4 razones por las que los hombres no escuchan

Hay ciertos motivos por los que él no siempre te escucha como quisieras.

Fernanda Gonzalez Casafús

A veces siento que repito las cosas cientos de veces. Bueno, no es sólo una sensación. Es la realidad misma. Mi marido vive en su mundo. Y al parecer, esta queja es común a muchas mujeres ¿Por qué será que sentimos que no nos escuchan?

Hay una realidad: a nosotras nos encanta hablar, pero ellos necesitan que seamos directas, precisas y concisas. Y bueno, a veces nos cuesta. Simplemente nos detenemos en el detalle. Nos encanta adornar con palabras lo que ellos quieren escuchar en una sola frase.

Seguramente a tí también te haya pasado alguna vez. El punto es entender que ellos son diferentes a nosotras, y aunque quisieras que te escuchen atentamente durante una hora, lo cierto es que pocas veces lo harán. Y hay una razón para ello.

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus

En su libro, John Gray plantea que los hombres y mujeres venimos de planetas diferentes. Ellos, los marcianos, nosotras, las venusinas, nos comunicamos diferente, pensamos diferente y tenemos distintas respuestas para un mismo planteo o interrogación.

Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus” es una guía para las parejas, que ayuda a comprender y hacer un uso positivo de las diferencias que tenemos entre ambos géneros. En el mismo plantea algunas diferencias entre hombres y mujeres, las cuales deberíamos anotar, para aquellos momentos en los que la incomprensión por el otro nos abruma.

Advertisement

Diferencias entre hombres y mujeres

Las mujeres necesitamos hablar de los problemas, mientras que los hombres necesitan resolverlos de forma inmediata.

Cuando una mujer intenta ayudar a un hombre dándole consejos, el hombre se siente ofendido, pues él necesita demostrar que puede hacerlo.

Cuando una mujer habla de sus problemas, los hombres les brindan consejos para solucionarlos; mientras que las mujeres sólo buscamos alguien que nos escuche.

Ante el estrés, los hombres se alejan y se aíslan, y las mujeres buscamos refugio emocional.

Cuando a un hombre lo aqueja un problema, puede estar como “ausente”, pues está concentrado tratando de resolverlo.

Los hombres se impacientan cuando las mujeres hablamos muy detalladamente de los problemas, porque ellos quieren ir al foco; pero nosotras necesitamos explayarnos.

Razones por las que ellos no escuchan

En verdad esta frase es algo drástica. Pero así como muchas mujeres lo sentimos en algún momento de la vida de pareja. Claro que él estará allí cuando realmente lo necesites. Pero en lo cotidiano, puede suceder que él parezca que no está allí físicamente, y tengas que repetir varias veces las cosas.

Según el psicólogo Marty Nemko, muchos hombres se sienten frustrados cuando no pueden resolver el problema de su mujer. Sienten deseos de decirle ¡Ey, esto puedes hacerlo así! Pero saben que ella sólo necesita que la escuchen. Entonces parecerá que al no emitir palabra, simplemente no está escuchando.

Pero también sucede que a veces no escuchan en absoluto, y tienes que repetir lo que has dicho. Tal vez tenga que ver con el hecho que los hombres escuchan sólo con la mitad del cerebro, mientras que las mujeres utilizan la totalidad del mismo para dicho fin, según los expertos.

El punto es que, si tu pareja no suele escucharte, presta atención a algunas de estas razones. Un pequeño cambio puede hacer que ellos estén mejor predispuestos a escuchar, o al menos a hacer el esfuerzo.

1  Detalles que lo abruman

“Ve al punto” dicen los hombres. Los detalles en los que solemos detenernos las mujeres suelen abrumarlos. Ellos necesitan la información precisa, y quieren resolverlo ya mismo.

Advertisement

Solución: Adelanta el final. Gánale a su ansiedad y cuéntale en qué termina eso que querías decirle. Luego, ve a los detalles. Él estará más relajado para escucharte.

2  Lo tomas por sorpresa

No es por presumir, pero las mujeres estamos programadas como “multitarea”. Podemos conducir y hablar al mismo tiempo; cocinar mientras hablamos por teléfono, etc. Pero si vas a hablarle a tu pareja de algo importante mientras está concentrado haciendo algo, es probable que no te escuche.

Solución: Pregunta antes si está dispuesto a escuchar. Es una táctica que me funciona. Mi esposo ya sabe que puede decirme “espera” y yo esperaré a que él esté más liberado mentalmente para alojar en su cerebro lo que quiero decirle.

3  Dejas lo importante para lo último

Tienes mucho por contarle. Lo que sucedió en tu trabajo, lo que pensaste para el fin de semana, lo que te ha contado una amiga, lo que se dijo en la reunión de padres, y lo que te ha dicho el veterinario. Espera, calma. Si hablas todo ésto junto, tal vez llegue un punto en el que deje de escucharte.

Solución: Ve a lo importante primero. Primero repasa el punto 1 y 2, y luego ve directo a aquello que él necesita saber sí o sí. Luego, puedes ir contándole lo demás. A él le gusta escucharte, sólo que a veces es mejor esperar a que esté predispuesto mentalmente.

Advertisement

4 Donde tú ves una descarga, él ve quejas

A las mujeres nos hace bien descargar nuestras emociones, ya sea en palabras o en lágrimas. Necesitamos expresarnos y nos gusta tener a alguien que nos entienda. Pero donde tú ves una simple descarga de emociones, él verá una queja. Su cerebro procesa que debe resolverlo, y se pondrá algo apático y enojado si sólo te escucha quejarte.

Solución: Dile que no necesitas que él resuelva nada, que sólo necesitas que te escuche. Cuando hice esto con mi marido, quité un gran peso de sus hombros, y estuvo más abierto a escucharme.

Aunque parezcamos de planetas diferentes, hombres y mujeres nos complementamos y nos encanta disfrutar de nuestras diferencias, que nos hacen tan especiales y atractivos al sexo opuesto.

No es que él no quiera escucharte, sólo hay que saber entender nuestras divergencias, y optar por escoger el momento adecuado para hablar. Luego, si nada de ello sirve, tendrán que tener una conversación más profunda donde le plantees tus inquietudes y preocupaciones al respecto.

Mientras tanto, abraza las diferencias y lucha día a día para consolidar la pareja.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.