5 caminos eficaces para criar hijos resilientes

!Asegúrate que tus hijos alcancen el éxito en su vida, convirtiéndolos en personas resilientes! Sigue estos consejos.

Adriana Acosta Bujan

La mayoría de los padres deseamos que los hijos sean felices, que cualquier adversidad que la vida les presente la puedan resolver con éxito, que sean seguros, confiados y exploten sus capacidades al máximo. El camino para que ellos lo logren no es sencillo, pero tampoco imposible, ya que se requiere de constancia y perseverancia por parte de los padres.

Se trata de criar a los hijos con ciertas reglas y valores, para que en un momento dado ellos se conviertan en personas resilientes; ya que algunos nacen y otros lo pueden aprender. La idea principal es aumentar la capacidad de sobreponerse a las circunstancias difíciles, para que alcancen su fortaleza emocional.

De esa manera los hijos podrán ser felices, venciendo todo obstáculo y aprendiendo de cada lección de la vida. Incluso, habrá un momento que no necesitaran de nuestra ayuda, ya que solo seremos ese apoyo y guía constante para motivarlos.

La resiliencia, el camino a la felicidad

Para comprender el concepto, la resiliencia se define como la capacidad humana de asumir situaciones límite o traumáticas y sobreponerse a ellas, utilizando sus fortalezas para aprender de cada experiencia y explotando al máximo su potencial.

Desafortunadamente, todos estamos expuestos a vivir experiencias dolorosas, que si no somos capaces de superarlas pueden llegar a abatirnos, desolarnos y deprimirnos por un largo tiempo; incluso, podemos atentar contra nuestra propia vida.

Advertisement

Las personas resilientes tienen varias características: la más importante es la actitud; se refiere a cómo enfrentar el problema, ya que algunas personas parecen afrontar de manera distinta y con más facilidad las situaciones conflictivas o desagradables, que otras.

Así que lo importante es trabajar de lleno en la actitud para que de esa manera se logre ver los problemas como aprendizajes significativos y no como obstáculos invencibles.

Por ello aquí te dejo algunos consejos para que apliques en la crianza de tus hijos.

1 Aumentando la autoestima

Cuando no te crees ser una persona capaz, inteligente y asertiva es probable que estés carente de autoestima; entendiendo ésta como el conjunto de percepciones, imágenes, pensamientos, juicios y afectos sobre uno mismo. Se trata de lo que pensamos de nosotros.

¿Cómo trabajar la autoestima con tus hijos?

Hablar con los hijos con palabras y frases amables, demostrando afecto; esto hará que ellos se sientan queridos y aceptados, y se fortalecerá así el pensamiento que tienen sobre sí mismos.

Advertisement

Ayudándolos a identificar sus virtudes y explotándolas al máximo, así como también haciéndoles entender sus puntos débiles, los cuales pueden trabajar para mejorarlos.

Enseñarles a aceptar el fracaso y ver el éxito como recompensa de sus esfuerzos.

Enfocarse en las habilidades y descubrir otras nuevas.

Dejarlos tomar decisiones y elegir lo que ellos crean es lo correcto.

No solucionar los problemas de los hijos; al contrario, motivarlos para desarrollar confianza y seguridad en ellos mismos.

Advertisement

2 Algo bueno de cada experiencia

“Por qué me pasa esto a mí”, “Yo soy bueno y siempre me pasan cosas malas”, etcétera. En ocasiones podemos lamentarnos y quejarnos constantemente de los problemas que nos toca vivir, pensando que somos los menos afortunados del planeta.

Sin embargo, es importante encontrar el lado positivo de cada situación difícil. Tal vez, no puedas comprenderlo en el momento que te sientes mal, pero al reflexionar encontrarás un aprendizaje importante.

Así que por ello debemos ayudar a los hijos a identificar esas cosas positivas. Por ejemplo: si tu hijo reprobó una materia, lo positivo es que volverá a reforzar los conocimientos y se le hará más fácil aprender, porque ya conoce los temas.

3 Ser empáticos

Ser personas empáticas se refiere a entender y comprender el dolor y sufrimiento de los demás, para así ayudarlos, apoyarlos y aconsejarlos. Cuando a tus hijos les enseñas que deben ponerse en los zapatos de alguien, crearán vínculos con las personas que les rodean, fortaleciendo y acrecentando su círculo de amigos.

Puesto que es fundamental tener personas en las cuales poder confiar, así poder compartir sentimientos y emociones que nos aquejen. Recuerda que los problemas se pueden solucionar cuando recibimos apoyo y ayuda de los demás, como un equipo.

Advertisement

4 Son bienvenidos los cambios

Todos estamos expuestos a los cambios, ya que es parte de la vida. Tus hijos pueden sentirse vulnerables, con miedos y dudas, cuando tienen que adaptarse a algo nuevo, de lo que no estaban acostumbrados.

Puede ser un cambio de residencia, de escuela, de casa o incluso la llegada de un hermano. Por ello, es importante enseñar a los hijos que todos los cambios son buenos y que son oportunidades que tenemos en la vida para poder alcanzar nuestros objetivos. ¡Prepara a tus hijos para aceptar el cambio!

5 Actuando 

Podemos llorar, encerrarnos en nuestra habitación, gritar o patalear cuando estamos enfrentando una situación difícil y traumática. Pero es fundamental no quedarse mucho tiempo con esos sentimientos, al contrario, se debe avanzar y actuar, para poder encontrar soluciones.

Ten en mente que todo en esta vida tiene solución; así que enseña a tus hijos a no quedarse inmóviles y con los brazos cruzados cuando tengan algún problema.

Recuerda, siempre rodea a tus hijos con personas positivas, que los ayuden y motiven a ser mejores cada día, así como también explota sus habilidades. Con tu ayuda y guía constante, tus hijos serán capaces de afrontar cualquier reto y adversidad saliendo de esas situaciones complicadas con éxito.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias