14 cosas que todo niño pequeño quiere que sus padres entiendan

Algunas ideas para ayudarte a comprender todo lo que tus hijos pequeños te dicen sin palabras.

Marilú Ochoa Méndez

Las mamás hacemos de todo: mimos, enfermeras, maestras, consejeras, cocineras y demás. A estas habilidades que has aprendido en esta bendita profesión, agrega por favor la de traductora y cuasi-adivina. Eso justamente es lo que haces con tu hijo pequeño que te dice todo con sus ojos curiosos y llenos de amor. Aquí te comparto algunas de las que he sabido traducir luego de convivir con mis hijos.

1. Todo lo que vivamos juntos, dejará su peso en la eternidad

La labor que realizas con tus hijos influirá en ellos y en los que vienen después de ellos. Es una inmensa bendición y una inmensa responsabilidad.

2. No sabes todo lo que crees que sabes y eso está bien

No pierdas de vista que muchas cosas las aprenderás junto a tus hijos. Ya sabes que es mucho más valioso saber a qué hora necesita un beso y un abrazo tuyo, que todo lo que creías más importante.

3. Valora mucho a tu madre y a otras madres

Vivirás una hermosa hermandad con otras mujeres y mirarás con otros ojos el gran esfuerzo de tu madre.

4. Comprende lo que antes criticabas

Saber mirar a otra madre sin juzgar, es una de las riquezas más grandes que tu hijo te da. Verás que no importa lo que te esfuerces en casa, siempre se le puede ocurrir a tu hijo tirar migas de pan en la sala cinco minutos antes de que lleguen los invitados, ¡y realmente no pasa nada!

Advertisement

5. Ámame mucho y siempre

Tu hijo parece decirte: ¡te querré y te seré leal independientemente de la manera que me trates; Trátame con amor! Mira cómo obtener lo mejor de tu hijo con amor en este artículo: Háblale bonito y cambiarás su mundo

6. Ama mucho a mi papá

El amor armónico y respetuoso entre los padres es una base importantísima en el desarrollo de tu hijo.

7. Ama mucho a la familia de mi papá y a tus padres

Los abuelos y los tíos son una bendición siempre para los hijos; impulsa la cercanía entre los miembros de la familia externa.

8. Dedícame mucho tiempo, todo el que puedas

La frase que me hace despertar cuando entro en conflicto entre limpiar y recoger o jugar con ellos es: “Despierta, tú serás madre toda la vida, ellos serán niños una vez”.

9. Dedícate tiempo, por favor

En redes sociales encontré por ahí una frase que dice así: “El mejor regalo que puede darle una madre a sus hijos es sanarse como persona”. Llénate de amor y pasión por vivir para que puedas contagiarla, y aprende a amarte para que él se ame mucho.

Advertisement

10. Tus brazos, tu olor, tu leche y tu presencia lo son todo para mí

Luego de haber estado nueve meses juntito a ti, tu hijo te necesita muchísimo. Junto a ti se siente completo. No permitas que las ocupaciones cotidianas ni las opiniones ajenas invadan esa díada tan hermosa.

11. Solo con estar contigo, soy feliz

Tú te preocupas por las compras, por los pendientes, y por una y mil necesidades que hay que satisfacer. Aprende de tu hijo pequeño que sabe ser feliz estando con la persona amada, y date muchos momentos para compartir con él y con su padre, ¡no te arrepentirás!

12. Nunca lloro para molestarte

Tu hijo no planea de forma maquiavélica el llorar cuando estás a punto de terminar la sopa, ni cuando estás leyendo el final de tu novela favorita. Él llora porque te necesita, necesita tu presencia, tus canciones, tu olor, tu regazo para sentirse mejor y sobre todo tu compañía, sentirte cercana a él, conectada y presente.

13. Déjame ser niño

La infancia es el momento de jugar, de compartir, de vivir al máximo los pequeños detalles. Cuida su inocencia evitando compartirles demasiado tus problemas (personales, de pareja, económicos) para que no se preocupen por lo que no les toca.

14. Mírame y muéstrame cómo comportarme

Dialoga con su papá sobre qué quieres de tus hijos y establezcan reglas claras. Los límites son un regalo de amor para tus hijos, porque los preparan para la vida, donde todo es limitado, y los ayudan a valorar y a respetar.

Advertisement

Se dice mucho que los hijos no vienen con manual de instrucciones: yo creo que sí, creo firmemente que existe y está en tu corazón, y lo descubres mirando mucho a tu hijo, platicando mucho con tu esposo y tu familia. Los niños son sabios y nos indican de muchas maneras lo que necesitan. Deseo sinceramente que Dios abra tu corazón para que vivas una crianza muy plena y feliz. Para conocer más actividades que puedes hacer con tus hijos te recomiendo leer: 6 experiencias básicas que tiene que vivir tu hijo

Toma un momento para compartir ...

Marilú Ochoa Méndez

Esposa y madre "en construcción", agradecida por el regalo de Dios de mi esposo y mis cinco hijos, me atrevo a compartirte mis luchas y aprendizajes para crecer contigo.