Una niña estuvo al borde de la muerte tras ser arañada por un gato y desarrollar un síndrome mortal

Las lesiones le produjeron una infección que la llevó al riesgo de perder la vida. Toma éstas precauciones y mantén a tu familia feliz y protegida.

Fernanda Gonzalez Casafús

A los niños les encantan los animales. Sin embargo, las actitudes de éstos no siempre son predecibles. En Inglaterra una niña de 3 años desarrolló el mortal síndrome de shock tóxico, tras ser atacada por su gato mientras estaban jugando. Hoy su madre alerta a la población sobre los peligros de este síndrome.

Kelly Batstone observaba alegremente cómo su hija Lilanna jugaba con su pequeño gatito en el patio de su casa, de acuerdo a Mail Online. Nunca imaginó que de un momento a otro sucedería lo que sucedió. De repente, el animal se prendió del cuello de la pequeña de casi 3 años, quien comenzó a llorar. Inicialmente, su madre pensó que era sólo un rasguño, pero en cuestión de horas todo fue en peor.

La pequeña Lilanna estaba luchando contra la varicela cuando ocurrió el incidente. A las pocas horas de ser lastimada por su gato, la niña comenzó a presentar un insoportable dolor y no paraba de gritar. Su madre la llevó de inmediato al hospital, donde los médicos comenzaron a investigar la causa del malestar de la niña, quien además, no paraba de vomitar.

Al parecer, en un primer momento, parecía sólo un rasguño, y de hecho, la niña sólo se había molestado un poco. Cuando Kelly la acostó esa noche a la niña vio que la magulladura en el cuello, donde el gato había arañado, estaba bastante roja. Y en medio de la madrugada, la pequeña se despertó llorando diciendo que su cuello le dolía mucho. Allí Kelly constató que la mancha en el cuello donde la mascota había mordido estaba ahora de mayor tamaño y tenía allí un bulto hinchado. El instinto de madre le decía que algo no estaba nada bien y fueron de inmediato con su esposo al hospital.

Al principio, cuando llegaron al hospital,la niña corría por los pasillos. Pero en cuestión de minutos, comenzó a vomitar profusamente y colapsó en brazos de su madre; la pequeña estaba sin signos vitales. Les tomó una hora a los médicos resucitar y restituir a la pequeña, quien tenía su cuerpo lleno de erupciones. Los doctores le inyectaron antibióticos, y cuando la pequeña estuvo estable conversaron con la madre acerca del diagnóstico

Advertisement

Síndrome de Shock Tóxico

Los médicos le explicaron a Kelly que lo que Lilanna había desarrollado era el síndorme de shock tóxico, que sucede cuando una bacteria entra en el cuerpo y libera toxinas dañinas. Kelly dijo, “solo sabía lo que era el síndrome de shock tóxico al leer sobre ésto en las cajas de tampones, ya que los tampones pueden causarlo. No me di cuenta de que era algo que los niños podrían tener. Fue aterrador porque, aunque no sabía mucho al respecto, sí sabía que era realmente serio”

La mujer admitió que fue gracias al médico que atendió a la niña que pudieron llegar al diagnóstico: “El médico que la diagnosticó dijo que tuvimos suerte, porque es bastante raro, y no siempre lo detectan rápidamente. Si no fuera por ese médico, no creo que Lilanna esté aquí hoy”.

Hoy, la pequeña se encuentra estable, pero los médicos le dijeron a la madre que existe la posibilidad de que pueda desarrollar la enfermedad nuevamente en algún momento de su vida, pues su cuerpo, ante una bacteria infecciosa, puede reaccionar de la misma manera. “Si vemos alguna señal, tendremos que llevarla al hospital de inmediato. Si ella se cae y se corta a sí misma, también debemos vigilar cualquier herida. Voy a estar extremadamente atenta y realmente desconfiado de todo “.

¿Cómo se manifiesta el síndrome de shock tóxico?

De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina, el síndrome de shock tóxico es causado por una toxina que entra en el cuerpo por algunos tipos de bacterias. Normalmente se asocia esta afección al uso prolongado de tampones, pero lo cierto es que actualmente menos de la mitad de los casos reportados se corresponden con el uso de tampones. Este sindrome puede ocasionarse después de una lesión donde hay cortes, luego de una cirugía o de una quemadura.

Los factores de riesgo pueden incluir:

Advertisement
  • Haber dado a luz recientemente

  • Infección infección estafilocócica

  • Cuerpos extraños o tapones nasales

  • Periodo menstrual

  • Cirugía reciente

    Advertisement
  • Uso de tampón (particularmente si se deja por mucho tiempo)

  • Infección de una herida después de cirugía

Síntomas para estar alertas

Según el sitioKid´s Health, el síndrome de shock tóxico comienza de repente, habitualmente con fiebre alta (más de 38 grados), una disminución rápida de la presión sanguínea (con desequilibrio o desmayo), confusión, vómitos, diarrea, dolor de cabeza o dolores musculares. Otros síntomas a tener en cuenta son:

  • Confusión

  • Diarrea

    Advertisement
  • Malestar general

  • Dolores de cabeza

  • Fiebre alta, acompañada en algunas ocasiones por escalofríos

  • Presión arterial baja

  • Dolores musculares

    Advertisement
  • Náuseas y vómitos

  • Insuficiencia en órganos (generalmente los riñones y el hígado)

  • Enrojecimiento de ojos, boca y garganta

  • Convulsiones

  • Erupción roja y generalizada que se asemeja a una quemadura solar

    Advertisement

Existen acciones cotidianas que podemos implementar para prevenir este sindrome. Por ejemplo, el lavado habitual de las manos, el uso medido de tampones (es decir, cambiarlos con frecuencia), y limpiando bien las heridas cortantes apenas se producen.

Enfermedad por arañazo de gato

En el caso particular de la niña, la herida del arañazo en el cuello de la pequeña se vio infectada y por ello se desarrolló el síndrome de shock tóxico. Pero existe también una enfermedad llamada comúnmente “enfermedad por arañazo de gato”, que se trata de una infección causada por la bacteria Bartonella henselae, y es transmitida por un arañazo o una mordedura de un gato infectado, de acuerdo al sitio de publicaciones médicas MSD.

En esta enfermedad, en la zona arañada por un gato, aparece un bulto rojo. Por lo general tiene costra y puede contener pus. A veces, y aún luego de haberse curado el arañazo a la vista, los ganglios linfáticos cercanos se inflaman y se muestran sensibles y llenos de pus. La persona afectada puede tener fiebre, dolor de cabeza y falta de apetito. En las personas saludables, un tratamiento con antibióticos puede aliviar la afección; mientras que en las personas con un sistema inmunológico debilitado puede ocasionarle la muerte.

De acuerdo al Centro de Control y Prevención de enfermedades, alrededor del 40% de los gatos portan la bacteria B. henselae en algún momento de sus vidas, aunque la mayoría de los gatos con esta infección no muestran signos de enfermedad.

Es importante estar alerta a los síntomas y sobre todo, tener en cuenta las formas de prevención.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.