11 mitos falsos sobre la crianza de los bebés

No hagas caso cuando escuches estos consejos, ya que pueden poner en riesgo la salud de tu bebé.

Adriana Acosta Bujan

Una de las mayores alegrías que podemos experimentar las mujeres es convertirnos en madres; a pesar de sentir un remolino de emociones y sentimientos, el miedo y las dudas muchas veces juegan un papel importante en cómo será la mejor manera de criar a los hijos.

Por tal razón, solemos escuchar millones de consejos y opiniones externas, incluso buscamos información para encontrar una guía perfecta que nos oriente a ser mejores madres. Sin embargo, muchas veces los consejos son experiencias de vida y por supuesto carecen de validación científica, esto puede poner en riesgo la salud o el desarrollo de nuestro bebé.

¿Qué es un mito?

Para comprender mejor lo que es un mito en el sentido de la crianza de los hijos, podemos decir que son creencias de un pueblo o cultura. Relatos que sustentan el origen y la razón de todo lo que rodea, en este caso, me refiero a las acciones que los padres deben hacer cuando tienen hijos.

Mitos comunes que suelen confundirnos 

1 Deja llorar al bebé para que se acostumbre

El llanto es una manera en la cual se comunican los bebés, para así lograr cubrir sus necesidades y sentirse mejor. Si dejas llorar a tu bebé con el mito de que tiene que aprender a tener horarios de alimentación, de descanso o de jugar, incluso que le hace daño estar todo el tiempo en tus brazos, estás cometiendo un error.

Al dejarlo llorar, podrás crear en tu bebé un sentimiento de desesperanza y tristeza profunda, afectando el vínculo afectuoso que tiene contigo.

Advertisement

2 Baña a tu bebé solo con agua

Sabemos que la piel de un bebé es muy sensible y delgada, por lo que necesita de otros productos de higiene para proteger su piel. El agua elimina solo un 65% de la suciedad de la piel, por ello debes utilizar complementos como jabones y champús especiales para ellos, por lo regular todos están compuestos con un pH neutro.

3 Abrígalo mucho, que se va a resfriar

Es lógico que el bebé está en pleno desarrollo de su sistema inmune, el cual le ayuda a combatir cualquier enfermedad. Incluso sabemos, que un bebé puede perder calor rápidamente, hasta cuatro veces más rápido que los adultos, cuando son recién nacidos.

Sin embargo, es importante mantener a los bebés a temperaturas óptimas, ni muy calientes ni muy destapados.  Abrigarlo de más puede generar que el bebé se sienta incómodo y pueda desarrollar enfermedades en su piel.

4 No pierdas tiempo esterilizando los biberones

Es importante lavar con agua y jabón todos los biberones y esterilizarlos antes de que el bebé sea alimentado, ya que al hacerlo estarás segura que habrás eliminado cualquier virus, bacteria, parásito y hongos.

5 Los bebés no pueden tomar el sol

Tal vez, sería una imprudencia sacar a tu bebé recién nacido a la calle, puesto que apenas está desarrollando sus defensas.  Sin embargo, debes saber que el sol es muy beneficioso para ellos, ya que los rayos proveen una fuente de vitamina D que lo ayuda a combatir enfermedades. Lo ideal es sacar a tu bebé cuando los rayos del sol han disminuido en intensidad.

Advertisement

6 Todos los bebés saben nadar

Tal vez, podemos creer que por las condiciones en las que se encuentran durante la gestación, los bebés al nacer aprenden a nadar por instinto, pero es peligroso dejarlos sumergirse sin supervisión porque pueden ahogarse, ya que sus pulmones son frágiles y pueden quedarse bloqueados.

7 Déjalo solo, que no sucederá nada

Un recién nacido casi no tiene mucha movilidad, por ello, es común escuchar que es bueno dejarlos solos en su cuna. Sin embargo, a los tres meses ellos pueden girarse de lado y caerse. Por ello es importante nunca distraerse y supervisarlos todo el tiempo.

Incluso, también este mito está ligado con el que un bebé debe dormir solo en su habitación, para que se acostumbre. El pequeño debe compartir la misma habitación de sus padres por lo menos los primeros meses de vida, ya que facilita la lactancia y se desarrolla un vínculo más afectivo.

8 No le cortes las uñas

Los bebés tienen uñas bastante filosas y frágiles, por lo que es importante cortarlas antes de que se rasguñen la cara. Lo ideal es hacerlo cuando están dormidos y tranquilos.

9 No pueden tener mascotas

Existen personas que se deshacen de sus animales cuando nacen los bebés, ya que existe la creencia de que ellos son un cúmulo de bacterias y virus que pueden poner en riesgo la salud del niño.

Advertisement

Sin embargo, las mascotas ayudan a los bebés a fortalecer su sistema inmune, incluso son excelentes compañías que ayudan al desarrollo emocional de ellos.  Especialistas aseguran que los bebés corren menos riesgos de contraer enfermedades como alergias o asma.

10 El azúcar quita el hipo

La mayoría de los bebés tienen hipo por la inmadurez de su sistema neurológico. Sin embargo, debes evitar darle azúcar para quitárselo, ya que este se eliminará de manera natural.

11 Si le salen los dientes más rápido, será más inteligente

Los dientes de leche comienzan a salir entre los seis meses al año. Sin embargo, la inteligencia que alcanzará el bebé no depende de los dientes que le salgan más rápido, sino de los genes que haya heredado de sus familiares y de los estímulos que ofrezcan los padres.

Ahora ya lo sabes, estos mitos son falsos y no tienen ningún fundamento científico; por lo que te recomiendo consultar primero con un especialista, para evitar algún tipo de contratiempo o problema relacionado con la salud de tu bebé.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias