4 riesgos de stalkear a tu pareja en las redes sociales

Convertirte en una detective para espiar a tu pareja, no es del todo sano para ti. Conoce los riesgos que puedes enfrentarte.

Adriana Acosta Bujan

¡Daniel pasó conectado toda la mañana! ¿Por qué tanto interés en estar chateando? ¿Con quién se está mensajeando? ¡Seguramente me está engañando! ¿Quién es esa persona que tanto comenta en sus fotos? Sin duda, en algunas ocasiones nos hemos cuestionado sobre ciertos comportamientos que tienen nuestras parejas cuando están interactuando en las redes sociales, ya que la curiosidad o el miedo al engaño invaden nuestra mente con pensamientos negativos provocando dudar de su amor.

Desafortunadamente, algunas personas viven obsesionadas tratando de encontrar algún tipo de evidencia sobre un supuesto engaño, que tal vez es producto de su imaginación. Sus mentes no tienen descanso, día y noche aumenta esa necesidad, angustia y ansiedad que las impulsa para stalkear a su pareja o a su ex, ¡En realidad se convierten en auténticos Sherlock Holmes!

Para comprender el término “Stalkear”, este se define como: acosar, seguir, perseguir o acechar a una persona revisando los contenidos que publica en las redes sociales, ya sea en Facebook, Instagram, WhatsApp, Snapchat, Tiktok entre otros. Este concepto no solo se enfoca en acosar a una pareja o a un ex, sino también a los seguidores, amigos, familiares etcétera.

¡El que busca encuentra!

Recuerdo la frase que decía mi madre “El que busca encuentra”, refiriéndose en un todo; y así es, cuando se stalkea a una persona puedes conocer muchas cosas sobre él o ella, ya que el mundo de las redes sociales es tan subjetivo que podemos encontrarnos hasta con un itinerario completo; quiénes son sus amigos, seguidores, familia, dónde trabaja, qué aficiones tiene, entre otras cosas.

Es importante recordar que no siempre lo que se publica es totalmente cierto, ya que muchas personas suelen ocultar algunas cosas y no mostrarse cien por ciento confiables.

Advertisement

Pero, ¿qué provoca espiar a la pareja o a un ex? Pueden ser muchos motivos, como por ejemplo: la falta de confianza, inseguridad, sentir que no dice la verdad, una infidelidad, cambios de actitud y comportamientos. A pesar de las dudas que pueden invadir tus pensamientos y corazón, deberás reconocer que tu bienestar emocional corre un gran riesgo.

¡Cuidado, no lo hagas!

La necesidad de saberlo todo, de controlarlo todo y de tener certeza, puede desencadenar conflictos y malos entendidos con la pareja, ya que se pone en entredicho la confianza, el amor, el respeto y el compromiso.  Revisar las fotografías del pasado o del presente, los comentarios de amistades o likes, generan un patrón de cuestionamientos y dudas que ponen a prueba la relación, provocando que la relación poco a poco sea destructiva.

¿Cuáles son los riesgos?

Los expertos confirman que stalkear a la pareja forma parte del fenómeno de las relaciones abusivas, puesto que al hacerlo se irá fracturando la relación, además del daño emocional que causa como por ejemplo:

1 Tergiversar la realidad

Muchos de los conflictos de pareja son causados por la mala interpretación de las situaciones. Si tienes duda de que tu pareja te está engañando es normal que trates de stalkearlo para encontrar evidencias; sin embargo, no todo lo que se sube a las redes sociales es verdadero; por lo tanto te formarás ideas falsas sobre lo que está sucediendo en la realidad.

Advertisement

Llegará el momento que cuestiones todo sobre tu pareja y podrás inventarte historias, que a la larga, de tanto pensarlo pueden resultar verdaderas para ti. Cuestionarás sobre el por qué se mensajea, con quién habla, incluso sentirás que no te pone la debida atención.

Sin duda, la mejor opción para no llegar a una fricción en la relación será la comunicación; si tienes dudas de un engaño será mejor que lo expreses tal cual es, así podrás observar sus reacciones y analizarlas. Dile tus sentimientos y las cosas que te molestan, de igual manera pide explicaciones y argumentos para que puedas sentirte tranquila.

Lee también: Auxilio: Las redes sociales, el internet y el celular me están robando a mi esposo

2 Se vuelve una adicción

Durante la mañana, tarde y noche tu mente no dejará de formarse historias irreales, para ti no habrá cosa más importante que espiar a tu pareja, lo que se convertirá en tu prioridad y tu mundo entero. Por consecuencia, dejarás a un lado las cosas realmente importantes, esas que están en tu presente, como convivir con tu familia, amigos o incluso tu cuidado personal; abandonarás tu amor propio solo para concentrarte en lo que hace o deja de hacer tu pareja.

Esa adicción puede hacer que te quedes despierta frente al ordenador sin poder dormir, pensando en descubrir algo que te haga dejar de dudar. No está por demás mencionar que existen personas capaces de crear perfiles falsos con otra identidad solo para indagar y cuestionar a su pareja; definitivamente no tendrás paz y estarás afectando tu salud física y emocional por completo.

3 Ansiedad

La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud, que puede generar síntomas físicos que pondrá en riesgo tu salud. Te sentirás abrumada y estresada en caso de que tu pareja no responda a tus mensajes cuando esté en línea y aun así se atreva a subir algo a Instagram.

Advertisement

Tu ansiedad puede convertirse en depresión y si no lo controlas, podrás tener pensamientos suicidas; ya que tu mente estará constantemente atrayendo pensamientos negativos y destructivos hacia tu persona, autoestima, seguridad y amor propio.

4 Celos compulsivos

No dejarás que tu pareja tenga su espacio personal, será cuestión de conflictos frecuentes verlo relacionarse con sus amistades, compañeros de trabajo, familiares y demás personas. Incluso llegarás a pensar que tu pareja te pertenece. Por obvias razones, tu relación se irá a pique, ya que no habrá ni un mínimo de confianza. El riesgo es evidente puesto que bajará tu autoestima y seguridad en ti misma debilitando tu paz interior.

Stalkear no es sano para ti ni para tu relación; invertir mucho tiempo en espiar a una persona provocará que te perderás de las cosas que valen la pena; dejarás de valorar el presente haciendo abandonar por completo tu vida, tus sueños e ilusiones.  ¡Enfócate en ti! no te formes historias erróneas y enfrenta tus miedos e inseguridades con valentía, sin espiar a tu pareja, sino manteniendo siempre una conversación abierta, fluida y sincera.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias