11 reglas de las personas adineradas que cambiarán tu vida

Ellos son un buen ejemplo a seguir si deseas alcanzar grandes metas en tu vida.

Erika Patricia Otero

Como muchas personas en el mundo, tengo familia que es económicamente más pudiente que la mía. Toda mi infancia la compartí con ellos; por eso, tengo muy claro que las personas adineradas son muy diferentes en su estilo de vida a nosotros, las personas que pertenecemos a la clase social media.

No es que quiera decir que son mejores o algo por el estilo, para nada. Si conozco personas más amables, humildes y agradables, son ellos. Jamás nos hicieron sentir menos por no tener tanto como ellos, en absoluto.

Con ellos ya no soy cercana. Las personas crecemos y tomamos caminos diferentes, pero siempre que por cosas de la vida nos encontramos, son tan amables y agradables como antes, no me quejo de ellos.

Sé por parte de mis padres que ellos siempre tuvieron un estilo de vida muy diferente al de una persona de una clase social diferente.

Sé que sus hábitos alimenticios, su estilo de vida, disciplina y capacidad para el trabajo es muy diferente al de una persona de clase media. No es que sean más o mejores, solo diferentes; y es posible que mucho de su éxito económico se deba a ese estilo de vida que tienen.

Advertisement

Es posible que con lo que señalé antes te haya picado un poco el «gusanillo de la curiosidad», pero la verdad es que no hay nada de misterioso en lo que hacen. Por ello, acá están las 12 reglas de las personas adineradas que si adaptas a tu vida, te cambiarán por completo.

1 Son conscientes de sus gastos

Saben cuánto dinero tienen disponible para gastar, ahorrar e invertir. Llevan un control concienzudo de su dinero y de lo que disponen para cada día, semana o mes.

No es que no se den lujos, es que saben en qué invierten cada centavo de su dinero. Lo cierto, es que aunque pueda parecer un tanto obsesivo, la realidad es que eso les ayuda a mantener el control de sus inversiones.

2 Mantienen un estilo de vida saludable

Así como invierten tiempo en trabajar, también lo hacen para descansar, ejercitarse, comer sano. Las personas adineradas son conscientes de que mucho de su éxito depende de cuanto cuiden su salud y de su bienestar.

3 Gastan lo justo y necesario

Aunque pueden darse el lujo de comprar cosas de mucho valor, la verdad es que son austeros en su estilo de vida. Muchos gustan de ahorrar o invertir su dinero en sus negocios o empresas antes que comprar autos costosos, una casa lujosa y ropa y cosas de marca. No es porque no les guste ese tipo de cosas, es que saben mantener un límite sano en los cosas en las que invierten.

Advertisement

Pueden gastar dinero en cosas absurdas, pero la realidad es que tienen la manera de pagarse esos lujos, mismos que muchos no podremos darnos jamás.

Lo cierto es que no gastan por el afán de comprar cosas, saben qué, cómo, dónde y cuándo gastar dinero, pero jamás sobrepasan el límite que ellos mismos se impusieron, algo que no solemos hacer el resto de las personas.

4 Para ellos es primordial ahorrar e invertir

Sé que mis familiares no tienen una casa propia; ellos prefieren pagar renta y poder cambiar de residencia tantas veces como puedan hacerlo. Sin embargo, tienen muchos dinero invertido en negocios como estaciones de servicio (gasolineras), un centro comercial, varios restaurantes, bares y tiendas de abarrotes grandes.

Muchas personas adineradas invierten su dinero no solo en finca raíz, un negocio muy productivo en muchas partes del mundo, también hay quienes invierten parte de sus riquezas en cuentas de ahorro en bancos, acciones de multinacionales, certificados de depósito (CD), fondos de bonos del gobierno, fondos de bonos municipales e incluso en inversión social tanto en energías renovables, así como en ayuda y educación para personas menos favorecidas, entre otros.

5 Adoran leer

Les gusta ir al teatro, al cine o ir a restaurantes, pero su predilección para pasar el tiempo libre es leer.

Advertisement

Leen tanto de eventos actuales, negocios, aspectos relevantes sobre sus negocios o inversiones, adoran las biografías de personas que consideran dignas de imitar y también literatura. Por supuesto que los gustos suelen cambiar, pero lo cierto es que leer es parte de la vida de las personas ricas.

6 Son equilibradas

Las personas adineradas saben manejar y controlar sus emociones. Esto les ayuda a relacionarse más y mejor con las personas, incluso si estas no son de su agrado.

Lo que suelen hacer es observar a quienes le rodean; además de eso, saben escuchar, no suponen; en su lugar, si desean saber algo preguntan o investigan, analizan los comportamientos de los demás y tienen muy claro lo que buscan de esa relación en específico. Para ellos todo debe ser debidamente administrado, incluso las amistades.

7 No aplazan

Un viejo y conocido refrán dice: «No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy»; pues bien, esa es una lección que siempre ponen en práctica las personas adineradas.

Ellos tienen claro que postergar algo que igual deben hacer es condenarse a retrasos. Pero además, saben que aplazar mata los sueños y las metas, y es un gran obstáculo para el progreso.

Advertisement

Para no perder el control de sus obligaciones es natural que tengan un organizador o agenda donde escriben cada cosa que deben hacer, esto les ayuda a mantener el control de sus responsabilidades.

8 Para ellos la suerte no tiene validez

Saben que si desean alcanzar una meta financiera, el único modo de lograrlo es trabajando duro y siendo responsables con el uso que dan a su dinero.

Dicho de otra manera: si ellos quieren ser ricos y tener cada año más y más ganancias, solo deben trabajar más y mejor, ser disciplinados y no confían en la suerte.

9 Alguien fue ejemplo para ellos

El 93% de las personas adineradas tienen un mentor. Un mentor es alguien que les enseñó las técnicas necesarias para llegar a donde están, e incluso más lejos.

10 Tienen una gran fortaleza mental

Son disciplinados, perseverantes y difícilmente manipulables; en otras palabras, ellos son personas fuertes y aguerridas.

Advertisement

Pueden parecer personas duras y sin sentimientos, pero la realidad es que aunque son sensibles, no dejan de la mano de esa sensibilidad las decisiones que deben tomar si desean alcanzar las metas que se proponen.

11 Tienen claro un propósito de vida

Si te cuestionas acerca de el propósito de tu vida, pueda que ni siquiera lo sepas; pero si le preguntas a una persona adinerada sobre el suyo, sí que va a tenerlo claro.

Todos tienen una meta a largo plazo clara y definida, así que cada decisión que toman está orientada en alcanzar esa meta mayor, cualquier que esta sea.

Los 11 puntos antes señalados no tiene mayor secreto, así que tú como cualquier ser humano puede ponerlos en práctica. Quizás no persigas hacerte millonario, pero sí busques tener una vida mejor en muchos aspectos. Te aseguro que te cambiará la vida para bien.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.