Éstos son los síntomas que menos te imaginas que indican que podrías padecer cáncer de mama

La prevención es una herramienta imprescindible para frenar la letal enfermedad a tiempo ¿estás correctamente informada sobre sus síntomas?

Fernanda Gonzalez Casafús

Nos han enseñado a las mujeres que debemos hacer una inspección manual de nuestras mamas para poder detectar a tiempo cualquier bulto. Pero no siempre el primer síntoma puede ser un bulto, sino que el cuerpo puede manifestar la enfermedad a través de otros síntomas no tan comunes.

Mail Online recoge la historia de Emily Nunn, de 40 años, quien padece de cáncer de mama y está advirtiendo a las demás mujeres acerca de la enfermedad, pues ella tuvo síntomas poco frecuentes o, al menos, no tan conocidos popularmente. Mientras tanto, otra mujer, llamada Katherine Vesey, también experimentó algunos indicios de cáncer de mama, como hematomas en sus costillas, pero fueron asociados a otra enfermedad.

Dos síntomas y un mismo mal

Emily fue diagnosticada con cáncer de mama en octubre del año pasado. Aún recuerda el momento en que tuvo que decírselo a sus dos hijos y a su esposo, quien ya había perdido a su madre por la misma enfermedad. Hoy, su familia es su apoyo inquebrantable, y ella cuenta su historia para que otras mujeres estén alerta a las señales que pueden dar su cuerpo.

En junio de 2016 Emily notó que una secreción espesa y color blanco salía de su pezón. “No tenía idea de qué se trataba, simplemente sabía que claramente no era normal”, dijo la mujer. “Mi médico lo revisó, pero me dijo que no era nada, desapareció después de una semana”. Sin embargo, a los pocos meses encontró un bulto en su seno. La secreción había sido un primer indicio, pero ni el médico lo había tenido en cuenta que podía relacionarse al cáncer.

Así, Emily, con una sensación tremenda de impotencia, sintió que el mundo se derrumbaba a sus pies. El tratamiento fue agotador. Necesitó de muchas sesiones de quimioterapia y radioterapia y una cirugía donde extrajeron su tumor de la mama. Hoy, se encuentra en recuperación y por el momento no hay indicios de que el cáncer siga avanzando. Sin embargo, aún guarda recuerdos del mal trago, aunque reconoció que se siente más fuerte que nunca

Advertisement

Emily agregó: “Ser consciente de los senos es tan importante para mí ahora. Estoy constantemente revisándome y buscando cambios, cualquier cosa inusual en absoluto ya que sé que muchas cosas pueden significar cáncer de mama “.

Por otro lado, una mujer llamada Katherine también se percató de que algo extraño sucedía con sus senos, pero al principio no lo asoció al cáncer, puesto que en primera instancia no habían aparecido los famosos bultos. La primera señal que Katherine tuvo de que algo estaba mal fue cuando sintió una costilla magullada. Luego notó lo que parecía un trozo de cuerda justo debajo de su piel, y ello resultó ser la enfermedad de Mondor, una afección rara causada por la inflamación de una vena justo debajo de la piel del pecho o la pared del pecho.

Katherine llevaba un estilo de vida activo, y pensó que esa vena inflamada tenía que ver con ello, puesto que la enfermedad de Mondor es causada muchas veces por una lesión o por un exceso de ejercicios físicos. Así que la mujer pensó que se trataba de ello. Sin embargo, cuando Katherine cumplió 42 años y fue a una ecografía de rutina, los médicos detectaron dos bultos muy densos en su pecho.

La mujer se sumió en un profundo dolor y pensó que le quedaba poco tiempo de vida. Pero cuando los médicos le dijeron que su cáncer era tratable esa noche festejó junto a su marido y sus hijos con la esperanza de salir adelante. Ella terminó hace apenas unos meses el tratamiento de radioterapia y está tratando de volver su vida a la normalidad. A pesar de todo, pudo salir adelante y su mensaje puede ayudar a miles de mujeres que estén atravesando su misma situación.

Los síntomas raros del cáncer de mama

Emily y Katherine, como cientos de mujeres alrededor del mundo, padecieron señales de cáncer de mama sin tener siquiera la sospecha inicial que se trataba de ello.Una, la secreción blanca y la otra, la vena hinchada bajo su piel. Por lo general, nos asustamos sólo cuando notamos un bulto en la mama, pero historias como éstas son de gran importancia para concientizar a la población acerca de los síntomas de la enfermedad que no siempre conocemos.

Advertisement

De acuerdo al Instituto Nacional de Cáncer, los síntomas asociados al cáncer de mama, además de los bultos, son:

  • Inflamación de la mama (edema)

  • Irritación y enrojecimiento de la mama (eritema)

  • Seno con coloración rosado o de aspecto magullado

  • Piel del seno con aspecto de cáscara de naranja

    Advertisement
  • Aumento del tamaño en el seno

  • Sensación de dolor, ardor o pesadez al palparse la mama

  • Pezón invertido

  • Secreción o sangrado

  • Erupción en el pezón o alrededor del mismo

    Advertisement

Es importante mencionar que algunos de éstos síntomas también se corresponden con otras enfermedades. Es por ello que ante la aparición de cualquiera de ellos, lo mejor es acudir de inmediato a un especialista.

De acuerdo aBBC, y según el Fondo Internacional de Investigación Mundial del Cáncer, el cáncer mamario es uno de los más comunes entre las mujeres y la rapidez con la que la mujer acuda al tratamiento hará que el mismo sea efectivo o no. Es decir, que ante la aparición de cualquier indicio, es fundamental no dejarse estar, porque de lo contrario el cáncer puede avanzar rápidamente y ser mortal.

Tu salud es primordial. Y como mujer, debes conocer tu cuerpo y cuidarlo. No dejes de hacerte los chequeos anuales y ante la menor duda, consulta a tu médico.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.