5 cosas buenas y 5 no tan buenas de pedirle un tiempo a tu pareja (o si él te lo pide a ti)

¿Por qué pedir un tiempo a mi pareja? Antes de hacerlo, reflexiona sobre las ventajas y desventajas de tomar esa decisión.

Adriana Acosta Bujan

Es típico escuchar que muchas relaciones de parejas jóvenes en la etapa del noviazgo, pidan un “break” o “tiempo” dentro de su relación. Pero cuando ese “tiempo” se pide dentro de un matrimonio, sin duda es porque la relación está por terminar definitivamente y está en peligro. Son muchas las causas que provocan a las parejas tomar esa decisión de “dejarse por un tiempo” como por ejemplo: la infidelidad, la violencia física o psicológica, falta de compromiso, irresponsabilidad, inmadurez, vicios y la falta de amor.

Te comparto el siguente enlace: El amor de la pareja se acaba por estas razones según la ciencia

Si no te sientes feliz en tu matrimonio y crees que necesitas un cambio drástico para renovar tus energías, sentimientos y emociones, reflexiona en algunas ventajas y desventajas como las que leerás a continuación, antes de tomar una decisión.

Algunas cosas buenas

1. Fortalece el amor

Cuando la relación está demasiado desgastada con peleas, falta de respeto, intolerancia, violencia psicológica o inclusive física, el tiempo que deciden darse en pareja, es reconfortante. Ayuda a liberar todas las energías, la tensión, el estrés, la tristeza y en algunas ocasiones fortalece el amor.

2. Tienen tiempo para extrañarse

En muchas ocasiones no se valora a una persona cuando vive a tu lado; las quejas constantes, la falta de comunicación, la falta de contacto físico, el romanticismo, la protección, la seguridad y la ayuda para llevar consigo menos cargas de responsabilidades, son cosas que se aprende a valorar.

Advertisement

3. Aprenden a vivir sin apego emocional

Es complicado aprender a vivir sin ningún tipo de apego, aunque al final del camino sabemos que nacimos y morimos solos. Pero cuando la pareja decide tomar ese tiempo, el aprendizaje por conocer es que eres capaz de resolver los problemas, de lograr una independencia económica y emocional. Tu autoestima se eleva, la confianza y seguridad en uno mismo se fortalece.

4. Aprendes a amarte a ti misma

Se aprende a vivir y amarse uno mismo, poco a poco se pierde el miedo a la soledad y se comienza a pensar en cubrir con las necesidades, metas, sueños y objetivos que algún día se perdieron. Será el momento adecuado para retomarlos.

5. Espacio para perdonar

Sin duda, cuando la relación fue muy dañina es importante tener un espacio para reflexionar, perdonar de corazón y continuar con la relación. Es un momento para pensar en sanar el alma y seguir con la vida sin rencores y odios.

Algunas cosas no tan buenas

1. Celos

La inseguridad y los celos son el enemigo constante en la mente de las parejas que deciden tomar un tiempo sin la persona amada. Se genera un recelo o envidia de creer o pensar que la otra persona está mejor que uno mismo.

2. Dudas del amor

Si es mucho el tiempo que decide tomarse la pareja puede ser riesgoso. Se generan dudas sobre los sentimientos y se aclara el panorama de la vida que se tenía en pareja. Muchos cuestionamientos invaden la mente, como por ejemplo: ¿Él cubría mis necesidades? ¿Mi pareja me entiende y escucha? ¿Existe amor o solo costumbre?

Advertisement

Existen muchas preguntas, te comparto este artículo:7 preguntas que responderán si tú y tu esposo estarán juntos para toda la vida

3. Miedo a que la pareja encuentre otra persona

Si piensas que es importante tomarse un tiempo solo para fortalecer la relación, debes estar consiente que al darle cierta libertad de compromiso, tu pareja puede encontrar otra persona para iniciar una nueva relación.

4. Olvido

Si es verdadero el amor que se tenían, difícilmente se llega a olvidar a la persona, menos si existen hijos de por medio. De lo contrario es fácil olvidar a cualquier persona cuando no hay un sentimiento de amor, de compromiso, respeto y no hay un proyecto de vida. Puede generar sentimientos de no querer regresar y luchar por el amor que algún día se tuvo.

5. Depresión

Este problema invade las dos partes tanto para la persona que decidió tomar la decisión, como el afectado. Afecta la autoestima, la seguridad, la confianza en uno mismo. Se crean suposiciones e interrogantes en la mente, destruyendo poco a poco la identidad y la integridad en la persona.

Ten mucho cuidado cuando tomes este tipo de decisiones, siempre considera las ventajas y la desventajas. Lucha por ti, tu amor, tu familia. La solución para los problemas matrimoniales se llama AMOR.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias