Que la vuelta a clases no sea un dolor de cabeza. Consejos para ahorrar y no morir en el intento

La vuelta a clases muchas veces es sinónimo de endeudamiento. Por eso, antes de comprar lee estos sencillos consejos que harán que tu presupuesto rinda un poco más.


Camila Ignacia Gómez González

La vuelta a clases es un tremendo dolor de cabeza para muchos padres. Deben organizarse de una u otra manera para que el presupuesto de siempre rinda por tres, y así poder comprar todos los materiales que les piden a los niños. Sin embargo, hay algunos consejos que puedes considerar para no recurrir al tan temido endeudamiento:

Comprar al por mayor

Acudir a las tiendas mayoristas es una excelente opción a la hora de ahorrar. Considera que los niños no solo necesitarán lo que piden en la lista de principio de año, sino que también van a necesitar reponer algunos materiales durante el resto del año.

Ir comprando durante el año

Este método es uno que usamos en nuestra familia: vamos comprando poco a poco durante el año materiales pequeños y que sabemos que de un año a otro, de cualquier forma se necesitarán. Por ejemplo: lápices de colores, gomas de borrar, plumones (fibrones), sacapuntas, pegamentos, tijeras, etcétera.

Reciclar

A fin de año, mi hijo recibe todos los materiales que sobraron de las actividades hechas en el colegio. Pues bien, lo que hago es dejar una caja organizadora con los lápices sobrantes, de esta forma no debo comprar para cuando le envían tareas a casa. Lo mismo hago con papeles, cartulinas o cartones, pues cuando debe hacer presentaciones o recuerdos para sus compañeros, incurro en gastos mínimos, que no afectan nuestro presupuesto familiar.

Cotizar y comparar

Algunas escuelas o colegios suelen solicitar libros especiales para el desarrollo de actividades. Para eso, dedico al menos una o dos semanas para la cotización de ellos. A veces la diferencia de precio es menor, pero si lo piensas, ahorrar unos centavos puede ayudarte a terminar de comprar el resto de materiales necesarios.

Ir al mercado de libros usados

Es muy común, al menos en mi país, que a los niños les soliciten libros para el plan de lectura anual. Lamentablemente, aquí los libros tienen un impuesto que hace que sus precios sean muy elevados. Por ello, cada vez que necesito un libro, primero acudo al mercado de libros usados, pues la mayoría de los niños solo lo leen una vez y quedan como nuevos. Esta opción podrá llevarte a ahorrar hasta un 60% del valor del libro nuevo.

Comprar cosas simples

Con esto me refiero a que como familia hemos decidido comprar cosas que no contengan carátulas de dibujos animados famosos o cantantes de moda. Eso dispara el precio del producto, y por ende, la cantidad de dinero total gastado en la lista.

Advertisement

Busca becas y opciones de financiamiento del Estado

Algunos países ponen a disposición de los padres diferentes programas de becas, para aliviar la carga económica que significa tener varios niños en edad escolar. Consulta en el ministerio de educación o directamente en el colegio de tus hijos las opciones y fechas de postulación disponibles.

Otra opción es dejar un parte mensual del presupuesto familiar destinada al ahorro, para enfrentar los gastos escolares de manera más sencilla. Lo importante es que siempre busquen un ajuste que les permita llegar de buena manera a fin de mes, sin tener que solicitar grandes créditos que puedan perjudicar el desarrollo normal de la familia. ¡Feliz regreso a clases!

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.