10 signos de que estás con un buen hombre

Fernanda Gonzalez Casafús

Si tu hombre tiene éstos rasgos ¡nunca lo dejes ir!

Él tiene lo suyo. Pero creo que es el único que deja la ropa doblada en el cesto de lavar y jamás la deja tirada en el piso. Además, nunca se queja al lavar los platos y me alienta a que vaya a mi clase de zumba mientras se queda con los niños. Me consiente al sorprenderme con mi sabor de helado favorito, y nunca deja de decirme cuán bella me veo y qué feliz se siente de tenerme a su lado.

Hablo de mi esposo, y ésos son tan sólo algunos de sus tantas acciones con las que me demuestra que es un buen hombre. Tú seguramente descubras cientos de señales por las cual sabes que estás al lado de un buen hombre. Pero ¿qué se entiende por buen hombre?

No voy a citar a ningún profesional ni experto, sino que voy a recurrir a mi impresión acerca de qué es lo que las mujeres catalogamos como un “buen hombre”. Y aquí entran en juego valores como la empatía, la solidaridad, el compañerismo, la paciencia, la generosidad y la gratitud y la confianza.

Un buen hombre es aquel que te hace sentir plena, que te acompaña sin direccionar, te apoya sin reclamar, te alienta a crecer personalmente, y te ama con todos tus defectos. Un buen hombre te inspira a tí, como mujer, a ir por más y a protegerlo, amarlo con todas tus fuerzas y a caminar con él a la par.

Signos de que él es el indicado

Advertisement

Estás con él porque lo amas, y porque sabes que es un buen hombre. Seguramente tiene ciertos rasgos que te hacen pensar cada día en que volverías a elegirlo una y otra vez. Algunas de estas señales reflejarán los motivos por los que estás segura que él es un buen hombre:

Te alienta: Un hombre de bien te motiva y te empuja a superarte día a día. Mi marido siempre me alentó a que terminara mi tesis y debo reconocer que, si no fuera por él, tal vez aún no la hubiera culminado. Los buenos hombres entienden que las mujeres somos sus compañeras y jamás su competencia.

No te controla, pero te cuida: Hay una gran diferencia. A mi me gusta cuando mi marido me pide que le avise cuando esté viniendo en el autobús, así me espera en la esquina. Cuando un hombre cuida de tu integridad física es porque te quiere de verdad, y se está preocupando por ti.

Es comprensivo: Los hombres no suelen comprender cómo funciona el cerebro femenino. Y viceversa. Si él se muestra atento a tus inquietudes, comprende tus emociones en general y puede entender tus acciones, estás frente a un gran hombre. Y si, además, es comprensivo con las personas en general y su entorno social, tienes a una gran persona como compañero.

Es solidario y caritativo: Los valores humanos deben ser un mérito al cual debamos prestar atención. Cuando un hombre es solidario y caritativo con quienes lo necesitan es porque hay un gran corazón allí. Ambos valores serán un gran tesoro para enseñar a sus hijos. Y más aún si se enseña a través del ejemplo.

Advertisement

Ama los animales: ¿Has escuchado alguna vez la frase “quien no ama los animales no puede ser una buena persona”? Ciertamente, quien desprecia a los animales, los maltrata o incluso les hace daño, deja al descubierto su maldad. En cambio, quienes sienten compasión por los animales e intentan cuidarlos y brindarles protección, habla de una persona con corazón noble y sencillo.

Respeta a los niños y a los mayores: Estas con un buen hombre si él respeta y cuida a los niños y ancianos de su familia. El respeto incluye la escucha, la dedicación, la compresión y la forma gentil de dirigirse hacia ellos. Observando estas actitudes tendrás mucho por evaluar.

No juzga sin saber: Un buen hombre no prejuzga a alguien sin antes informarse, conocer y comprender el accionar del otro. Quien sabe escuchar antes de tomar partido es porque es mesurado en su accionar y empático con quienes lo rodean.

Sabe perdonar y pedir perdón: El perdón es una de las virtudes más difíciles de practicar. Si él sabe perdonar y puede disculparse fácilmente por sus errores, es porque su bondad supera su orgullo.

Es honesto: Él no te miente ni te engaña. Simplemente no necesita hacerlo. Y si alguna vez se equivoca, también tendrá la solidez para pedir disculpas y retractarse.

Advertisement

Su familia siempre está primero: Tú y los niños están siempre en primer lugar. No sólo en lo económico sino también en los planes, las salidas, y esa necesidad de ser un núcleo unido e indestructible. 

Puedes añadir decenas de puntos a esta lista, pues tu pareja es un buen hombre y es el indicado para ti. No hay matemáticas en el amor, y cada uno de nosotros hacemos lo mejor que podemos para ganarnos el corazón de quien amamos. Y recuerda que, un gran hombres es aquel que tiene pureza en su corazón y nobleza en sus sentimientos.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.