4 formas de administrar el dinero con tu pareja sin llegar al divorcio

Las finanzas y la economía personal suelen ser un punto de choque en las parejas. ¡Que eso no les suceda a ustedes! Aprende aquí a hallar el consenso.

Adriana Acosta Bujan

Uno de los problemas más comunes de las parejas es el tema económico. Cuando ambos comienzan a ganar su propio dinero para un fin común es cuando llegan las dudas, miedos y cuestionamientos sobre cómo se distribuirán las ganancias para poder vivir y mantenerse.  

En cierta manera sabemos que hoy por hoy algunas familias no logran pagar sus cuentas debido a que un solo salario no es suficiente. Por esa razón se ven obligados a trabajar ambos en la pareja para poder mantener un estilo de vida equilibrado y sustentable que les permita realizar sus sueños y proyectos de vida.

Este es un tema que para muchos es complejo, ya que la realidad es que todos aprendemos a administrar el dinero con el ejemplo que aprendimos con nuestros padres, puesto que seguimos patrones que creemos funcionan.

Sin embargo, el problema es que esa forma aprendida tal vez difiere con la de nuestra pareja y es así como llegan los desacuerdos.

Un proyecto de vida en equipo

Aún recuerdo los sabios consejos que me decía mi padre: “Debes ahorrar el diez por ciento de lo que ganas, para emergencias”.  La verdad es que nunca lo hice porque mi pareja tiene la idea de utilizar todo el dinero de ambos para disfrutarlo en el aquí y ahora, eso nos ha generado grandes discusiones y angustias a lo largo de la relación.

Advertisement

Los desacuerdos y las distintas maneras de cómo es que los dos percibimos el concepto económico nos llevaron a endeudarnos hasta perder el control, orillándonos a quedarnos sin nada para poder sobrevivir.

Después de tantas noches de angustias y preocupaciones, comenzamos a implementar distintas estrategias para poder administrar el dinero logrando una estabilidad económica. Esto lo logramos con acuerdos, compromiso y con disciplina.

Es por ello que he decidido compartir contigo estas estrategias que estoy segura te ayudarán a administrar de la mejor manera el dinero con tu pareja.

1. Honestidad

Es importante que ambos sean totalmente honestos al decir cuánto dinero ganan, ya que es la forma que les permitirá comenzar a planear y distribuir el dinero en cuanto a prioridades y necesidades. Recuerda que la finalidad es que los dos se involucren con los proyectos de vida y hagan un equipo.

Una vez que ya conozcan sus ingresos se recomienda realizar una lista de gastos necesarios para poder vivir, esos que se deben pagar en tiempo y forma y que no son negociables, como el pago de la luz, el agua, el gas, la renta, el internet, la comida, entre otras cosas.

Advertisement

2. ¿Tu dinero, el mío o el de ambos?

Esta respuesta depende de los acuerdos que lleguen en pareja. Algunas parejas deciden que sea uno el que lleve el control del dinero, sin embargo, en ocasiones puede provocar que el otro se sienta controlado y reprimido.

Otras parejas deciden unir su dinero y entre los dos administrarlo. Pero si los dos no tienen claro las metas y acuerdos, ese dinero puede ser que lo gasten en cosas innecesarias perdiendo el control de sus prioridades.

También hay parejas que deciden tener su propio dinero y solo dar una parte para pagar los gastos. Sin embargo, puede ser que los acuerdos no estén bien delimitados y entonces pueda generar cierta apatía al pensar que no existe igualdad o equidad. Es decir, que uno de los cónyuges sienta que lleva la carga más pesada de los gastos familiares.

Los tres escenarios pueden ser totalmente viables y funcionales, siempre y cuando la pareja establezca y defina claramente sus objetivos y se comprometan al cien por ciento en cumplirlos. De esa manera podrán organizarse en cómo distribuir sus gastos de una forma justa para ambos.

3. ¿Qué estilo de vida desean?

Otro cuestionamiento que tienen que hacer en pareja es compartir qué estilo de vida desean tener y cómo es que lo van a lograr juntos.

Advertisement

Por ejemplo, mi esposo siempre ha soñado con tener una casa con cuatro habitaciones, y a mi parecer creo que no es necesario tener una casa tan grande, puesto que solo vivimos dos personas en la casa.

Es por ello que deben acordar qué metas son las que tienen en común para así poder trabajar en equipo conquistando un mismo sueño.

4. Necesidades individuales

Recordemos que las finanzas personales son eso, personales. En este punto es importante que los dos comprendan que cada uno tiene sus propias necesidades y es por ello que también deben ser contempladas en los gastos familiares.

Cuando se trabaja el objetivo principal es recibir una remuneración económica, eso nos llena de satisfacción y alimenta nuestra autoestima. Es por ello que se recomienda establecer una parte de las ganancias para cada uno con la finalidad de invertirlo en sendos miembros, como una manera de recompensa individual.

Ahora bien, lo importante es aprender cómo llegar a esos acuerdos en pareja. La manera para lograrlo es con la comunicación asertiva, la honestidad y que los dos realmente se comprometan en resolver sus dificultades financieras. Si ambos tienen claras las reglas será sencillo ahorrar y alcanzar sus sueños.

Advertisement

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias