3 jóvenes que inspirarán a padres e hijos a vivir en plenitud

La juventud está lista para mejorar dramáticamente nuestro mundo. Que tu familia sea la tierra fértil donde esta semilla pueda germinar.

¿Qué querías ser cuando fueras grande? Tal vez maestra, bombero, policía, superhéroe o padre de familia. Lo que es claro, es que tu aspiración para elegir alguno de estos modelos fue porque te expusiste a ellos.

Un programa de televisión, la profesión de un familiar querido, un libro leído en tu infancia, sembraron la semilla en tu corazón para que eligieras hacia dónde deseabas caminar, quién sería tu inspiración a lo largo de tu vida.

La realidad es que aquellos modelos a los que te expusiste en tu infancia, determinaron en mucho la altura de tus ideales, y el tipo de personaje que buscabas imitar en tu vida juvenil hacia la adultez.

Hoy, que eres padre o madre, seguro deseas presentar a tus hijos modelos consistentes, que no se guíen solo por las modas, los «likes» o la vanidad.  El espejismo que les brinda la «fama» instantánea que brindan las veces que su publicación es mirada en redes sociales, puede confundirlos y orientarlos a un mundo de papel y humo que no les hará mucho bien.

¿No te gustaría presentarles modelos de chavos como ellos que han hallado un verdadero sentido a su vida realizando actos verdaderamente trascendentes? (es decir, actos que en verdad generen una reacción en cadena que mejore su vida y la de otros). Modelos que sean atractivos en todos los sentidos y enciendan su corazón sediento de trascendencia.

Advertisement

Aquí te presentamos seis adolescentes que puedes presentarles que los animarán e inspirarán. ¿Iniciamos?

Ansu Fati: saber quién eres y darlo todo

Este joven originario de Guinea Bissau, naturalizado español, ingresó al viejo continente a los seis años, edad en que comenzó a jugar futbol.  Su habilidad fue notable para varios clubes que lo incluyeron en su cantera, consiguiendo a los diez años integrarse al equipo azulgrana Barca.

En 2015, en un partido infantil, sufre una grave fractura de la tibia y el peroné, situación que lo obliga a descansar del juego durante al menos diez meses.  Paciente, Anssumane, regresa a los campos tras recuperarse para conseguir con su rapidez y precisión avanzar en técnica y propuesta deportiva.

Hoy, a sus diecisiete años, este joven que debutó en el futbol profesional apenas en el 2019, es una de las jóvenes promesas del Barcelona F.C

Nuestros jóvenes -sedientos de autenticidad- admirarán la constancia, disposición, trabajo duro y disciplina de este joven, y en su sonrisa, poses juguetonas y calidad como futbolista, seguro encontrarán inspiración para descubrir de tu mano quiénes son, cuáles dones poseen, y dedicar toda su energía para ponerlos en marcha.

Advertisement

Carlo Acutis: apasionado por Dios

Carlo era un joven inquieto y alegre. Nació en Inglaterra, pero vivió en Milán desde su niñez, y a pesar de que sus padres no eran practicantes del catolicismo, mostró una precoz sed de espiritualidad y contacto con Dios.

Solicitó a sus padres apoyo para hacer su Primera Comunión, y desde ese momento fue un enamorado absoluto de Jesús.  Convencido absolutamente de la presencia real de Jesús en el sacramento, afirmaba que los cristianos actuales tenemos privilegios sobre los que vivieron con Jesús, pues ellos debían buscar su presencia en sus andares por Israel, y nosotros podemos acercarnos a Dios con solo acceder a una  Iglesia.

Apasionado y entregado a sus intereses como buen adolescente, Carlo -amante de las computadoras, los videojuegos y el fútbol- decidió compartir con el mundo su amor por Dios creando páginas web que promovieran el amor a Jesús en la Eucaristía.

Sus padres conocían de sus intereses y apasionamiento, pues Carlo asistía a la iglesia todos los días para escuchar misa, pero no fue sino hasta que cayó enfermo de una leucemia fulminante que se lo llevó al Cielo en tres días, que conocieron en verdad su labor de amor a Dios y a los hombres.

En su funeral, se asombraron al ver cómo mendigos, practicantes de otras religiones y muchos jóvenes acudían a brindar su amor a Carlo, ¡la mayoría desconocidos para ellos!

Advertisement

Carlo es un ejemplo para los padres de que dar rienda a los intereses de nuestros hijos los hace plenos, y nos impulsa a orar a Dios para que encalle en el corazón de nuestros hijos, encendiendo en él la sed por lo eterno.  La sonrisa limpia que podemos ver en varios videos de este joven puede llenarte de esperanza.

William Kamkwamba: creativo, listo e innovador

La vida de este joven apasionado está incluso en una película denominada «El niño que domó al viento» (Chiwetel Ejiofor, 2019).  Cuenta la vida de William, un chico de Malaui que durante la hambruna, y viviendo en situaciones sumamente adversas, consigue de manera autodidacta, valiente e impactante generar energía a partir del viento para resolver la terrible situación que enfrentaba su comunidad.

William, había tenido que dejar los estudios por la difícil situación que sufría su familia.  La escuela para él era un entorno admirable donde fluían conocimientos que lo maravillaban y retaban.  Su padre le pedía ayuda para las faenas propias de su condición, pero él, visionario, a pesar de las presiones de su padre -que no lo comprendía- consiguió con algunos amigos crear un prototipo y luego promover en su pueblo su innovadora propuesta.

La pasión de William, su resiliencia para superar tantos obstáculos son oro molido para ti, para mi y para nuestros jóvenes.  A los padres nos invita a creer profundamente en nuestros hijos, a esperar en ellos, a validar sus inquietudes y motivarlos a avanzar. También nos muestra que si se apasionan por algo, se entregarán por completo a ello.

A nuestros jóvenes, esta situación les da esperanza, pues a pesar de los recursos limitados y las dificultades de la vida, les muestra que la inspiración y la amistad, son claves para conseguir lo que se proponen.

Advertisement

La juventud está lista para recibir la estafeta y mejorar dramáticamente nuestro mundo. Que tu familia sea la tierra fértil donde esta semilla pueda germinar.

Toma un momento para compartir ...