4 hábitos cotidianos que te llevan a la bancarrota

Puedes ordenar tus finanzas personales si pones un poco de esfuerzo y constancia ¿Qué estás haciendo para lograrlo?

Fernanda Gonzalez Casafús

Dicen que el dinero no hace la felicidad, y menos cuando es poco ¿No? Si eres de los que se pregunta a fin de mes qué es lo que ha sucedido con el dinero que tenías, tal vez sea hora de evaluar tus hábitos financieros, pues muchos de ellos pueden llevarte a la bancarrota.

Vivimos en una sociedad consumista, y en una cultura del comprar, gastar, tirar lo que no sirve y volver a comprar. Muchas veces no tenemos en cuenta que hay pequeñas costumbres muy arraigadas que pueden hacer que nuestros bolsillos flaqueen.

Si quieres manejar tus finanzas de forma inteligente, los expertos aconsejan evitar una serie de prácticas para poder ahorrar dinero, a paso lento pero firme.

Estos son los hábitos que debes evitar si no quieres quedar fácilmente en bancarrota:

1  Enfocarte en lo que no necesitas

“Necesito ropa nueva», “Necesito el último iPhone”, “Necesitamos muebles nuevos”. En realidad ¿Cuánto de todo ello realmente necesitas? Sí, nadie dice que no sea bonito tener cosas lindas y nuevas en casa, pero si tu meta es ahorrar o lograr avanzar en tu vida, comprar de forma compulsiva todo lo que veas no te llevará a tu objetivo.

Enfocarse en las prioridades hará que puedas ahorrar algo de dinero para invertirlo en algo más importante. Es bonito irse de vacaciones al mar todos los años, pero si tú y tu pareja desean comprar un coche, pagar una deuda, o comprar una casa, ciertamente esas ostentosas vacaciones deberían esperar.

Advertisement

2  Gastar en placer antes de pagar lo necesario

Trabajas todo el día y es lógico que desees salir a cenar el fin de semana, o comprarte ese juego de muebles para el jardín que te fascina. Pero aún debes comprar los materiales para la escuela de tu hijo, o pagar la cuota de casa que están construyendo.

Es cierto que a veces la idea que tenemos de que nuestra fluidez económica es poca, nos hace pensar “¿Para qué voy a ahorrar si no me alcanza para nada?”, entonces uno va y gasta en cosas superfluas. Date pequeños placeres, claro. Ahora, lo cierto es que si quieres economizar, debes dejar de gastar excesivamente en aquello que no te deja ahorrar.

3  No invertir en educación

Robert Kiyosaki, autor del libro “Padre rico, padre pobre”, entre otros éxitos, dice “El activo más importante que tenemos es nuestra mente. Si está bien entrenada, puede crear grandes cantidades de riqueza en lo que parece un instante”.

Lo que el célebre autor nos indica es que no debemos escatimar gastos en educación, pues es el conocimiento lo que nos dará mayores posibilidades en la vida. Invierte en educación antes que nada, y luego podrás generar riquezas para todo lo que desees.

4  No despegarse de la tarjeta de crédito

Para muchos, la tarjeta de crédito es una salvación, pero para otros termina siendo la perdición. Es un alivio poder comprar en cuotas y aprovechar muchas ofertas de las entidades crediticias, pero lo cierto es que cuando usas la tarjeta de manera desmedida, luego la tendrás ocupada para los gastos realmente necesarios.

Advertisement

Por ello, muchas veces es buena idea no tener contigo la tarjeta donde vayas, pues muchas veces puedes caer en la tentación. Asimismo, debes tener en claro que aunque no te parezca, todos esos pequeños gastos luego se acumulan en el resumen y pagarás un dineral, además de salirte de tu presupuesto mensual sin darte cuenta.

Deja reservado el uso de tu tarjeta de crédito para compras inteligentes. Por ejemplo, algo que te cuesta mucho dinero en efectivo, puedes comprarlo en cuotas y será un alivio para tu economía. Aunque algunos expertos tengan sus reparos en el uso de la tarjeta de crédito, si es bien utilizada, puedes sacarle sus ventajas.

Ordena tus finanzas

Si quieres lograr que tus finanzas personales sean un éxito, sólo tienes que poner un poco en orden tus ideas y tu forma de proceder. Además de evitar la lista de prácticas anteriormente descrita, debes tener en cuenta que no te vuelves rico de la noche a la mañana (salvo que ganes la lotería) sino a través de constancia y esfuerzo.

Sé un consumidor consciente

Deja de comprar por comprar. No malgastes tu dinero en cosas que pierden su valor rápidamente. Y si te estás volviendo un comprador compulsivo, y ello no te permite ahorrar, sigue los consejos de Marie Kondo.

No seas conformista

La mayoría de nosotros vivimos de un solo ingreso. Pero puedes también generar más activos con algún otro emprendimiento o trabajo que realices. Si realmente quieres avanzar, no te quejes y pon manos a la obra. El trabajo y el esfuerzo será lo único que te hará salir adelante.

Advertisement

Presupuesta tus gastos

Anotar todo y llevar un registro de ingresos y egresos puede ayudar mucho en el orden de tus finanzas. Un cuaderno especial, una planilla en excel o cualquier aplicación en tu celular pueden ayudarte. Visualizar tus ganancias y tus gastos hará que lleves un control más minucioso de tu economía y finanzas.

Pon en práctica estos consejos y encamínate al éxito financiero. Todo depende de tí y de la voluntad que pongas en ello. Puede costar al principio, pero la recompensa será dulce ¡Anímate!

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda es Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Managment. Editora de contenidos y redactora en Familias.com. Nacida en Argentina y mamá de dos, ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.