Después de todo lo que pasaste, ¿será bueno volver con tu ex? Los pro y los contras

¿Terminaste una relación amorosa de años, te vuelve a buscar y no tienes ni idea de qué decisión tomar? Cuatro consejos te pueden ayudar a decidirte por la mejor mejor opción.


Erika Gaytán

Después de varios años, una pareja de novios decidió romper su relación, y las razones fueron muchas: falta de atracción, de respeto, de amor, monotonía, etcétera. El chico fue quien decidió dar por terminada la relación con la mayor sutileza posible, exponiéndole sus razones a ella. Su novia, quien ya había sospechado con sus actitudes, estuvo de acuerdo. Pero después de un año del rompimiento, el joven la buscó para reanudar la relación.

Sin duda, una de las líneas más delgadas que te puedes encontrar en la vida es la afectiva. De un lado se encuentra el amor y todo lo que conlleva: respeto, admiración, superación, apoyo, convivencia, cariño y entrega íntima; por el otro lado, la costumbre: conformidad, comodidad, “seguridad”, compañía y acto íntimo.

.

Como podrás darte cuenta, aunque la línea es bastante delgada, separa cosas muy diferentes. Por consiguiente, si estás en una circunstancia similar, te invito a que leas los siguientes cuatro puntos para que tengas más elementos que te ayuden a elegir lo que más te convenga hacer, porque esto puede ser decisivo para tu vida futura:

1. Haz un recuento

Te recomiendo que antes de tomar una decisión y con el fin de que tengas presente los pros y contras de reiniciar el noviazgo, hagas una reflexión sincera del por qué se dio su rompimiento: falta de atención, escasas demostraciones de afecto, cero respeto, falta de apoyo, celos desmedidos, violencia física o psicológica, falta de comunicación, no te permitía crecer como persona, etcétera.

2. ¿Por qué sí, y por qué no?

Toma una hoja, divídela en dos con una línea y escribe en un lado la pregunta, ¿por qué sí?, y en el otro ¿Por qué no? Reflexiona y recuerda las virtudes y defectos que le veías a tu pareja, así como los gestos y acciones que te agradaban y no de él. Es importante clarificar que la efectividad de este ejercicio va a depender del nivel de tu memoria y sinceridad.

3. Impedimentos graves para no regresar

Tú y tu pareja pueden tener diversas actitudes o formas de pensar con las que no coincidan, y es válido; lo que no te debes y puedes permitir es una cosa: la falta de respeto en cualquiera de sus presentaciones (psicológica, física, emocional e íntima), así como casos de infidelidad, que también es una falta de respeto muy grave; aunque ninguna de éstas haya sido propiamente la razón del rompimiento.

Advertisement

4. Evalúa quién eres ahora

Otra cosa que ayuda mucho es preguntarle a la gente que te rodea, a esas personas que sabes que te aman y que te conocieron antes y después de tu relación, como tus padres, hermanos y amigos, su opinión sobre la persona que eres ahora. ¿Te ven más fuerte, más débil, más feliz, con un dejo de tristeza? Y luego mírate en un espejo y con toda sinceridad, di lo que veas.

.

La importancia de esta decisión en tu vida es mucha, por eso es necesario que no lo tomes a la ligera. No permitas que la soledad o la nostalgia decidan por ti, éstas no son buenas consejeras cuando te enfrentas a una situación sentimental. Revisa, reflexiona y lleva a la práctica estos puntos que de seguro que te ayudarán a tomar la mejor decisión, y si al final no se da nuevamente la relación, es que no era para ti, ni tú para él.

Toma un momento para compartir …

Erika Gaytán

Oriunda de la tierra del taco, el mariachi y el folklore. Periodista de profesión y corazón. Por muchos años he tenido la fortuna de colaborar como docente en la educación de niños, adolescentes y jóvenes. La música, la enseñanza, la investigación, lectura y escritura son mis grandes aficiones.