21 síntomas durante el trabajo de parto que indican que algo está mal

Ignorarlos o desconocerlos puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte de la madre y el bebé.


Mariel Reimann

Recientemente se publicó la noticia de que el número de muertes de las mujeres que están embarazadas ha superado el doble en algunas partes del mundo. Y aunque no todas estas muertes comparten la misma causa, es importante que sepas que hay algunos síntomas durante el embarazo que no puedes ignorar.

Con un infarto luego de que mi segunda hija naciera y una lucha entre la vida y la muerte, puedo decir que nunca se puede ser demasiado cuidadosa con estas cosas. El cuerpo de una mujer embarazada pasa por tantos cambios y adaptaciones durante esos nueve meses y el trabajo de parto que, a veces, puede resultar muy peligroso si haces caso omiso a algunos síntomas que te están indicando que algo está mal.

Estados Unidos, es el país en el que el número de mujeres que mueren en el parto o por complicaciones del embarazo, se ha duplicado.

Según el Dr. William Callaghan, jefe de maternidad y salud infantil en DC dijo que las enfermedades crónicas (enfermedades que se padecen por largos periodos de tiempo, como la diabetes) y los problemas cardiovasculares, serían las causas principales de este aumento.

“Hemos visto un gran aumento en las enfermedades cardiovasculares y crónicas como contribuidoras en las muertes maternas”, explicó Callaghan, agregando que “las complicaciones cardíacas son comunes, y la diabetes, es común”.

Lo importante es prestar atención a los síntomas que debes reportar a tu médico, por tu salud y la de tu bebé. Muchas veces no sabemos que tenemos problemas cardiovasculares y creemos que todo está bien, hasta que deja de estarlo.

Síntomas que no puedes ignorar:

De acuerdo con el Centro Para Bebés, nunca debes ignorar estos síntomas, que a lo mejor no son nada grave, pero que a lo mejor sí necesitan de atención médica inmediata:

Advertisement

1. Tu bebé se mueve o patea menos de lo frecuente

Si tienes dudas en cuanto a un cambio de patrón de movimiento de tu bebé, no lo ignores por no preguntarle a tu médico. Ellos te pueden ayudar a saber cómo contar las patadas de la manera correcta. Y si su movimiento ha bajado, tu médico debe saberlo.

2. Dolor fuerte y persistente en el vientre.

3. Sangrado

Aunque las pequeñas pérdidas de sangre durante el embarazo son comunes, no es algo que debas ignorar y dejar de notificar a tu doctor. El sangrado que por lo general no es peligroso, es de una coloración más bien rosada y la cantidad es mínima. De igual manera, debes informárselo al médico.

4. Un aumento en el flujo cervical.

Si la cantidad de flujo aumenta de manera notable, y en especial si tiene una coloración rosada, marrón o con sangre, debes comunicarle a tu médico. Es importante también que sepas que luego de la semana número 37 de embarazo, es un poco más común que el flujo aumente en preparación para el parto.

5. Presión en la parte baja de la espalda o en la pelvis.

Especialmente si aún no has alcanzado las 37 semanas de embarazo, debes consultar con tu médico si sientes presión en la pelvis, como si tu bebé estaría empujando; si sientes calambres o más de 4 contracciones, aunque no sean dolorosas.

6. Dolor o ardor al orinar.

Advertisement

7. Vómito severo y persistente, especialmente si e vómito va acompañado de fiebre.

8. Escalo fríos y fiebre.

9. Problemas de visión

Cualquier cambio en tu visión debe ser transmitido a tu médico. Visión nublosa, visión doble, si ves luces o puntos.

10. Dolores de cabeza

Cualquier dolor de cabeza acompañado con problemas de visión, de habla o con adormecimiento de tu cuerpo. También debes consultar si tus dolores de cabeza son persistentes y frecuentes.

11. Inflamación

Debes reportar cualquier inflamación alrededor de tus ojos, en tus manos y pies, en el rostro y cuello o el aumento brusco de peso.

12. Calambre y dolor persistente en las piernas.

13. Traumatismos en el vientre ocasionados por alguna caída.

14. Desmayos, mareos, ritmo cardíaco elevado y palpitaciones.

15. Dificultad al respirar, tos con sangre, y/o dolor de pecho.

16. Constipación severa con dolor abdominal o diarrea severa.

17. Comezón persistente en tu torso, manos, piernas, brazos y planta de los pies.

18. Síntomas de gripe fuerte.

19. Si sientes dificultad para respirar, debes buscar ayuda de emergencia.

20. Si has sido expuesta a enfermedades contagiosas como sarampión o rubiola.

21. Depresión y ansiedad severa.

Siempre es mejor que consultes con tu médico ante cualquier duda.

Toma un momento para compartir …

Mariel Reimann

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.