Los beneficios o perjuicios de que el recién nacido duerma en tu cuarto

Lo mejor y lo peor a la hora de tomar la decisión hacerlo o no.

Emma E. Sánchez

Tener un bebé recién nacido implica tener la total voluntad para aprender, estar dispuesta a experimentar y hasta cometer errores para entonces tomar las mejores decisiones para el bien de tu hijo.

Cuando se es una madre joven y primeriza, aparecen muchas voces dándote consejos, recomendaciones y tal vez en algún momento inclusive te puedas sentir hasta abrumada, así que en esta ocasión mi deber es poner a tu disposición la información oportuna para que tú llegues a tus propias conclusiones y junto a tu pareja hagan lo mejor que dicta su mente y su corazón.

Sobre el tema de dónde o cómo dormir a tu bebé, si solo en una habitación aparte, en una cuna en tu recámara o junto a ustedes en la misma cama y dormir en colecho como se le conoce, es un tema controversial y muy interesante de discutir cuando no eres tú la que tiene al bebé y debe tomar decisiones, así que vamos revisando todas las ventajas del colecho ¿estamos?

La página Bebes y mucho más publicó un artículo muy interesante favoreciendo el colecho:

¿Lo revisamos?

Ventajas

Advertisement
  • Es cómodo

Nadie se para dela cama, nadie pasa frío, si el bebé llora se le atiende rápido, es muy cómodo para el bebé y la mamá.

  • El bebé no pasará frío

Siempre estará calientito entre sus padres, lo que disminuirá el riesgo de enfermedades respiratorias.

  • Aumenta las posibilidades de lactancia al seno

Porque la mamá podrá inclusive relajarse y dejar que el bebé se quede en el seno todo el tiempo que quiera, ella inclusive descansa. Al no salir de cama, ir a otra recámara y todo lo que implica el moverse, es más fácil amamantar, muchas mujeres dejan de hacerlo por flojera e incomodidad, sí así como lo lees, la flojera es mayor que el cuidado y alimentación sana del bebé.

  • Disminuye los sueños malos o pesadillas

EL pequeño duerme seguro y tranquilo junto a su padres, si despierta él puede ver que no está solo y pronto puede volver a dormirse por sí mismo.

Mientras tanto otras fuentes como psicólogos investigadores de Uruguay, manifiestan la otra cara de la moneda:

Advertisement

Desventajas

  • Aumenta el riesgo de asfixia

Porque papá y mamá pueden llegar a perder la conciencia de que el bebé está ahí y aplastarlo, ahogarlo con una almohada o cubrirlo con demasiadas cobijas

  • Altera la intimidad de la pareja

La pareja deja de tener intimidad porque el niño está ahí con ellos y comienzan a distanciarse y dañar su relación.

  • Se alteran los periodos de sueño

Ya sea el de los padres que no duermen bien por cuidar del niño o del bebé porque los padres roncan, se mueven, trabajan en la cama, fuman, hablan mucho o ven TV.

  • Es poco higiénico

Son muchos los que consideran que el niño está en mayor riego de adquirir una enfermedad por las muchas bacterias y virus que los padres llevan a la cama.

  • Los niños se caen más

Si ponen en media de la pareja al niño lo sofocan y si lo ponen en una orilla se les cae.

Advertisement
  • El niño puede sudar demasiado

Estar en medio de dos adultos puede ser muy caluroso para un pequeñito.

  • La pareja se separa

La mujer por lo regular comete el error de voltearse hacia el bebé y dar la espalda al papá dejándolo fuera de la crianza y de la relación lo que más tarde conlleva al distanciamiento del matrimonio y que desgraciadamente muchas veces inclusive termina en infidelidades.

  • Buscando la mejor opción

Ningún extremo es bueno y la prueba es la gran recomendación de dormir a los bebés en cajas de cartón como la BBC lo propone en su artículo de difusión.

Platica con tu esposo y experimenten, dialoguen y tomen juntos las mejores decisiones para sus hijos, porque al final, ustedes y su forma de crianza y educación es justo la que tu bebé requiere.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.