5 caminos para recuperar la esperanza

¡No todo está perdido!, recuerda que nada es imposible en esta vida. Aprende cómo recuperar la esperanza.

Adriana Acosta Bujan

Sin temor a equivocarme, todos en algún momento de la vida hemos perdido la esperanza; este pensamiento que nos dice constantemente a nuestra razón que ya no hay salida, que los sueños son inalcanzables y que no queda más que conformarse con lo que se tiene. La tristeza invade nuestro corazón y se pierden las fuerzas para luchar por lo que queremos.

Entre más pasa el tiempo y vemos que no se cumplen nuestras metas, es cuando más se pierde la esperanza. Incluso pensamos que no hay felicidad que se pueda alcanzar porque ya no existen motivos para transformar lo que está escrito, simplemente «es nuestro destino». Es ahí, donde caemos en un pozo profundo y no somos capaces de ver la luz o la salida a nuestros problemas y anhelos.

Algunas personas caen en depresión simplemente por perder las esperanzas, otras se pierden en el mundo de los vicios y otras llegan a atentar contra su propia vida. Sin duda, mantener la esperanza viva es algo fundamental que debemos aprender para encontrar la paz y la felicidad que tanto queremos.

Una luz al final del túnel

La desesperanza puede conducirnos a tomar malas decisiones en la vida, tanto que podemos afectar nuestra propia salud física y mental; incluso está comprobado que nuestros pensamientos negativos y el desánimo influyen mucho en nuestro cuerpo, por lo que pueden causarnos enfermedades.

Pero si cambiamos nuestra manera de pensar y recuperamos la esperanza podemos sentirnos mejor. Al final de cuentas, somos nosotros mismos los que podemos cambiar nuestro destino, y hacer que las cosas pasen para que realmente seamos felices. El secreto está en nuestros pensamientos y acciones.

Advertisement

Entonces, ¿cómo recuperar la esperanza?

1 Muchas opciones

Si enfocamos nuestra felicidad en solo una cosa, estaremos perdiendo el tiempo y dejaremos pasar las oportunidades que la vida misma nos presenta. Es decir, analizar lo que realmente queremos y plantearnos todas las posibilidades que existen para poder llegar a obtener eso que vemos imposible; así nuestra felicidad no será limitada y será más sencillo conquistar todo lo que deseamos.

Recuerda, el mundo está lleno de posibilidades y de oportunidades nuevas, es por ello que debemos concentrarnos en encontrar los caminos para llegar a ellas. Después de analizar las oportunidades, será momento de poner en práctica todas las posibilidades; no importa si en el camino fallas, ya que la idea es seguir intentando una y otra vez, incluso irás aprendiendo cosas nuevas que te ayudarán a tener la esperanza viva en tu ser.

2 Pensamientos positivos

No se trata de ser optimista cuando la situación no es agradable, sino que se trata de cambiar esos pensamientos negativos que te dicen que es inalcanzable o imposible lo que deseas. Pensar de manera positiva no es nada fácil, pero se puede obtener buenos resultados cuando estamos conscientes de ello.

Tal vez estés atravesando un momento complicado, una experiencia de la cual no tienes el control y que desafortunadamente te ha tocado vivir. Sin embargo, recuerda que puedes encontrar cosas positivas de esa mala experiencia de vida, tienes que enfocarte en descubrir qué es lo que tienes que aprender de esa situación, qué cosas positivas tiene escondida esa mala experiencia. Así podrás comprender el por qué estás viviendo eso; es una manera de recuperar la esperanza.

3 Descubre tu poder

Cuando se pierde la esperanza, es común que creamos que somos las personas menos afortunadas y bendecidas del planeta; incluso que nunca descubriremos lo que realmente es ser felices. Es ahí cuando perdemos las fuerzas, la motivación y nos autodestruimos por completo.

Advertisement

Tal vez las personas que están a tu alrededor puedan ver el poder y la fuerza que tienes para lograr todo lo que te propongas, pero tú no lo percibes, simplemente porque no tienes esperanzas.

Nadie podrá hacer que creas en ti, sino empiezas por ti mismo. Es decir, tú eres el único que puede descubrir cuán valioso, indestructible, esforzado, inteligente y capaz eres para alcanzar tus sueños y metas. Descubre el poder que hay en tu alma y no dejes que nada se interponga para obtener lo que quieres.

4 Ayuda divina

Sé que muchas veces cuando estamos al borde de la desesperación y tristeza absoluta, recurrimos al más grande y poderoso ser divino para que nos ayude a resolver nuestra situación. Sin embargo, debes buscar esa ayuda constantemente y no solo cuando tengas problemas, es decir, mantener nuestra vida espiritual estable es de gran ayuda para mantener las esperanzas intactas.

Ponerse en paz de manera espiritual es el camino para comprender que nada está escrito y que no hay nada imposible de alcanzar.

5 Esfuerzos en conjunto

Existe un conocido refrán que dice que dos cabezas piensan mejor que una, lo que significa que si pedimos ayuda será más sencillo alcanzar nuestras metas y sueños. Si quieres recuperar la esperanza entonces será buena idea pedir ayuda a tus seres queridos, tal vez ellos puedan orientarte, guiarte, darte buenos consejos y soluciones; nunca está por demás recurrir a otros para poder descubrir nuevas oportunidades. Incluso, pueden unir esfuerzos y luchar por los mismos objetivos.

Advertisement

No pierdas la esperanza simplemente porque estés experimentando situaciones lamentables, al contrario, es momento de llenarte de energía, de audacia y de fortaleza para continuar y vencer cada adversidad. Recuerda: “La esperanza está en tus manos, aprovéchala y actúa”.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias