5 cosas que debes evitar y la receta natural más milenaria y efectiva para que la gravedad no destruya tus bustos

Recupera la firmeza de tu piel en el área de los bustos con esta receta natural y milenaria y evita estos 5 errores.

Mariel Reimann

Recupera la firmeza de tu piel en el área de los bustos con esta receta natural y milenaria que te ayudará a luchar contra los indeseables estragos que deja el paso del tiempo. Si la aplicas desde joven, aún mejor.

Lamentablemente hay varios factores que influyen en la pérdida de elasticidad y colágeno en la piel de los bustos. Sin embargo, hay algunos malos hábitos que hacen que el paso del tiempo haga más estragos de los necesarios en esta parte del cuerpo femenino.

De acuerdo con un estudio realizado por las Universidad de Los Ángeles, se llegó a la conclusión de que la piel de los bustos envejece tres años más rápido que el resto del cuerpo. El mismo estudio sugiere algunos errores que la mayoría de nosotras comete, que es mejor que evitemos.

1. Las subas y bajas constante de peso

El Dr. Michael Edwards, cirujano estético y presidente de la Asociación Americana de Estética Plástica, explica que bajar y subir de peso constantemente no es bueno para los bustos.

2. Olvidar ponernos protector solar

Muchas mujeres se olvidan de cubrir esta zona con protector solar exponiendo la piel a los dañinos efectos del sol. Esto produce arrugas, estrías y pérdida de colágeno.

Advertisement

3. No usar un sostén deportivo cuando ejercitamos

Según Edwards, cuanto más dejas que tus bustos se muevan o “reboten” mientras ejercitas, más dañas su piel.

4. Fumar

Edwards afirma que sin importar lo mucho o poco que fumes, la piel no puede escapar de los efectos nocivos. “Todas las cantidades de cigarrillos debilitan y envejecen la piel al disminuir el suministro de sangre a la superficie de la piel”.

5. Andar sin un sostén

Cuando menos soportes les demos, más rápido cederán a la gravedad.

Esta receta natural le ayudará a tu piel a retardar los efectos del tiempo y a que tu piel recupere la habilidad de producir colágeno.

Ingredientes:

Primer paso: Agua y limón

Advertisement

Debes ducharte con agua fría o simplemente lavar el área con agua bien fría y luego debes aplicar compresas de jugo de limón por un lapso de 15 minutos. Puedes usar toallas de papel que absorben menos y empaparlas con el juego de uno o dos limones y aplicarlas cubriendo toda la zona, dejando los pezones sin cubrir.

Es importante que antes de aplicar las compresas con limón que uses el agua más fría que puedas aguantar.

Segundo paso: Aceite esencial de tomillo

El aceite de tomillo tiene muchas propiedadesque ayudan inmensamente a tu piel. Este aceite sirve para estimular la circulación, por lo tanto también lo puedes usar en las várices. Sirve para activar el sistema nervioso, es bueno para el sistema inmunológico, combate infecciones, es un muy buen cicatrizante y hasta sirve como repelente natural de insectos.

Luego de aplicar las compresas de limón, lava la piel, sécala y mezcla 30 gotas de aceite de tomillo con dos cucharadas de agua y usa la mezcla para masajear la piel hasta que penetre.

Advertisement

Si evitas los 5 errores que la mayoría de nosotras comete y haces este tratamiento parte de tu rutina (lo puedes hacer a diario o dos o tres veces por semana), el resultado será evidente en muy poco tiempo.

Toma un momento para compartir ...

Mariel Reimann

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.