5 cosas que los hijos esperan de sus padres

Estas son las cosas que realmente necesitan tus hijos para ser felices, ¿Tú cumples con todo?

Adriana Acosta Bujan

Sin temor a equivocarme, sé que todos los que somos padres nos desvivimos por el bienestar de nuestros hijos. Hacemos todo lo imposible por verlos felices, contentos y estables; incluso hasta los llenamos de obsequios, juguetes y todo lo que ellos quieren con tal de verlos sonreír. Es algo que hacemos de manera innata, puesto que es nuestra responsabilidad lograr que estén bien.

Incluso, en algunas ocasiones somos capaces de sacrificar nuestro bienestar por los hijos, ya que ellos representan el gran amor que nos ha regalado la vida.  Convertirnos en padres es una gran bendición que incluye mucha satisfacción personal.

Sin embargo, en algunas ocasiones, lo que hacemos por nuestros hijos no es suficiente pese a nuestro gran esfuerzo. A veces dejamos a un lado aspectos como las emociones, los valores y los sentimientos.

Sé muy bien que en la actualidad muchas parejas tienen la necesidad de salir de sus casas para contribuir con el gasto familiar, por lo que es un buen motivo para justificar que los hijos no reciban toda la atención que requieren. Sin embargo debemos comprender que no valdrán nuestros esfuerzos por cubrir las cosas materiales que necesitan, puesto que para que sean realmente felices es importante darles otras cosas.

Qué demandan nuestros hijos

Los vínculos emocionales son fundamentales para que nuestros hijos sean felices, sin importar cuántas cosas materiales les demos. Hoy por hoy, las emociones cobran más fuerza para el buen desarrollo de los niños, es por eso que ellos esperan de sus padres:

Advertisement

1 Atención y amor

El mundo de los niños es fantástico, ellos dedican todos sus días en explorar cosas nuevas, en indagar, descubrir, jugar y aprender; no hay un solo día que sea igual para ellos. Sé que muchos padres no pueden estar las 24 horas del día con sus hijos por las razones que sean; sin embargo, es importante aprender a escucharlos y demostrarles nuestro amor cada instante.

Nuestros hijos demandan ser escuchados, comprendidos y atención, que solo se puede dar si les brindamos tiempo de calidad al estar con ellos. Es por ello que debemos priorizar nuestras responsabilidades, es decir, dejar de hacer cosas que realmente disminuyen el tiempo que puedes compartir con tus hijos, un ejemplo es el trabajo.

2 Respeto

Todos los padres deseamos conocer todo lo que puedan pensar nuestros hijos, qué cosas necesitan, qué cosas experimentan, sienten y demás. Incluso, algunas veces nos convertimos en detectives invadiendo su privacidad y faltándoles el respeto a su intimidad, con tal de ayudarlos y apoyarlos en cualquier instante. ¡Nunca dejaremos a los hijos a la deriva!

Sin embargo, lo que ellos esperan de sus padres es respeto, no solo a su intimidad, sino a sus decisiones, a sus ideas, a sus acciones. Respetarlos no es simplemente hablarles amablemente, sino va más allá; se trata de hacerlos sentir parte de la familia tomando en cuenta sus opiniones, así podrán expresarse libremente.

3 Apoyo y protección

Muchas veces los hijos dejan de comunicarse con los padres simplemente por tener miedo a las represalias, castigos o a ser juzgados por sus actos. Es por ello, que reclaman apoyo y protección de sus padres, para sentirse libres y seguros al tomar decisiones (buenas o malas).

Advertisement

Piénsalo de esta manera: cuando tus hijos necesitan de tu aprobación para realizar cualquier cosa y los apoyas, estarás aumentando la confianza en ellos mismos.

No se trata de dejar a los hijos hacer lo que les plazca, sino de orientarlos, guiarlos, protegerlos y hacerles comprender que cualquier decisión tiene consigo una consecuencia. Entonces, simplemente diles “te apoyo”, con eso será suficiente para lograr su felicidad.

4 Dejarlos ser

Sin duda en toda familia deben existir reglas y límites que sean utilizadas como herramientas para tener una buena convivencia. Sin olvidar esto, es preciso comprender que los hijos necesitan y reclaman su autonomía, su libertad de ser como ellos son.

Algunas veces por nuestro amor incondicional de padres solemos sobreprotegerlos ante los peligros de la vida, subestimando la gran capacidad que tienen para resolver sus problemas por ellos mismos; eso impide dejarlos ser.

Déjalos divertirse cuando son niños, déjalos aprender de sus errores, déjalos tomar decisiones, déjalos expresarse como ellos quieren. Recuerda no delegar responsabilidades que no van de acuerdo a su edad.

Advertisement

5 Buen ambiente familiar

Tener conflictos entre los integrantes de una familia es algo muy común, es parte de conocerse y respetarse; algunas veces es imposible evitarlos. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que mantener un ambiente familiar lleno de armonía, respeto, tranquilidad, es bueno no solo para los hijos sino para todos.

Los hijos necesitan y reclaman vivir en un lugar donde se les dé seguridad, les brinde tranquilidad y protección y no un campo de batalla. Por tal razón, es conveniente aprender a controlar las emociones y manejarlas de manera positiva ante cualquier discusión o conflicto familiar.

Como hija y madre que soy, sé que lo más importante que podemos hacer los padres cubrir con todas las necesidades emocionales los hijos; como el amor, el afecto y la atención. No es nada sencillo hacerlo, pero créeme que cuando damos prioridad a esas emociones se obtienen excelentes resultados, y te sentirás satisfecha al ver que tus hijos son felices.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias