Adolescente mata a su hija recién nacida y usa Facebook para pedir ayuda, ¿cómo contener a tus hijos?

La joven de 16 años, hizo algo impensado y ahora enfrenta cargos criminales. ¿Qué hacer para que las cosas no se nos vayan de las manos con nuestros hijos?


Mariel Reimann

Antonia Lopez, no va a ser ni la primera, ni lamentablemente, la última adolescente que quede embarazada y que no sepa cómo lidiar con la situación. De acuerdocon el Daily Mail, esta joven de 16 años habría arrojado a su hija, recién nacida, desde un segundo piso y pidió ayuda en Facebook, antes de que llegara el 911.

Su abuelo y amigos de la escuela afirman no haber sabido que ella estaba embarazada, y el desencadenamiento de esta historia, fue más que una sorpresa.

Según los reportes, la joven le habría dicho a su madre acerca de lo que había hecho con su hija recién nacida. Su madre fue quien encontró a la bebé en el pasto a un lado de la vivienda y llamó para pedir ayuda. La bebé murió camino al hospital.

En ese lapso, Lopez, utilizó su cuenta en Facebook para pedir ayuda a alguien que tuviera un vehículo para que la transportara.

“¿Quién puede hacerme un favor enorme y tiene un auto?”

Según lo publicado en el Daily Mail y por los testimonios de sus amigos y familiares, Antonia no era “así”.

El abogado de la corte del condado de Douglas, Don Kleine, habría dicho que la bebé habría nacido prematura, pero que habría nacido con vida. Lopez fue llevada al hospital y luego acusada de abuso de menor resultando en la muerte.

Advertisement

¿Cuándo se nos van de las manos nuestros hijos? ¿Cuáles son las señales de que algo está mal?

Algunas de las señales de que algo está mal o de que está cambiando en un adolescentes, tienen que ver con su comportamiento y con las cosas que hace. Es imprescindibles que como padres les prestemos atención.

De acuerdo al Huffington Post, hay cinco señales que deben servir de alarma para cualquier padre:

1. Comienza a encerrarse

La mayoría de los adolescentes lidia con los problemas encerrándose en si mismos. Mientras la mayoría de los adultos recurrimos a otras personas por consejos, o por la simple compañía y oportunidad de expresar lo que nos molesta o preocupa, los adolescentes tienden a hacer lo opuesto.

Ellos tienen pánico a ser juzgados o rechazados, por ello cuando algo está mal, prefieren la soledad.

Es importante que analices los cambios sin forzarlos a que vuelvan a ser cómo eran antes, antes de conocer la raíz del problema. También es importante notar si el adolescente se aísla en presencia de ciertas personas y no de todas, ya que esto puede estar dando más pistas de lo que está sucediendo.

2. Tiene bruscos cambios de estados de ánimo

Los adolescentes se caracterizan por los cambios, pero no todos los cambios son normales. Es importante que puedas separar lo que es normal de lo que es abrupto, exagerado y diferente.

Los cambios de estados de ánimos, pueden estar denotando problemas hormonales, neurológicos o sociales.

Estos síntomas de que algo no está bien, no pueden ser ignorados; recuerda que están creciendo y que pueden tomar decisiones que les pueden alterar el resto de sus vidas.

3. Usa drogas y/o alcohol

Ningún adolescente está exento de esto, y poner tu confianza plena en que no lo hará, no es lo mejor que puedes hacer. Según los expertos, los padres más confiados, son los más desilusionados en el futuro.

Advertisement

4. Tu familia tiene un historial de uso y abuso de drogas o alcohol

El hecho de que alguien en la familia use o abuse de estas sustancias, no quiere decir que automáticamente hará que el adolescente también lo haga, pero sí tiene una gran influencia en lo que éste decida o no.

5. Está tomando riesgos y tú lo ves como parte de la adolescencia

Uno de los peores errores que los padres cometemos es el de tolerar o justificar el mal comportamiento, mal rendimiento escolar, ‘travesuras’ y malas conductas en general, basado en que sólo están siendo un adolescente.

Debes tratar de mantener una buena comunicación con ellos, crear límites y hacer que sean respetados. Debes observar si algo ha cambiado, ver esas señales que muchos padre decidimos ignorar con la esperanza de que el problema desaparezca cuando crezca.

Los problemas no desaparecen cuando los ignoramos, sino que se hacen más grandes hasta que se nos salen de control.

Pide ayuda

No hay nada de malo en pedir ayuda como padre cuando las cosas no están saliendo bien. No te vuelvas su peor enemiga, pero tampoco seas su cómplice.

Toma un momento para compartir …

Mariel Reimann

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.