10 herramientas básicas que usan los padres que crían hijos exitosos

No es tarea fácil, pero ayudar a tus hijos a alcanzar sus metas te hará sentir orgulloso. ¿Cómo lo estás haciendo tú?

Erika Patricia Otero

«Debes acostarte temprano para que mañana, cuando despiertes no tengas deseos de seguir durmiendo y descanses bien» , «Estudia para que seas independiente y alguien de provecho». Esas eran algunas de las cosas que mis padres me repetían de manera constante para formar mi carácter. Sin embargo, debo reconocer que las llegue a considerar una tortura.

Yo no quería acostarme temprano y menos los lunes cuando daban el «Chavo del 8» a las 9 de la noche. Tampoco quería levantarme temprano para ir a estudiar, pero tenía que hacerlo porque entraba al colegio a las 7 de la mañana. Para ese entonces, todavía los niños podíamos dormir hasta las 5 y 30 am, y no como ahora que entran a las 6 de la mañana y mi sobrino debe levantarse a las 4 a.m.

Las reglas eran -según lo sentía- interminables y fastidiosas; pese a eso, hicieron de mí una mujer responsable, arriesgada, dedicada y fuerte (más de lo que alguna vez de niña pude imaginar). Para serte franca, me siento feliz de lo que hicieron por mí.

Por supuesto, mis padres no fueron perfectos y erraron en muchas cosas -como todos los padres del mundo-; pero ellos hicieron lo que pudieron con las herramientas que tenían a mano, y estoy feliz con lo que he logrado en mi vida.

¿Qué es el éxito?

Partamos del hecho de que el éxito es relativo para cada ser humano. Lo que para algunos en una mediocridad, para otros es todo lo que siempre desearon; nadie tiene por qué sentirse ni más ni menos por sus logros.

Advertisement

El problema puede surgir cuando los sueños de éxito de los hijos chocan con lo que cada padre desea para ellos. Es acá donde los padres deben confiar en la educación que dieron a sus pequeños, en darles la oportunidad de hacer sus propias elecciones. Unido a lo anterior, algo que como padre no debes olvidar jamás, es que forzar a tu hijo a hacer lo que tú no pudiste -por la razón que fuera-, no solo va a frustrarlos, sino que va a distanciarlos.

Por eso, para que te sea más fácil confiar en las aspiraciones de tus hijos, lo que debes hacer es darle las herramientas para que logre el éxito que busca y merece.

10 herramientas básicas de crianza que usan los padres que crían hijos con buena autoestima y exitosos

1 Haz que todos en casa estén adelantados al horario

Procura que el tiempo les rinda cada día para todo lo que deben hacer. Para lograrlo, adelanta los relojes de todos por lo menos unos 10 minutos. Esto hará que hagan las cosas con tiempo y sin afanes.

También es bueno que todos las noches dejen preparadas las mochilas, uniformes, loncheras para el nuevo día de estudio; eso les evitará estar bajo presión.

2 Dedica tiempo para empezar el día en familia

La familia es el núcleo de la sociedad, por ello es vital que compartan tiempo juntos y si es al momento de desayunar, mucho mejor.

Advertisement

Un desayuno  en familia hará que compartan una buena comunicación y les llenará de energía para comenzar un nuevo día.

3 Dales libertad a tus hijos para actuar

Es cierto que deseas que tus hijos hagan buenas elecciones, pero elegir y hacerles tú todo, solo los va a volver dependientes de ti.

Cuando tus hijos aprenden desde pequeños que a veces las elecciones que se hacen tienen consecuencias negativas, pronto aprenderán la lección y no volverán a errar el camino.

Puedes ayudarles a hacerse más responsables asignándoles tareas en el hogar que les ayuden a hacerse independientes.

4 Déjalos que sientan frustración, ira, dolor y fracaso

Todos experimentamos dolor, ira, frustración, y tus hijos no son la excepción. Permitir que sepan enfrentarse a esas emociones negativas les ayudará a fortalecer su carácter y les preparará para los retos de la vida adulta.

Advertisement

5 Todo extremo es malo (y más cuando se trata de crianza)

Criar niños no es tarea fácil, y muchas veces pueden llegar a «sacarte de tus casillas», pero hacerse tontos e ignorar sus mal comportamiento o golpearlos y gritarles no va a solucionar nada.

Enséñales que si no se comportan de la manera apropiada, van a tener que asumir las consecuencias de sus actos. Para ello, coloca reglas y mantente firme  en su cumplimiento y respectivo correctivo en caso que no las cumplan. Recuerda que los niños necesitan quien les guíe con buen ejemplo y les ayude a enderezar sus pasos.

6 Ten en cuenta la alimentación equilibrada

Como padres saben que hay alimentos que son básicos en las dietas de los niños, y otros que son opcionales. Cuida que la dieta sea variada y rica, además que coman solo lo justo y necesario para la edad de cada uno de ellos.

7 No te sientas culpable

Todo padre y madre tiene sus responsabilidades y también se cansan. Sentirte culpable porque a veces no quieres cocinar y compras pizza o pollo o porque tienes que trabajar mucho es innecesario.

Tus hijos necesitan que seas incondicional, que el tiempo que estén en casa o quieran pasar con ellos sea de calidad y se diviertan forjando recuerdos valiosos para tus hijos. Muestras interés real por sus asuntos, escúchalos y apóyalos en sus dificultades; pero por sobre todas las cosas cuídate, porque si tú no estás bien, ellos difícilmente lo estarán.

Advertisement

8 Cuida que el uso de tecnología sea limitado y adecuado para la edad de cada uno de tus hijos

Celulares, tabletas, consolas de video juegos, computadores y más son los males del siglo presente. En muchos hogares hay de estos aparatos y tú debes tener control sobre ellos. Quítales esos aparatos y verás cómo estarán buscando algo en qué entretenerse como juegos de mesa, libros, o querrán salir a jugar.

9 Deja de lado el afán

Vive de manera tranquila y no permitas que el deseo de hacer todo de una sola vez te robe salud. Haz las cosas de manera lenta y poniendo atención en cada cosa que haces; esto te enseñará a valorar el tiempo y a no estresarte. Al final del día te darás cuenta que cada cosa que haz hecho le pusiste interés y ninguno en casa colapsó de cansancio.

10 Relájate y disfruta de la crianza

Ningún padre es perfecto y buscar serlo es ganarse un infarto antes de tiempo. Aprende que cada uno de tus hijos dictará la manera de ser educado; solo observa, aprende, corrige, aplica y disfruta.

Ser padre no es una tarea fácil, pero siempre puedes dar lo mejor de ti para ayudar a tu hijo a ser valiente y a confiar en sí mismo para que alcance sus metas. Solo procura dar un buen ejemplo y mantenerte en el camino, confiando en las bases que les haz dado, y todo seguirá el curso que deba tomar.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.