmente podrían pasarse por alto o inclusive llegar a confundirse con cuestiones más sencillas y no atenderlas oportunamente provocando la muerte del menor.

Síntomas

  • Falta de energía

  • Temperatura corporal inestable

  • Un poco de fiebre

    Advertisement

Respiración, frecuencia cardiaca o presión arterial inestables, una a la vez y todas al mismo tiempo en un estado avanzado

  • Problemas de alimentación

  • Diarrea

  • Distensión abdominal

  • Vómito

  • Sangre en las heces

    Advertisement

Pero ¿de qué trata esta enfermedad?

La entercolitis necrosante es la muerte del tejido intestinal según lo refiere Medline. Sus causas exactas se desconocen pero ocurre en bebés recién nacidos o prematuros en la mayoría de los casos, repentinamente el flujo de la sangre comienza a disminuir o desaparece en una parte del revestimiento del intestino y este comienza a dañarse. En el caso de los prematuros, su sistema inmunológico podría no estar completamente desarrollado para defenderse de bacterias que podrían estar relacionadas con la descomposición del intestino.

Este problema de salud se presenta con más frecuencia en:

  • niños alimentados con fórmula en lugar de leche materna

  • bebés que asisten a guarderías donde hay brotes de bacterias

  • bebes enfermos cuyos sistema inmunológico está débil

Una vez que se detectan los síntomas, los especialistas mandan hacer pruebas como radiografías, exámenes de sangre en heces y de sangre en general.

Advertisement

La radiografía es la prueba más confiable y rápida pues en ella se puede observar con claridad el intestino.

También un ecosonograma puede ser de gran utilidad, sigue las indicaciones del pediatra especialista o gastroenterólogo.

La Guía Infantil confirma que una vez que el diagnóstico está confirmado, el bebé debe mantenerse en una dieta muy estricta que le permita nutrirse y se le dan antibióticos hasta que se programe, casi siempre, una cirugía donde se extrae el tejido intestinal muerto para luego, cuando la infección haya pasado poder conectarlo nuevamente y re tomar poco a poco una dieta normal para su edad y condición.

Cabe mencionar que cuando no se hace un diagnóstico oportuno del problema los pequeños pueden no sobrevivir a la cirugía o a su recuperación post operatoria pues podría aparecer una peritonitis, una perforación intestinal , sepsis o una gran pérdida de intestino.

Si tienes sospechas de que algo está sucediendo en los intestinos de tu bebé, es importante que acudas a tu médico a la brevedad y descartes cualquier posible enfermedad.

Advertisement

Los niños que sobreviven deben de tener durante algunos años una dieta cuidadosa y vigilar que su intestino trabaje regularmente evacuando con normalidad y luego desarrollan vidas normales como cualquier otra persona.

Así que no hay que preocuparse sino ocuparse y cuidar de nuestros pequeños observando cuidadosamente su correcto desarrollo.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.