5 cosas que las mamás, a veces hacemos, creyendo que son INOFENSIVAS, pero son SUMAMENTE nocivas para nuestros hijos

¡Cuidado con estas acciones! Puedes cometer el error de no estar enseñando a tu hijo a ser buena persona


Adriana Acosta Bujan

Los valores se aprenden en casa y muchos padres en realidad se esfuerzan porque estos se apliquen en la vida de sus hijos, para enseñarlos a ser buenas personas, sin embargo, algunas veces las mamás creemos que lo hacemos de manera correcta, sin embargo, algunas veces podemos cometer algunos errores.

¿Qué es ser buena persona?

Los padres tenemos la idea de que los hijos aprendan a valorar lo que tienen, ayudar a los demás, a ser honestos, respetuosos, hablar con la verdad, entre otros muchos conceptos. Desde que nacemos todos somos buenas personas, lo que moldea nuestros comportamientos y actitudes es lo que aprendemos en casa “imitando a los padres”, incluso también, aprendemos de nuestro entorno y de la sociedad con la que nos rodeamos.

Pero ¿cuáles son los errores comunes en la manera de educar a los hijos?

No escuchar

El psicólogo David Cortejo argumenta que es bastante habitual que los padres no escuchen con atención a sus hijos, el tiempo que se les da es reducido, evitando expresarse como ellos quieren, sin darles la oportunidad de opinar. Si quieres que tus hijos sean buenas personas, tienes que enseñarles a escuchar con atención a los demás, de lo contrario, no podrá ayudar a las personas que lo necesiten. Incluso no podrá expresar sus sentimientos y emociones, lo cual puede provocar que tu hijo desarrolle problemas emocionales.

Decir mentiras piadosas

Es clásico de algunas mamás que suelen decir mentiras piadosas enfrente de sus hijos, un ejemplo clásico es cuando suena el teléfono y le pides a tu hijo a que conteste y diga que no estás. Ese comportamiento va en contra de lo que en realidad quieres enseñarle a tu hijo para que sea buena persona, puesto que decir la verdad es un valor que complementa la honestidad.

Los psicólogos infantiles aseguran que las mentiras suelen aparecer entre los 3 y 5 años de edad, el problema es que si los niños dicen mentiras, llegará un momento en que puedan convertirlas con su imaginación en verdades y así resolver situaciones o problemas, incluso evadirlos. Algunos niños mienten para impresionar a otros, para evitar castigos o defenderse.

No decir malas palabras

Recuerda que los niños imitan todo de los padres, es común que muchos adultos se expresan con groserías en algunas situaciones; para no ir tan lejos con los ejemplos La Federación Mexicana de Futbol (FIFA), recibe sanciones por las personas que gritan groserías que ofendan a los jugadores. Por lo que es importante que evites que tu hijo escuche malas palabras tanto de ti, como de los medios de comunicación (televisión, películas etc.), si es que deseas que tu hijo sea buena persona. Recuerda que el respeto es un valor importante para tener una buena convivencia con los demás.

Advertisement

Pensar en uno mismo

¿Qué habrá de malo en pensar en uno mismo?, por supuesto que nada, sin embargo, cuando se hace en exceso, suele alimentar el egoísmo en uno mismo. Según un monje budista pensar en uno mismo lleva a la indolencia y crueldad. Es importante enseñar a los hijos a pensar en ellos, pero también compartir y ayudar a otros, lo que los hará sentirse felices.

Un minuto más

Hacer esperar a las personas cuando tienes una cita o incluso llegar tarde a los niños al colegio tiene consecuencias. Es común que los padres le digamos a los hijos, en un ratito más te llevo al parque, en un momento voy para ayudarte y así nunca llega el momento indicado. Si quieres que tu hijo sea buena persona tienes que enseñar a respetar el tiempo de los demás así como el suyo.

Enseñar a los hijos a ser buenas personas es un reto de cada día, es algo que se aprende en casa y se refuerza en el colegio y en la vida cotidiana. Aprende a ser el buen modelo de imitación para tu hijo, y verás que con el tiempo, actuará conforme lo aprendido aplicando todos los valores morales.

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias