10 motivos por los que una mujer fuerte sabe manejar su relación amorosa

Cuando eres dueña de tus emociones tienes la fortaleza para amarte a ti misma y a los demás.

Erika Patricia Otero

La fortaleza de un ser humano no se mide en cuanto peso pueda cargar, si no en cuánto dolor, penas y tristezas pueda superar.

Los seres humanos formamos carácter gracias a los acontecimientos que nos ocurren a lo largo de la vida. Es por esa razón que una persona puede pasar de ser el objetivo de burla de un grupo, a ser alguien que no se deja derribar por el daño que otros le pueda causar.

En cuanto a nosotras las mujeres,  somos fuertes -y tenemos que serlo- porque la sociedad y el mundo de hoy nos lo piden.

Ya no es como antaño que cuando una mujer mostraba independencia, cierto nivel de fortaleza de carácter y una personalidad aguerrida, era silenciada u opacada, ya sea por su familia, por la sociedad o por su marido. Por fortuna las cosas han cambiado, al menos algo.

Pero nuestra fortaleza no solo se ve reflejada en cómo damos la cara al mundo y luchamos por nuestras metas o salimos a adelante; sino también en cómo manejamos nuestras relaciones afectivas; y eso nos hace muy diferente a las demás.

Advertisement

Por eso, a continuación encontrarás la manera cómo una mujer fuerte maneja su relación de pareja.

1 Es dueña de sus emociones

Cuando hay un conflicto no estallan en lagrimas o un arrebato de ira. Pueden y van a sentir un mar de emociones pero saben canalizarlas, es lo que recibe el nombre de inteligencia emocional.

Al respecto Daniel Goleman dice que la mejor manera de evitar sentirse desbordado por las emociones es saber expresar en el momento justo lo que incomoda o hace sentir mal, y justamente eso es lo que hace una mujer fuerte: sabe transmitir a su pareja su sentir y así logran evitar grandes conflictos en la relación.

2 Es independiente

Una mujer que es independiente cuida de sí mima y no espera que un hombre haga cosas por ella. Claro que valora que su compañero la atienda y esté pendiente de ella, pero si necesita algo va por ello.

Es más, según expertos, tener una relación afectiva con una mujer independiente es mejor, porque se puede contar con ella para los planes más interesantes que puedan presentarse; además, resolver conflictos de pareja es más sencillo porque sabe asumir la responsabilidad de sus actos sin hacer un drama.

Advertisement

3 Siempre ve el lado positivo de las cosas

Las mujeres que se empeñan en ver «el vaso medio lleno», tienen una vida más placentera; no porque no tengan problemas o no sufran, solo que son capaces de superar de manera más rápida las dificultades por la manera especial que tiene de ver la vida. Lo anterior recibe el nombre de resiliencia. 

4 Confía en ella misma

Un mujer fuerte confía en ella y sus capacidades, está segura de que su pareja la ama y no duda de él ni se siente intimidada por sus inseguridades.

El psicólogo Arturo Torres explica que una mujer insegura es capaz de dañar su relación afectiva, pues es posible que comience a ver engaño en todos lados (personalidad paranoide), haciendo la convivencia con ella imposible pues verá solo lo que quiere ver y hará un conflicto de cualquier situación que considere peligrosa.

5 Respeta y sabe darse a respetar

Jamás una mujer fuerte caerá en el juego absurdo de faltarle el respeto a su pareja o de permitir que la irrespete. Ella sabe darse su lugar pues se lo ha ganado a fuerza de demostrar su coraje en la vida.

En el caso que se presente una situación donde su integridad se vea agredida, lo que hará será poner un alto a la misma; pero por lo general las cosas no ocurren así porque sabe escoger a su compañero de vida, pues tienen «olfato» para detectar a las malas personas.

Advertisement

6 La soledad no es un castigo

Para algunas personas la soledad les resulta un castigo; pero la realidad es que una mujer fuerte halla en la soledad momentos para crecer, madurar, sanarse y superar las cosas que le hayan pasado.

7 Su pareja no es un «salvavidas»

Una mujer fuerte no usa a su pareja como una tabla de salvación que la libra de lo malo y protege de «todo mal y peligro». De cuidarse, se vale de ella misma y sus recursos.

Para ella su compañero es un igual, alguien con quien comparte, se ayudan, apoyan, cuidan y fortalecen cada día de sus vidas.

8 La relación es una cuestión de equipo

Una relación de pareja es cuestión de 2, y eso lo sabe a la perfección una mujer fuerte. Ella quiere a su lado un compañero, no alguien que le imponga cosas; por eso tiene a su lado un hombre que la ayuda a remar, que sabe ponerse los guantes para luchar y no se da por vencido al primer problema.

9 Es directa

Uno de los más grandes problemas de las mujeres es que cuando queremos comunicar algo damos muchos detalles. El asunto es que los hombres escuchan solo los 5 primeros minutos de charla, y luego nada,  esto genera muchos problemas en las parejas.

Advertisement

Una mujer fuerte va al grano, es directa y clara cuando desea comunicarle a su pareja algo, con eso se evita distracciones, y él va a agradecer que sea puntual en ese aspecto pues facilita mucho las cosas entre los 2.

10 Sabe levantarse después de fracasar

El sufrimiento es parte e la vida, eso lo tienen claro las mujeres fuertes. Pese al dolor que pueda llegar a vivir en algún momento de su vida, sabe levantarse, aprender y hace lo mejor que puede con ese conocimiento, haciéndose mejor mujer, persona y ser humano después de esa caída.

Una mujer fuerte se hace, no nace

Así es. Porque las mujeres somos como el diamante que solo logramos nuestra máxima belleza cuando estamos sometidas a las más duras pruebas. Una mujer se hace fuerte cuando:

 Aprende de los errores, pues con el tiempo llega a reconocer el valor que hay en ella y se pone en primer lugar.

Se ama y acepta tal y como es. Para lograrlo, mírate cada día en el espejo y dile a tu reflejo todo lo bello que ves en ti; poco a poco vas a ver cómo cambia tu auto-percepción.

Advertisement

Saca a las personas tóxicas de su vida y solo se rodea de quienes la ayudan a ser mejor.

– Deja de compararse con otras mujeres. Pueda que envidies lo que ellas tienen, pero no sabes lo que han tenido que pasar para llegar hasta donde están.

– Se perdona por haberse causado daño, y se esmera en superar las cosas que no la dejan avanzar. Lograrlo requiere de voluntad. Solo ve de a poco; un día tras otro tratando de dejar un vicio o mala costumbre. De repente un día te darás cuenta que ya no haces eso que tanto te perjudicaba.

Con solo un poco de empeño lo lograrás

Tú que estás en camino de madurar y fortalecerte día a día, siéntete feliz de ser mujer. Porque ser mujer es un maravilloso regalo de la naturaleza, eres un ser único y perfecto en medio de la imperfección, y eso es lo que un hombre valioso ama en su mujer, que sepa amarse tal y como es.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.