Enseña a tus hijos cómo identificar y esquivar a personas extrañas

Si enseñamos a nuestros hijos a cuidarse e identificar situaciones o personas de peligro, podremos ayudarles a ponerse a salvo aún cuando no podamos estar con ellos.

Emma E. Sánchez

Siempre que veo las noticias en cualquier medio desgraciadamente no falta la noticia terrible de secuestro, robos de infantes, abuso y notas indignantes que me dejan el corazón agobiado de pensar en las víctimas, sus familiares y en especial mucha tristeza cuando los niños son los lastimados.

De ahí que sea tan importante enseñar a los niños a cuidarse y protegerse pues aunque no lo creas, la experiencia nos dice que cientos de niños son secuestrados frente a la mirada de sus padres porque los niños confiaron en la persona equivocada.

¿Qué cosas les debemos enseñar a nuestros niños para cuidarse de depredadores?

Faros un página española, publicó un artículo muy interesante y extenso donde no otorga una serie de temas que debemos tratar con nuestros hijos y que debemos ayudarles a entender por su propia seguridad.

Los extraños ¿confiar o no confiar en ellos?

Lo primero que debemos enseñarle a los niños es a identificar entre las personas desconocidas que deben evitar y aquellas en las que pueden acercarse para pedir ayuda, por ejemplo, en un caso de emergencia.

No todos los extraños son malos y hay algunos en los que se puede confiar. Si un niño necesita ayuda, muéstrale mientras van en la calle a las personas uniformadas, que aprenda a distinguir a un oficial de policía de tránsito, bomberos, personas de seguridad en un centro comercial, empleados de algún lugar con su uniforme o gafete, también enséñale a pedir auxilia a mujeres que llevan a sus hijos o a familias, adultos mayores y que siempre lo haga en lugares públicos y abiertos a la vista de mucha gente.

Advertisement

Cuando vayan en el carro, siempre enséñale donde vive un amigo o un pariente o algún lugar a dónde pueda recurrir.

Un gran error que muchos cometen es pensar que “los malos” los secuestradores o depredadores, son gente fea, que viste de negro y se parecen a los malos de las caricaturas pero no hay nada más falso. Los secuestradores y abusadores de niños son especialmente amigables, normales y prolijamente vestidos.

El peligro de los “desconocidos amables”

Estos desconocidos amables son las personas más peligrosas de este mundo pues se mezclan entre nosotros como cualquiera haciéndose pasar por confiables para llevar a cabo sus terribles propósitos.

Tu hijo debe de sospechar y correr para pedir ayuda cuando alguien le ofrezca:

  • Dar un paseo en carro

  • Regalos, dulces, juguetes un perrito

    Advertisement
  • Pedirle que desobedezca a sus padres para hacer un abroma o algo divertido

  • Si le piden guardar un secreto

  • Si intenta tocar sus partes íntimas o le pide que toque las suyas

O simplemente si el niño se siente incómodo cerca de esa persona que puede ser un hombre o una mujer de cualquier edad.

Prevenir los encuentros con personas extrañas

Muchas situaciones incómodas se pueden evitar haciendo lo siguiente:

Advertisement
  • Nunca perderlos de vista

  • No soltar su mano

  • Mostrarle lugares seguros dependiendo dónde se encuentren

  • Animarlo a jugar en grupo

  • No esconderse

    Advertisement
  • Enseñarle a reconocer lo que siente y hacer caso a sus instintos

  • Los 4 pasos que todo niño debe seguir

Trabaja con tus hijos estos pasos y explícale cuando debe seguirlos.

  • Decir NO

  • Huir corriendo del lugar

  • Gritar fuerte

    Advertisement
  • Buscar a un adulto de confianza para decirle lo que ha ocurrido

A los chicos más grandes se les debe de enseñar también sobre los peligros del internet y el contactar personas desconocidas en línea.

La seguridad de tus hijos es lo más importante, nunca bajes la defensa.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.