Cómo obtener la atención de un hombre sin parecer desesperada

¿Hay algún hombre que te interesa y no te hace caso? Estas sencillas recomendaciones seguro te ayudarán a lograr su atención.

Emma E. Sánchez

En el juego del amor y la seriedad de formalizar una relación de pareja, suceden muchas cosas. Pero todas inician, sin lugar a dudas, con captar su atención. ¿Me permites compartirte algunas ideas?

1. Los hombres son seres visuales

Les gusta ver y observar, y las mujeres lo sabemos pero interpretamos o utilizamos mal esta información. Te explico: Sabemos que los hombres son visuales y nos desvestimos. Obviamente llamamos su atención de la manera incorrecta y, por lo tanto, los resultados no son los ideales para formar una familia.

Cuando una mujer muestra su cuerpo de manera inapropiada, va a llamar la atención no solo de un hombre, ¡de muchos! Pero de un sector masculino donde están los que no quieren relaciones serias y mucho menos ser padres o esposos responsables. Llamar la atención de un hombre implica, sí, destacar nuestros atributos femeninos, pero para atraer al sector donde se encuentran los que quieren ser padres y esposos la mejor idea no es mostrar nuestro cuerpo. Ellos buscan mujeres que mediante su aspecto puedan visualizar como futuras madres y esposas fieles. El aseo, un lindo aroma, un estilo personal y único llaman mucho la atención. El maquillaje y lo amplio de los escotes habla mucho de tu personalidad, tus valores y manera de pensar.

Relee: Lo que buscan los hombres en las mujeres

2. A los hombres les gusta conquistar

Si el primer paso es que él note tu existencia y ya captaste su atención, el segundo es el desafío más interesante para ti: a los hombres les gusta conquistar pero con mucha frecuencia hay que darles una ayudadita. Muestra interés en sus pláticas, sus gustos, permítele ser caballeroso y gentil contigo; acepta regalos y luego rechaza otros. Es un juego complejo de “estira y afloja” de “darle hilo” y permitir que “se enrede solito”.

Advertisement

Es algo curioso, pero a los hombres les gustan los retos y un tanto más las mujeres que les cuesta trabajo conquistar. Puede ser muy fácil platicar contigo y divertirse, compartir las cosas y sentirse en confianza, pero otra muy diferente —que a él le debe de quedar clara— es tocarte o tener alguna pretensión mayor que tú no desees o permitas.

También relee la contraparte: Lo que temen los hombres de las mujeres

3. Les gusta mucho ser enamorados por una mujer

Los detalles, las muestras sinceras de atención y afectos, derriten el corazón de un hombre. Apelar a sus gustos culinarios no falla, hacerle un cumplido que apela a su masculinidad, inteligencia o habilidades, son cosas que ellos valoran mucho. Los hombres aman la feminidad de una mujer, pero suelen abusar de su debilidad; así que sé muy inteligente en ser femenina, pero no débil. Es preferible que un hombre dude en tener una relación con una mujer fuerte, a que esté seguro de que tendrá una relación donde domine a una mujer débil.

Muestra tu personalidad, sé honesta en lo que te gusta y en lo que no. Pregúntale sobre sus gustos y su vida, escúchalo con interés genuino y nunca cambies o hagas algo solo por complacerlo o amoldarte a sus gustos. Eso a final de cuentas no funciona.

4. Les gusta ser indispensables, por lo tanto, sé independiente y vive tu vida

¡Qué contradicción!, ¿verdad? Pero es cierta: la clave está, como en todo, en el equilibrio y la justa medida. Los hombres quieren mujeres a las que puedan proteger y socorrer, ser algo así como sus caballeros en corcel dorado; pero cuando la princesa no sabe otra cosa más que pedir ayuda para todo, se aburren y mejor se van a buscar algún dragón para pelear, porque estar en el castillo escuchando a la princesa es lo más deprimente que pueda existir.

Advertisement

Relee: ¿El amor nace o se hace? Ni una ni otra, se construye

Cuando una mujer vive su vida, tiene metas y sabe hacia dónde se dirige, se vuelve irresistible para un hombre. Pero para uno inteligente, que la valore y le inspire a esforzarse y ser una mejor persona, para estar a su altura. Una mujer de este tipo, nunca pasa inadvertida.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.