10 señales que no debes ignorar, porque pueden salvarte la vida

La tristeza en el alma puede ser un padecimiento grave que lleva a pensar en la muerte. Conócelo y detecta a tiempo estas señales.

Adriana Acosta Bujan

Todos en algún momento de la vida nos hemos sentido tristes, ya sea porque los resultados que esperábamos no han sido del todo favorables, o por la muerte de un ser querido, por las dificultades económicas, por la salud, por las relaciones familiares. Un sinfín de situaciones que experimentamos en esta vida nos hacen perder la alegría en el corazón.

Es totalmente válido experimentar esta emoción, ya que nos permite analizar, aprender y discernir la vida que llevamos. Sin embargo, cuando ese sentimiento permanece por mucho tiempo, saliéndose de control, afectando nuestra salud física, emocional y hasta nuestras actividades cotidianas, es una señal de que algo en nosotros no está funcionando correctamente.

Una tristeza continua y habitual puede tratarse de una depresión, una enfermedad grave y común que afecta nuestros sentimientos, pensamientos y comportamientos, provocándonos deseos de alejarnos de los demás, perdiendo el interés en realizar diferentes actividades; incluso, puede hacernos creer que ya no vale la pena vivir.

Señales que salvan vidas

Por lo general, las personas con depresión presentan varios episodios; esta condición debe ser tratada a tiempo por un especialista, ya que es controlada con medicamentos y terapias; de lo contrario, puede llevarnos a pensar y atentar contra nuestra propia vida.

Cómo saber que es depresión y no solo tristeza

Existen algunas señales para poder diferenciar una cosa de otra.

Advertisement

1 Sin ganas

Es normal que todos en algún momento queramos abandonar por un rato nuestra vida monótona, rutinaria y cansada, y solo deseemos tener un día libre para relajarnos, dormir, ver la televisión etcétera, es como tener ganas de no hacer nada.

Pero cuando se trata de una depresión, por lo regular no querrás levantarte de la cama por muchos días seguidos, perdiendo el interés en las actividades cotidianas. Es como si no tuvieras energías para continuar y seguir esforzándote por tus sueños y metas; tienes una sensación constante de fatiga y apatía.

2 Vacío en el alma

Muchas veces no podrás identificar el por qué sientes ganas de llorar, no encuentras un motivo razonable; así de la nada te invade un sentimiento de vacío, de desesperanza, de tristeza absoluta, que permanece por mucho tiempo.

Tus ánimos decaen, se van hasta el fondo, tu mente se llena de pensamientos negativos, haciéndote creer que todo lo que vives es una porquería, que no eres feliz por más que lo intentas; incluso pensarás que no tienes motivación, amor, comprensión y que la vida es injusta.

3 Destruyendo tus relaciones

Poco a poco te alejarás de tus amigos, familiares y de cualquier persona que se encuentre a tu alrededor, puesto que te sientes incómodo y no deseas estar con nadie. Buscarás un lugar tranquilo donde puedas disfrutar de tu soledad, sin necesidad de que alguien te critique, juzgue o provoque algún tipo de conflicto.

Advertisement

No tendrás interés alguno en participar en conversaciones, ir a eventos, reuniones o celebraciones, ya que pensarás que no tienen caso y es una pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo.

4 Sale lo peor de ti

Percibirás que te encuentras en muchas situaciones conflictivas que alteran tus emociones; por lo que tendrás arrebatos de enojo, irritabilidad, agresión o frustración, muy constantes y en exceso. Nada te parece, siempre actúas a la defensiva, incluso, sientes que todo el mundo estará en tu contra, por ello es que perderás el control fácilmente, sacando lo peor de ti.

5 Película en cámara lenta

Es normal que después de un día agitado, lleno de actividades y responsabilidades que cumplir, te sientas cansado y que al finalizar el día pues sientas que te mueves en cámara lenta, sin energía en todo tu cuerpo. Sin embargo, cuando sufres de depresión percibirás que tendrás dificultad para razonar, hablar y hacer cualquier movimiento corporal.  

6 Alteraciones en el sueño

Pueden pasar dos cosas: que tengas problemas para conciliar el sueño y por consecuencia sufras insomnio, o todo lo contrario: que duermas más de lo normal. Cualquiera de las dos te harán sentir mucho cansancio, fatiga, falta de energía, incluso por realizar pequeñas tareas que requieren poco esfuerzo.

7 Alteraciones en la alimentación

Pasa igual que en el punto anterior, ya sea que no tengas ganas de comer y por ello bajes de peso rápidamente, o al contrario, que aumenten tus antojos por comida chatarra, grasosa y azucarada, haciéndote ganar unos kilos demás.

Advertisement

8 No logras concentrarte

Pierdes rápidamente la concentración en cualquier cosa que estés haciendo, hasta por una simple tarea o conversación en la cual estés participando; ya que tu mente estará pensando en lo poco que te importa sobresalir o no cometer errores, ya que habrás perdido el interés y el sentido a la vida y a las cosas que haces. Puede ser que estés experimentando un cansancio emocional.

9 «Soy culpable de todo»

No pierdes el tiempo en buscar un culpable, porque creerás que la culpa de todo lo malo que sucede alrededor la tienes tú. Serás una persona muy autocritica, lastimando inconscientemente tu autoestima, ya que te sentirás ser inútil, fijando tu atención en los fracasos del pasado y lo peor, es que te los reprocharás constantemente.

10 Padecimientos físicos inexplicables

Te dolerá la cabeza constantemente, sentirás dolor de espalda, tendrás problemas digestivos como diarrea o estreñimiento; estos malestares tienen un razón de ser, puesto que la depresión afecta la salud física de las personas.

Qué hacer

Al detectar cualquiera de estas señales es fundamental acudir con un profesional de la salud mental para que pronto se busque el mejor tratamiento. Recuerda que la depresión cuando no es tratada a tiempo, puede ser mortal. Pide ayuda y apóyate en tu familia, seres queridos, amigos. ¡La depresión no es un juego!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias