15 cosas que nunca debes decirle a tu pareja

Estas frases son tan hirientes que deberías evitar decirlas a tu pareja, si es que verdaderamente existe amor.

Adriana Acosta Bujan

Las relaciones matrimoniales son un tanto complicadas, ya que en algún punto de la relación tendrán que experimentar cualquier tipo de enfrentamiento, discusión o pelea, para defender sus ideologías. Puesto que todos fuimos criados con distintas costumbres, culturas y pensamientos.

No hay nada de malo en discutir con la pareja, ya que es una manera de comunicarse, de ponerse de acuerdo y solucionar los problemas de la vida. Sin embargo, el error se encuentra cuando las emociones se salen de control y se dicen cosas que el corazón no siente, llegando a herir fácilmente.

El peligro de la comunicación

Las palabras son muy poderosas, tanto que pueden unir o alejar a quien se ama. Cuando estamos enojados solemos sacar lo peor de nosotros, gritamos, lloramos y hasta maldecimos; después llega la calma y la razón nos dice que deberíamos pedir perdón.

Podríamos evitar muchos momentos de tensión, si al principio de una discusión aprendemos a controlar las emociones.

Transmitir los mensajes adecuados para tener una buena comunicación con la pareja, es muy sencillo, solo tienes que evitar decirle estas frases:

Advertisement

1 “No tengo tiempo”

Una pareja que realmente se ama, pondrá como prioridad a su ser amado en todo. Sé que muchas veces el tiempo vale oro y creemos que no son suficientes las 24 horas del día para cumplir con nuestros objetivos. Sin embargo, siempre habrá tiempo para ayudar, apoyar y escuchar a la pareja, ya que es la persona que más se ama en este mundo.

2 “ Tu madre es lo peor”

Esta frase en el contexto de una discusión puede ser mortal (a una madre nunca se le toca o se habla mal). Claro, sabemos que muchos comportamientos o actitudes de nuestra pareja son similares a las de su madre, ya que es la quien lo crió.

El problema al decir esta frase cuando estás enojada, es que darás a entender a tu pareja, que tu suegra no te cae bien, que le guardas rencor y hasta un cierto odio, ya que no educó bien a su hijo.

3 ¡Cállate!

Simplemente estás dando una orden, sin dejar a tu ser amado el poder de expresar sus ideas y argumentos. Al escuchar esta frase, es lógico que la pareja trate de defenderse a toda costa, provocando que la discusión salga de tono.

Puedes cambiar esa orden por una frase más sutil como: «Podrías dejarme hablar, por favor»

Advertisement

4 “¿Por qué ya no eres el mismo que conocí?”

Las personas cambian con el paso de los años, ya que el rol que debe cumplir cada uno los van orillando a alejarse del furor del romanticismo y de la pasión. Sin embargo, eso no quiere decir que el amor se acabe. Concéntrate en las cosas positivas que hace tu pareja y no en el pasado o los recuerdos que te enamoraron; seguramente, ahora te demuestra su amor de distintas maneras.

5 “Siempre arruinas todo”

Todos llegamos a equivocarnos al tomar decisiones, no hay ser humano perfecto. Así, que mejor hazle entender a tu pareja los errores que cometió para que pueda aprender de ellos.

6 “No es la gran cosa”

Tal vez, tu pareja te hizo un regalo significativo pensando en ti, o realizó algo para complacerte. Al menospreciar el valor de una acción, es como si le estuvieras diciendo que no te importa.

7 “Te odio”

Realmente si odias a tu pareja, entonces ¿por qué estás a su lado? Es fácil decir que odias a alguien en medio de una discusión; pero recuerda que tu ira puede provocar consecuencias graves.

8 “No tengo ganas”

Por lo regular, esta frase se utiliza en la intimidad. Decirle a tu pareja que no tienes ganas de tener un encuentro pasional, puede generar dudas, incluso puede afectar su autoestima. Busca la manera de expresarte con claridad, sin llegar a herir sus sentimientos. Por ejemplo: “Sabes que te deseo y me atraes, pero ahora no me siento bien”.

Advertisement

9 “No tengo nada, no me pasa nada”

Es típico escuchar esta frase entre parejas, cuando uno está por dentro que arde de coraje. Recuerda que los conflictos se solucionan con la comunicación y no de manera mágica, pensando que el otro va a adivinar lo que te pasa.

10 “Ya no me voy a preocupar por ti”

Una manera distinta de expresar el amor es cuando te preocupas por tu pareja, ya que le demuestras que es importante para ti. La realidad es que decir esta frase es totalmente falso. No hagas creer que la dices de corazón, porque estarás dando un mensaje equivocado.

11 “Déjalo, mejor lo hago yo”

Estas dudando de la capacidad de tu pareja, de su inteligencia para resolver cualquier cosa o situación. Incluso, estas desvalorizando sus habilidades, creatividad y destreza.

12 “Yo siempre sacrifico muchas cosas por ti”

Las cosas que se hacen por la pareja no deben ser repetidas una y otra vez. Como decía mi padre: “estás cantando los favores “. Recuerda que el amor es sacrificio, entrega y compromiso, se da sin recibir nada a cambio. Incluso, al decirlo te estás victimizando.

13 “Es tu culpa”

“Tú provocas que te diga cosas, que te hiera y lastime”. Recuerda que en los conflictos de pareja no se deben buscar culpables; sino encontrar soluciones, aprender a ceder en algunos casos, para mejorar la convivencia.

Advertisement

14 “Si me vas a engañar, es mejor que me lo digas”

Claro, eso es lo que todas las personas desean escuchar, cuando posiblemente exista una infidelidad. Pero, en realidad, ninguna pareja te va a decir “Hoy te voy a engañar con alguien más”. Evita este tipo de comentarios, ya que estas reflejando inseguridad en ti misma y carencia de amor propio.

15 “Dime que me amas”

Todos necesitamos reafirmar que nos sentirnos amados por nuestra pareja. Pero, cuando le dices una y mil veces que te diga que te ame, lo estás obligando a expresar un sentimiento que en esos momentos no siente. Es mejor escuchar un “te amo” de manera espontánea y sincera.

Aprende a comunicarte con tu pareja de manera asertiva; recuerda que puedes modificar el sentido de estas frases, dándole un toque más sutil, cariñoso y positivo.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias