El silencio es una forma de conversación eficiente con tus hijos

Si crees que el silencio es una pérdida de tiempo tienes que leer esto.


Denhi Chaney

Muchos le tenemos miedo al silencio, de hecho lo evadimos a toda costa. ¿Quién no se ha visto en la necesidad, por pura ansiedad propia, de terminar un silencio con cualquier comentario? Creo que muchos nos podemos identificar. No obstante, el silencio tiene su función, y cuanto más le des la bienvenida menos te incomodará, y ganarás más habilidad para tener una comunicación más eficiente. En este artículo me quiero concentrar en el inevitable silencio que sucede cuando queremos hablar con nuestros adolescentes, puesto que la buena comunicación es esencial para tener una buena relación con ellos.

Es esencial que aprendamos a darle la bienvenida al silencio si queremos en verdad conocer a nuestros adolescentes, así que practica primero el estar sentada en silencio, puedes también practicar con tu pareja y con otras personas con la que te sientas cómoda. Todo esto toma tiempo, así que aquí están algunas razones por las cuales el silencio es importante en este tipo de conversaciones.

1) Escuchamos

Es indiscutible que no podemos hablar y escuchar al mismo tiempo. Tu silencio te provee la oportunidad de escuchar a tu adolescente, que es en verdad lo que más necesita. La mayoría de los padres hacemos las cosas al revés hablamos 90% y escuchamos 10%, cuando en realidad tenemos que escuchar la mayoría del tiempo.

2) Les damos tiempo

Muchas veces el silencio no es indicación de que no quieren hablar sino que se están tomando el tiempo para organizar sus ideas, ya que créelo o no, su cerebro está desarrollando aún la habilidad de pensar de forma lógica y no dejarse guiar por sus emociones solamente. Así que no le temas al silencio y dales tiempo para que ellos mismos sepan qué es lo que están pensando y sintiendo.

3) Ellos hablan

Este punto es la otra parte que nos corresponde, guardar silencio. Cuando nosotros hablamos ellos guardan silencio – que es lo que no queremos. Así que respeta el silencio y permíteles hablar aun cuando esto indique que tú casi no abras la boca; les ayuda más que mandes el mensaje de que estás interesada en entenderlos en lugar de darles cien consejos.

4) Demuestra el afecto

Aun con las mejores intenciones muchas veces nuestros adolescentes se van a rehusar a hablar, y es en estos momentos cuando tenemos que aceptar el silencio y respetar su deseo de estar callados. El hecho de sentarse en silencio, y tomarle de la mano o sentarse cerca (cualquier forma de afecto físico) demuestra que estamos ahí, demuestra nuestro afecto y amor; y tal vez esto sea suficiente para que ellos mismos en un futuro quieran hablar y no guarden silencio.

No le huyas más al silencio y acepta que forma parte de la comunicación, en especial cuando hablamos de adolescentes. Practica estos sencillos consejos y verás cómo te vuelves mucho más hábil en usar el silencio como una forma más de mejorar las relaciones con tus seres queridos.

Advertisement
Toma un momento para compartir …

Denhi Chaney

Denhi Chaney es egresada de la Universidad de Brigham Young con maestría en Terapia de Matrimonio y Familiar. Denhi también es esposa y madre de un niño. Puedes contactarla en .