Pensaron que era gripe: pero estuvo al borde de la muerte por una potencial bacteria

Ella podría haber evitado esta enfermedad si hubiera estado vacunada. ¿Cómo reconocer sus síntomas?

Fernanda Gonzalez Casafús

Cuando escucho acerca de aquellos grupos de personas que se niegan a la colocación de vacunas en sus hijos, me da escalofríos. Sí, es cierto que las vacunas tienen sus efectos secundarios, pero los prefiero mil veces antes que afrontar la muerte misma.

Según informa Daily Mail, una mujer de 30 años sobrevivió milagrosamente a una bacteria que ingresó y se propagó debido a que ella no tenía colocada una vacuna. Los síntomas fueron confundidos con una gripe y el calvario comenzó.

Una gripe que no lo era

Sarah Joyce se encontraba en la cima del éxito laboral. Había conseguido su trabajo de ensueño, y se encontraba feliz. Un día en su hogar cuando comenzó a sentrise algo engripada. Tenía un poco de temperatura y se encontraba débil. Pensó que se trataba de una gripe, y lo dejó pasar. Sin embargo, a los pocos días, comenzó a notar un salpullido color púrpura en todo su cuerpo y eso la hizo alarmar.

En pocas horas, los especialistas ya tenían el diagnóstico. El cuerpo de Sarah estaba siendo atacado por una bacteria meningocóccica, y se trataba de algo potencialmente mortal. Los médicos no le daban muchas esperanzas de vida, aunque su familia nunca dejó de rezar por ella.

Qué es la enfermedad meningocóccica

El meningococo es una bacteria que puede causar la muerte si no se descubre y trata a tiempo, según el sitio de la Organización Mundial de la Salud. La meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal, y existen vacunas en todo el mundo para prevenirla.

Advertisement

Síntomas

Los síntomas no son fáciles de identificar, pues muchas veces se confunden con los síntomas de un resfrío o gripe.

  • fiebre

  • náuseas

  • vómitos

  • falta de energía

    Advertisement
  • confusión

  • mareos

  • irritabilidad

  • dolor de garganta

  • manchas color púrpura o moretones

    Advertisement

Según Daily Telegraph, la diferencia entre el meningococo y la gripe es que con el meningococo, una persona empeora muy rápidamente en tan solo un día. Es por ello que, ante la aparición de los síntomas y un visible deterioro de la salud, se debe acudir rápidamente al médico.

¿Cómo se transmite el meningococo?

La bacteria se transmite de persona a persona a través de las gotas de las secreciones respiratorias o de la garganta. La propagación de la enfermedad se ve facilitada por el contacto estrecho y prolongado (besos, estornudos, tos, vajillas y cubiertos compartidos) con una persona infectada. El periodo de incubación medio es de 4 días, pero puede oscilar entre 2 y 10 días.

Sarah se salvó de milagro

Luego de estar 8 días en un coma inducido, se despertó en un hospital. Su nariz se había vuelto de color negro por la enfermedad, y varios de sus órganos ya no funcionaban: su vesícula biliar, su bazo, sus dos riñones y el 80 % de sus intestinos. Su estado era extremadamente delicado y se encontraba constantemente monitoreada por aparatos, pues su vida podía declinar de un momento a otro.

Todo podría haber sido prevenido con la vacuna

Al parecer, Sarah no tenía colocada la vacuna contra el meningococo. Según reporta Little Things, Sara hizo pública su historia para alertar a las personas acerca de la importancia de la vacunación en los niños.

Hoy, aunque su recuperación está siendo muy lenta, la joven está tratando de salir día a día y recuperarse por completo: “Estoy muy agradecida de tener personas tan maravillosas en mi vida”, dijo. “Todo lo que he pasado puede ser prevenido con una vacuna. Cualquiera puede contraer esta enfermedad; me pasó a mí, y podría pasarte a ti”, explicó, para en forma de advertencia.

Advertisement

Actualmente, y a un año del diagnóstico, la familia de Sarah junta fondos en la página GoFundMe para ayudarles a costear sus tratamientos médicos. Asimismo, todo su progreso méedico puede verse en la página de facebook que creó su familia para tal fin, llamada “La recuperación de Sarah

Nunca subestimes los síntomas que tu cuerpo manifiesta. Un simple resfriado podría no serlo y tratarse de algo que requiera urgente intervención médica. Asimismo, vacuna siempre a tus hijos según el calendario vigente. Un efecto secundario será tan sólo eso, pero una fatalidad que podrías haber evitado, la lamentarás toda tu vida.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.