¿Qué hora es la mejor para que tus hijos hagan su tarea? y te decimos cuál es la PEOR

¿Tus hijos se tardan horas y horas para hacer sus tareas? Aprende qué hacer para cambiarlo y asegurarte que aprenderán.


Adriana Acosta Bujan

El aprendizaje, el conocimiento, la creatividad y otras habilidades se desarrollan con la práctica y constancia, esa es la razón por la que muchos docentes dejan tareas. El momento de hacer la tarea puede ser algo fastidioso para los hijos y también para los padres, puesto que muchas veces los niños suelen tardarse horas y horas sin poder terminar algunos ejercicios sencillos, lo cual lleva a los padres a un estrés.

La solución para que los hijos realicen sus tareas rápidamente y aprendan, se encuentra en el espacio y la hora específica, la idea se basa en establecer una rutina de estudio, aunque algunos días no lleven tarea a casa.

¿Cuál es el espacio ideal?

Establecer un lugar específico para el estudio, fuera de distractores como la televisión, consolas de juego o cualquier otro. Debe ser un lugar cómodo, iluminado y tranquilo, puede ser un escritorio en su dormitorio, la mesa de la cocina o comedor, la idea es hacer que se concentren.

La silla debe ser la ideal a su estatura y el tamaño de la mesa, no más grande o pequeña, puesto que la postura influye mucho en la concentración y memoria. Recuerda que la espalda debe mantenerse recta, para evitar que tus hijos estén incomodos y se muevan a cada rato.

Enséñalos a ser responsables

Por lo general, los niños anotan la tarea en una libreta especial, por lo que ellos deben estar conscientes de sus tareas y pendientes escolares, de lo contrario es importante enseñarles que todo acto tienen consecuencias. No por el simple hecho de no llevar anotada la tarea, significa que no harán nada.

Te comparto: 4 frases que NUNCA debes decir cuando tu hijo está haciendo la tarea

¿Cuál es la hora adecuada?

Se recomienda hacer la tarea una o dos horas después de llegar del colegio. Por lo común, los niños llegan a casa, se quitan su uniforme, se lavan las manos, comen y se relajan, a lo mejor prenden la televisión o juegan algun video juego. Después de ese tiempo, deberás ser firme y decirles a tus hijos que es momento de estudiar. Recuerda que debe ser siempre a la misma hora y todos los días, como una rutina establecida.

Advertisement

Dentro de sus hábitos de estudio, se recomienda la lectura por lo menos 15 minutos diarios, aunque no esté establecido en su libreta de tareas.

Te comparto: El aprendizaje va más allá de la escuela

Lo que debes aprender

1. Interés en sus cosas

Los padres o tutor deben mostrar un interés en ayudar con los deberes y tareas escolares, pero no quiere decir que se les haga la tarea, puesto que es responsabilidad de los hijos. Puedes motivarlos y reconocer sus habilidades y destrezas cuando ellos hagan su tarea, incluso guiarlos, de esa manera, ayudarás a tus hijos a tener confianza, independencia y seguridad.

2. Un plan de acción

Para que los hijos tengan éxito en sus tareas, es importante que lo padres enseñen a los hijos a realizar un plan de acción, lo que significa en saber priorizar sus tareas y clasificarlas, de acuerdo con la dificultad y tiempo de entrega. Cuando los pendientes son pesados o complicados, se recomienda 15 minutos de descanso por cada hora.

3. Motivación

Todos necesitamos una motivación para hacer cualquier cosa, por ejemplo cuando trabajas la recompensa que se espera es económica. Al igual que tú, los hijos necesitan tener una recompensa o motivación, puede ser a largo plazo o mediano. Recuerda siempre cumplir tus promesas, de lo contrario perderás credibilidad y confianza ante ellos.

La hora de hacer la tarea no debe ser un fastidio para ambos, recuerda que tus hijos necesitan tu guía y apoyo cuando son pequeños. Disfruta de sus ideas, creatividad y dedicación, es una etapa maravillosa, que sí le enseñas a tiempo a ser responsable, poco a poco los hijos ya no necesitarán más de tu ayuda.

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias