5 conflictos familiares comunes y cómo solucionarlos

¡Todo en esta vida tiene una solución!, aprende a lidiar con los conflictos familiares para ser feliz.

Adriana Acosta Bujan

En todas las familias existen conflictos, es algo normal, ya que las relaciones sociales son complicadas. Cada individuo es un ser individual que tiene distintas maneras de pensar, opinar, actuar; incluso los valores, las costumbres y cultura de cada quien influyen mucho en la convivencia social.

También podemos pensar que los malos hábitos arraigados, los problemas emocionales, las afecciones físicas, los paradigmas, son causas por las que todas las personas suelen pelear. Además es preciso reflexionar que cada miembro de la familia tiene diferentes necesidades, metas y sueños propios; por lo que también pueden causar disgustos o molestias entre los integrantes.

Sin embargo, tener conflictos es algo positivo; ya que nos permite conocer más a nuestros seres queridos, incluso aprendemos a tener empatía y paciencia, sacando lo mejor de nosotros mismos para poder llegar a acuerdos que nos permitan vivir tranquilos y ser felices.

Sé que algunos conflictos pueden parecer bombas que explotan destruyendo todo a su alrededor, que tal vez, por no saber controlar las emociones pueden herirnos en lo más profundo del alma. Sin embargo, debemos aprender a solucionarlos para evitar consecuencias en el futuro que puedan destruir el amor que existe en la familia.

La familia es el gran sostén de cualquiera, puesto que representa nuestra seguridad, protección y fortaleza. La familia es sagrada y aunque existan problemas entre los miembros sabemos que siempre encontraremos el amor incondicional que necesitamos para seguir adelante.

Advertisement

Conflictos de amor

Cada familia enfrenta sus propios conflictos, pues es parte de la vida y de madurar. Sin embargo, cuando hay amor todo se puede resolver. Por ello, aquí te muestro los conflictos más frecuentes en toda familia y algunas soluciones.

1 Rebeldía

Uno de los conflictos más frecuentes en las familias que tienen hijos es la etapa de la adolescencia, puesto que ellos se convierten en los enemigos de sus padres por no querer seguir con las normas y reglas. Es una etapa llena de cambios tanto físicos como hormonales por lo que siempre existirán desacuerdos por tratar de defender ideologías, pensamientos, valores e identidad.

Los adolescentes desean libertad, quieren experimentar cosas nuevas, quieren crecer para poder dejar de depender de sus padres, desean ser ellos mismos. Por lo que será conveniente dejarlos ser, evitar enfrentarlos por no cumplir con ciertas reglas.

Es decir, de lo posible, dejarlos actuar y tomar sus propias decisiones, al final de cuentas ellos tendrán que enfrentar las consecuencias de sus actos. Siempre guiarlos y apoyarlos, pero nunca juzgarlos, criticarlos o imponerles; todo eso se logra con una buena comunicación y con amor.

2 Malos hábitos

Por lo general, los hábitos se van formando poco a poco, con disciplina y constancia. Algunas veces los malos hábitos son costumbres muy arraigadas que aprendimos durante la infancia y que son parte de nuestra personalidad. Es por ello que es una de las causas de conflictos muy frecuentes en la familia. Cuando los padres tienen malos hábitos es lógico pensar que los hijos aprenderán de ellos y es ahí cuando puede ser algo que esté perjudicando la convivencia entre toda la familia.

Advertisement

Una manera de solucionarlo es estableciendo reglas y límites de convivencia familiar, donde todos los miembros tendrán que cumplir de manera rigurosa. Estas reglas se establecerán conforme la edad de los hijos y su madurez.

3 Fallecimiento de los seres queridos

Cuando un miembro de la familia muere, es algo devastador que perjudica a todos. Cada integrante vive y enfrenta su duelo de diferente manera; algunos llegan a aceptar más rápido que otros la muerte; es por ello que es podemos considerarlo una de las causas de conflictos familiares.

Algunas familias se pelean por la herencia, otros por conservar recuerdos. Incluso cuando muere un miembro toda la estabilidad emocional se quebranta, es ahí donde crece la frustración, la ira, la sensación de no saber qué pasará en el futuro, la depresión, entre otras cosas.

Siempre es recomendable pedir ayuda de un profesional en estos casos; para que todos los miembros de la familia logren sobrellevar su duelo sin afectar a los demás. Por experiencia sé que el tiempo va sanar las heridas y se encontrará una resignación y aceptación.

4 El pasado

Muchos conflictos familiares son generados por los problemas no resueltos del pasado. Como por ejemplo: malos entendidos, el orgullo, el ego, alguna pérdida económica o sentimental, la carencia de amor y afecto, la falta de atención entre otras cosas.

Advertisement

Todos cometemos errores, sin ellos no seríamos las personas maduras que somos ahora. Gracias a los errores del pasado ahora nos hemos convertido en personas más resilientes. Una solución será concentrarse en el aquí y ahora, vivir el presente y concentrarse no en el problema sino en las soluciones.

Se dice fácil, pero es un proceso que se debe realizar con responsabilidad, constancia y deseo por querer estar bien. Recuerda: tienes una gran familia que te ama y que debes disfrutar cada día; olvida los problemas del pasado y continúa.

5 Problemas económicos

Podríamos pensar que este conflicto solo afecta a la pareja, que es la responsable de mantener a los hijos; sin embargo, cuando existen problemas económicos dentro del hogar, también afectará a todos. Ya sea porque los padres tendrán que trabajar más tiempo y por consecuencia no podrán brindarles tiempo de calidad a sus hijos, o porque no podrán cubrir con las necesidades de cada quien.

En estos casos, una buena comunicación con todos los integrantes de la familia para que conozcan la situación y entre todos aporten soluciones para arreglar el problema, será de gran ayuda para solucionarlo.

Los conflictos familiares son inevitables, sin embargo, con amor, empatía, comunicación, se pueden solucionar. Recuerda enfocarte en el presente y en disfrutar la compañía de tu familia, eso te hará sentirte feliz y satisfecha contigo misma.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias