Decálogo efectivo para que tengas más riqueza

En este artículo encontrarás hábitos que pueden llevarte a ser más productivo y por lo tanto mejorarás tus ingresos y nivel de vida ¡compruébalo!

Emma E. Sánchez

Seguramente en las noticias o en las redes sociales y hasta en películas has escuchado o visto algunas historias de personas sumamente ricas y de cómo llegaron a serlo ¿te has fijado que todos ellos tienen algunos rasgos en común? Y lo mejor de todo es que tú puedes aplicar los mismos principios que han hecho que ellos triunfen ¿Quieres enterarte? Pues aquí te comparto sus mejores hábitos y costumbres.

La gente con altos ingresos acostumbra a

  • Levantarse más temprano. Aprovechan ese tiempo para estudiar, ejercitarse, tomar un buen desayuno y disfrutarlo con calma o trabajar. A todos se nos es dado la misma cantidad de horas cada día, la diferencia está en el cómo aprovechamos el tiempo.

  • Leer en promedio una media hora diaria. Desarrollan un hábito de lectura en el que incluyen lecturas que les mantienen actualizados, informados y al día en lo que tiene que ver con sus intereses personales, negocios u otros aspectos de su vida.

  • Trazar metas específicas para su vida y las cumplen. Ya sea pasar tiempo con la familia o los amigos, correr diariamente, escribir cartas de agradecimiento o simplemente llegar más temprano al trabajo, ellos se establecen metas y las cumplen. Esto fortalece el carácter, la autoestima y pronto se genera una confianza personal porque saben que lo que se propongan lo lograrán

  • Hacer ejercicio. Tienen el principio de mantener una buena salud, tener y desarrollar mayor energía para lograr atender todos sus compromisos y mantener siempre una buena actitud. Mientras se ejercitan es común verlos que escuchan música o leen algún buen libro.

    Advertisement
  • Pasar tiempo en las redes sociales. Construyen redes de contactos, dan a conocer sus productos, atienden personalmente a clientes y contestan correos y mensajes. Constantemente escriben cartas de agradecimiento para personas que visitan su sitio, hacen sugerencias o quejas y se aseguran de hacer sentir su presencia constantemente.

  • Escuchar audiolibros mientras se trasladan de un lugar a otro. No emplean su tiempo en escuchar música ni pierden el tiempo. Al contario, buscan sacar provecho de cada minuto y de todo cuanto esté a su alcance.

  • Ver menos televisión. No hay mucho qué comentar al respecto, ¿verdad?

  • Ser autodidactas. Toman cursos, continúan su educación o aprenden y practican otro idioma sin la necesidad de ir a una escuela o esperar a que alguien les diga cómo.

  • Enseñar y apoyar a sus hijos a estudiar y a trabajar desde jóvenes. Procuran no darle a sus hijos todo lo que ellos desean, no complacen sus caprichos aun cuando viven en abundancia. Les enseñan a ahorrar dinero, a ganarse lo que tienen, a desear y a trabajar por aquello que vale la pena.

    Advertisement
  • Involucrarse con grupos de asistencia social y brindar tanta ayuda como les es posible. Y, de hecho, es aquí donde se encuentra la verdadera riqueza!

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.