4 hábitos que te matan lentamente

Cuidar la salud no es un juego. Conoce las causas de muerte prematura, y toma las precauciones necesarias.

Adriana Acosta Bujan

Alimentarte sanamente, hacer deporte, reducir el estrés, dejar el consumo de alcohol y tabaco, dormir ocho horas mínimo, entre otras cosas; estas son afirmaciones que hemos escuchado a lo largo de la vida para mantener nuestra salud en óptimas condiciones y así asegurarnos vivir por muchos años.

Sin embargo, el estilo de vida, las costumbres, la cultura y los malos hábitos han provocado que algunas personas hagan caso omiso a esas recomendaciones; por ende, la tasa de mortalidad aumenta día a día.

Estos consejos deberíamos tomarlos con seriedad, ya que se trata de nuestra longevidad y salud; de no hacerlo, es casi probable que tengamos una mala calidad de vida. Esto se traduce en sentirnos mal la mayor parte del tiempo, imposibilitándonos para rendir al máximo con nuestras responsabilidades y obligaciones. Incluso, sabemos que cualquier complicación en la salud generará gastos imprevistos que ponen en riesgo nuestra propia estabilidad y la de nuestros seres queridos.

Causas de muerte prematura

Los expertos de Harvard realizaron varias investigaciones para determinar las causas más comunes de la muerte prematura, con el objetivo primordial de alertar y enseñar a la población las prácticas saludables que deben modificar en cuanto a sus estilos de vida, y así disminuir los factores de riesgo y mortandad.

1 Tomar bebidas azucaradas

Muchas familias suelen acompañar sus comidas con refrescos, bebidas de frutas, deportivas o energéticas; sin embargo, la mayoría de estas bebidas contienen demasiada azúcar, lo que provoca subir de peso, aumentando la probabilidad de contraer diabetes o enfermedades cardíacas, y por lógica, la muerte prematura.

Advertisement

El riesgo aumenta cuando las personas toman más de una bebida al mes, por lo que es recomendable eliminar por completo el consumo de estas, y cambiarlas por bebidas naturales como agua o frutas.

2 Presión arterial alta

 Esta enfermedad es frecuente y la causa número uno de muerte prematura en muchos países. Sucede cuando la sangre fluye con mayor fuerza contra las paredes arteriales, provocando que la cantidad de sangre que bombea el corazón tenga problemas al pasar por las arterias, ejerciendo más presión de lo normal.

Por lo tanto, puede provocar ataques cardíacos o accidentes cerebrovasculares. Para evitar los riesgos se recomienda realizar más ejercicio;esto ayudará a fortalecer el corazón, permitiendo que la sangre que bombea el corazón sea mejor.

También disminuir la ingesta de carbohidratos refinados hará que la presión arterial baje, como por ejemplo: frutas y verduras enlatadas, pan blanco, galletas, pasteles, golosinas, entre otras.

Otra cosa que hace bajar la presión arterial es tomar menos alcohol, comer más calcio y potasio, perder peso, reducir la cafeína y controlar el estrés.

Advertisement

3 Consumo de las grasas transgénicas

Son ácidos grasos insaturados que se forman de manera industrial al convertir aceite líquido en grasa sólida. El problema es que la mayoría de estas grasas el organismo no es capaz de sinterizarlas, lo que provoca enfermedades cardiovasculares, obesidad y aumento de colesterol en las arterias.

A pesar de los riesgos contra la salud, muchas industrias no las han eliminado por completo, ya que estas conservan el sabor de los alimentos. Podemos encontrar las grasas transgénicas en: alimentos congelados, productos fritos o empanizados, papas fritas, galletas, margarinas, mantecas, comida rápida, pasteles entre otros.

Lo que podemos hacer es leer las etiquetas de los alimentos, de preferencia elegir los que tengan grasas hidrogenadas, usar mejores aceites, como el de canola, oliva o vegetales, evitar consumir alimentos fritos, horneados o congelados.

4 La ingesta de sal

A pesar de ser necesaria para el correcto funcionamiento del organismo y ser esencial para mejorar el sabor de los alimentos, consumirla en exceso es una de las principales causas de muerte prematura.

Existen muchas enfermedades relacionadas con el consumo de sal, por ejemplo las cardiovasculares, como la hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, insuficiencia cardíaca, dificultad en el funcionamiento de los riñones, retención de líquidos, obesidad entre otros.

Advertisement

Es un poco complejo saber cuánta cantidad de sal podemos consumir, puesto que muchos alimentos la contienen de manera natural. Sin embargo, es recomendable leer las etiquetas de los alimentos, encontrar alternativas de sal (como hierbas, especias), consumir alimentos frescos, enjuagar los alimentos enlatados, y evitar preparar comida demasiado salada.

La muerte no se puede generalizar

Recordemos que las causas de la muerte temprana varia de país en país, ya que depende mucho del estilo de vida de las personas, el lugar óptimo en el que vivan, los servicios de salud que cuenten, la economía, y por supuesto los malos hábitos.

Incluso, no solo las enfermedades o el mal cuidado de la salud pone en riesgo la vida de las personas, también podemos mencionar una causa común como los accidentes automovilísticos, debido al consumo excesivo de alcohol o drogas, la violencia (homicidios), la contaminación o el sedentarismo.

Por ello, para cuidar nuestra salud y vivir muchos años más teniendo una buena calidad de vida, es de suma importancia tomar en cuenta las recomendaciones anteriores. Recuerda que la salud no es un juego, nadie tiene asegurada su vida; lo que podemos hacer es cuidarnos y ser más conscientes de los riesgos.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias