10 signos que te demuestran que aún quieres un hijo más (aunque hayas jurado que no)

Habías dicho “basta”. Sin embargo, de repente sientes que algo te dice que podrías querer otro bebé más en tu vida

Fernanda Gonzalez Casafús

Cuando una pareja planifica la cantidad de hijos, a veces el número inicial dista bastante del número “real”. Muchos padres suelen no querer más hijos cuando ya tienen 2 o 3, sin embargo algunas mujeres, aunque hayan jurado no querer tener más bebés, pueden experimentar la sensación de ver con ilusión un futuro embarazo.

Tengo dos hijos, una niña y un niño. En nuestra vida de pareja con mi esposo fantaseamos con la idea de tener 3 hijos, y hasta pensábamos en los nombres. Cuando nació mi segundo hijo, en el quirófano, y mientras me preparaban para la cesárea, una enfermera me preguntó, con un anotador en mano, si quería que me ligaran las trompas en la misma operación, a modo de esterilización permanente. En ese momento dije un “no” rotundo y sincero, pues pensaba tener más hijos. Hoy, aunque no elegiría ese método de control natal, no estoy tan segura si quiero o no quiero un hijo más, al menos por el momento me entusiasma (por el momento dije).

Puedes jurar y jurar que no tendrás más hijos,pues ya tienes 2 o 3, y de repente, ves a tu amiga que acaba de ser madre y te entran las ganas o te mueres de nostalgia. Ésas pueden ser señales de que aún no está cerrada “la persiana” como dirían las abuelas, sino que inconscientemente estarías deseando otro bebé.

En mi caso, por ejemplo, aún fantaseo con la idea de 3 hijos, y es una idea que siempre me gustó. Pero usando la razón, y no el corazón, debo admitir que no estoy lista para un tercer hijo. Por ello digo siempre que “por ahora” me niego rotundamente a tener un bebé. Más adelante, Dios dirá.

Me hizo mucha gracia el posteo de carla Wiking en el Blog Mom donde detalla los 10 síntomas que ella considera que indican que una mujer aún podría querer un hijo más en su vida, aunque haya gritado a sol y sombra que ya no quisiera más. Coincido en muchos puntos, y me siento identificada, así que los comparto contigo, a los que además, les agrego mi opinión personal:

Advertisement

1. No quieres donar la ropa de tus “bebés”

Ya han pasado más de 5 años de tu último bebé, y aún así te cuesta tremendamente donar la ropita que tienes perfectamente guardada. Siempre pones excusas, pero lo cierto es que la estás guardando “por las dudas”.

2. No dejas de ver en internet ideas para cuartos de bebés

Además, sin darte cuenta has estado curioseando consejos en los foros de madre y no dejas de ver en Pinterest las mejores decoraciones infantiles y fotos de bebés risueños.

3. Te convenciste de que el embarazo no fue tan malo

Te la pasaste descompuesta los primeros meses, pero piensas que, después de todo, no fue tan grave y estarías dispuesta a pasar por otro embarazo, si fuera el caso. Tu mente se enfoca en recordar los momentos tiernos como las pataditas, pero tiende a olvidar los momentos en los que querías que el embarazo pasara “ya”

4. Te olvidas de lo poco que dormiste

Ahora que pasó el tiempo dices que no fue tan terrible el hecho de haber dormido poco, tanto en el embarazo como en los primeros meses del bebé. Les dices a todos que en realidad, no la pasaste tan mal, y que cada bebé es diferente y único en su forma de dormir.

5. Tu hijo menor cumple un año más y te pones nostálgica

Ya no es más “tu bebé”. Añoras ese día que caminó por primera vez o anhelas cuando dormía en tus brazos. La nostalgia te está destrozando, y algo te dice que un bebé podría venir calmar tu ansia maternal.

Advertisement

6. Googleas “tener 3 hijos” (o 4…o más)

Quieres saber qué se siente tener más hijos, y buscas opiniones y experiencias. Eso es porque lo estás pensando ¿verdad?. Hablas con otras madres e investigas cómo se las arreglan con el número de hijos que tú estás deseando tener.

7. Te molesta cada día más tomar anticonceptivos

Inconscientemente, lo que quieres es ¡otro bebé!. Te pones toda clase de excusa para dejar de tomarlos, por algo es.

8. Tomas los bebés en brazos (todos los que puedes)

Si hay un bebé en la familia, lo tomas en brazos o te encargas de él, quieres sentir su olorcito, te ofreces a cuidarlo y te derrites ante tanta ternura. ¿Lo ves? Está clarísimo.

9. Ya piensas en los nietos

Tus hijos apenas superan el metro veinte de altura, pero ya te imaginas el día en el que te hagan abuela, pues te encantan los bebés. Bueno, tal vez sea mejor tener otro más antes que esperar tanto, ¿no?

10. No pensabas que te gustaría tanto ser madre

Te decían que era lo mejor del mundo, pero jamás pensaste que se sentiría tan bien. Quieres más bebés en tu vida, sí, más hijos; al final de todo, son el motor de nuestra vida.

Advertisement

No sé si tendré más hijos en el futuro, pero sí sé que me cambiaron la vida. Y tú ¿cuántos hijos tendrías? Estás preparada para afrontar el reto de otro hijo más aunque hayas dicho que no ibas a tener otro bebé?

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.