¿Cuántas veces dices NO a tus hijos? Esta es la mejor manera de hacerlo

¡No, no, no! Una palabra común que debes evitar a toda costa. Aprende a decirla de manera positiva.

Adriana Acosta Bujan

Como una manera de controlar a los hijos y evitar que ellos sufran las consecuencias de sus actos, muchos padres les repetimos hasta el cansancio la palabra “No”, “no hagas eso porque…”, “no corras”, “no te voy a comprar…”, no, no, no, no. Lo cual puede generar en ellos miedos, temores y ansiedad.

Es de vital importancia que los padres evitemos decirles “no” y modificar la manera de educarlos. Según lo compartido en La Mente es Maravillosa, existen maneras de corregir a los hijos e implementar reglas, sin necesidad de imponerse a sus deseos.

Di “no” de manera positiva

1. Explica las razones

Elimina de tu vocabulario la palabra “no” y mejor detente a explicar las razones, por las cuales tus hijos deben hacer algo o no. Por ejemplo: si quieres que tus hijos no toquen algo peligroso, puedes decirle que “eso corta”, “está sucio”, “no es de él”.

2. Explica las funciones de los objetos

Es normal que los niños sean curiosos y traten de explorar el mundo que les rodea, por esa razón no son conscientes de los peligros a los cuales son expuestos. Si tu hijo está jugando con las sillas, comida de los animales, plantas o cualquier cosa, que no sea apropiada, puedes comenzar por explicar las funciones de las cosas y objetos.

Te comparto: Palabras mágicas para definir el futuro de tus hijos

Advertisement

Por ejemplo: las sillas sirven para sentarse y descansar, la comida de los animales funciona para que ellos tengan energías para jugar, las plantas brindan oxígeno para poder respirar. Al hacerlo tus hijos entenderán mejor lo que sucede y comprenderán la función de las cosas, sin necesidad de decirles un “no” tajante.

3. Rutinas

Cuando estableces rutinas y normas en casa, es la mejor manera de evitar decir “no”. Tus hijos comprenderán que deben ser responsables de lo contrario tendrán consecuencias, también les ayuda a formase un criterio de sus actos y acciones. Por ejemplo: “es hora de bañarse y después ir a la cama”, “después de comer, puedes tomar un postre”.

4. Consecuencias

Explicar las consecuencias de sus acciones puede funcionar para evitar decir “no”, por ejemplo: si quieres que haga su tarea, explica que debe hacerlo para obtener buenas calificaciones, de lo contrario tendrá un largo fin de semana, trabajando en sus responsabilidades. Si quieres que ordene su habitación, explícale que será más fácil encontrar las cosas.

5. Evita frenar su curiosidad

Controlar nuestros miedos, ansiedad y temores, cuando los hijos quieran explorar su curiosidad. Eso logrará decir menos “no”. Lo mejor es acompañar a los hijos a realizar sus travesuras y sus exploraciones, para poder controlar nuestras emociones. La idea es dejar que ellos aprendan sobre sus errores y peligros a los que pueden exponerse, aumentando la confianza y seguridad en ellos mismos.

Te invito a leer: ¡Cuidado! Algunas frases pueden acomplejar a tus hijos

Advertisement

6. Brinda alternativas

Cuando quieras que tus hijos no hagan algo por su seguridad, busca alternativas. Así lograrás que ellos sean capaces de tomar sus propias decisiones. Por ejemplo: si desean cortar algo con un cuchillo filoso, puedes decirle que te ayude a preparar el agua u otra cosa, alejándolo de los peligros y riesgos. “es hora de dormir, puedes tomar un peluche, cuento o tu juguete favorito”

Te invito a reflexionar y pensar de manera positiva, evita decir “no” y modifica tus frases. Al hacerlo tus hijos crecerán con más confianza, seguridad y su autoestima se elevará.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias