4 acciones que rompen el vínculo con los hijos

Adriana Acosta Bujan

No hay nada más mágico y maravilloso en este mundo que el amor incondicional que sentimos por los hijos. Es una conexión que no se puede definir ni explicar con palabras por ser un sentimiento que provoca emociones indescriptibles.

Puedo afirmar que muchas veces sentimos y experimentamos con mayor intensidad lo que ellos viven, como si fueran una extensión de nuestra alma.

Es un amor puro, que no espera ser recompensado y que solo se demuestra con acciones que dicta el corazón. Sin embargo ese vínculo mágico que se crea al momento de conocerlos y cargarlos en nuestros brazos cuando aún son pequeños,  puede fracturarse con algunos errores que podemos cometer.

En cierto modo todos somos humanos y cometemos errores que pueden perjudicar a los que más amamos, en este caso a nuestros hijos. Y por existe un manual que nos ayude a saber qué hacer o cómo actuar en distintas situaciones, por lo que muchas veces se fractura el amor que ellos nos tienen.

Heridas del corazón

Existen muchas maneras de romper el vínculo afectivo y dejar heridas profundas en los corazones de nuestros hijos, sin realmente encontrar un motivo o razón en específico. Muchas acciones que hacemos por ellos pueden llegar a destruir todo lo bueno que hagamos, sin percibirlo.

Advertisement

Un ejemplo de esta situación lo experimenté en carne propia. Recuerdo cuando mi hijo era un adolescente él decidió vivir en la casa de mi padre, en otro estado de la República Mexicana, a unas cuantas horas de viaje de donde vivíamos en aquel entonces.

Su decisión me dolió mucho, pero lo acepté y apoyé. Sin embargo, al pasar el tiempo, el vínculo indestructible que había creado con mi hijo fue desvaneciéndose poco a poco, ya que dejé de estar presente en momentos que para él fueron importantes (todo por la distancia) que nos separaba.

Así es como algunas acciones y decisiones que tomamos en la vida, pueden destruir el vínculo con los hijos; este es un ejemplo de ello.

¿Qué acciones comunes pueden romper el vínculo con los hijos?

1. Estar y no estar

Por necesidad, algunos padres tienen que trabajar gran parte del día para contribuir con el gasto familiar y eso provoca que la atención y los cuidados hacia los hijos sean más escasos.

A pesar de ser una necesidad y obligación trabajar para el beneficio familiar, algunas veces no se piensa en el daño que podemos provocar en los hijos al dejarlos mucho tiempo en soledad.

Advertisement

Es decir, estar presentes pero a la vez no estar con ellos; de esa manera se va rompiendo el vínculo afectivo. Los hijos, al tener más tiempo solos, pueden formarse ideas equivocadas del amor que los padres sienten por ellos.

Cabe la posibilidad que se vayan creando emociones negativas que pueden dañar su autoestima, ya que lo más importante para ellos es sentirse queridos por sus padres.

Esto genera sentimientos de abandono que los impulsará a tomar decisiones que puedan ponerlos en peligro, en el peor de los casos.

Para evitar que el vínculo afectivo se quebrante por esta razón, será conveniente ofrecer a los hijos tiempo de calidad y no de cantidad.

Es decir, que el poco tiempo que tengas libre sea productivo, donde puedas construir momentos significativos en la memoria de tus hijos.

Advertisement

2. Dejar de escucharlos

Cuando los hijos son pequeños muchas veces dejamos de ponerles atención a las cosas que nos dicen, ya que son cosas que tal vez no tengan tanta importancia.

Sin embargo, es importante que aprendamos a escuchar a los hijos tengan la edad que tengan; ya que así podemos conocerlos más y empatizar con ellos.

El vínculo se puede llegar a fracturar cuando no escuchamos las opiniones e ideas de los hijos, cuando los subestimamos por su inmadurez.

Por tal razón será conveniente permitirles que se expresen en todo momento escuchado con atención a todo lo que salga de su boca y corazón.

3. Gritos y más gritos

Es común que algunos padres todavía no hayan aprendido a controlar sus emociones negativas cuando se enojan. Esto provoca que exploten con sus hijos con gritos, peleas constantes e insultos al momento de descubrir alguna travesura.

Advertisement

Es lógico que el vínculo con los hijos será afectado cuando son tratados mal por sus padres.

Recuerda que las palabras son poderosas y estas pueden destruir por completo la autoestima o elevarla lo más alto. Ten mucho cuidado cuando reprendas o castigues a tus hijos, existen maneras más empáticas y eficaces para hacer que ellos comprendan lo que quieres enseñarles.

4.  Indiferencia

Aunque sea algo impensable mostrar indiferencia con los hijos, existen padres que lo hacen constantemente. Por mencionar un ejemplo clásico, el uso de la tecnología y las redes sociales.

Algunos padres pasan la mayor parte de su tiempo libre interactuando con otros que con sus propios hijos.

Incluso se puede justificar que esta acción que realizan algunos padres es porque ellos necesitan también distraerse mentalmente; sin embargo, lo que están provocando es destruir el vínculo con sus hijos sin darse cuenta.

Advertisement

Recuerda que ellos siempre necesitarán de ti, de tu atención, amor, cuidado, siempre buscarán estar a tu lado y compartir momentos que para ellos son importantes.

Cuidemos el amor que hemos construido con nuestros hijos, el vínculo puede romperse fácilmente con pequeñas acciones que al parecer pueden ser insignificantes.

Ten presente que todo lo que hagas puede beneficiar o perjudicar a los que más quieres.

Es recomendable tomar el tiempo necesario pensar bien en las decisiones y en las consecuencias de cada acción que vayas a dar para evitar fracturar el vínculo con tus hijos.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias