5 frases femeninas que confunden a los hombres

Así sufren los hombres cuando las mujeres nos comunicaciones con estas frases. ¿Sueles usarlas tú?

Adriana Acosta Bujan

«¿Amorcito, quieres tu helado de sabor chocolate o vainilla?», ella contesta «el que tú me quieras traer, mi vida»  Media hora más tarde, el hombre llega a casa con los helados en la mano y la mujer dice, «¿por qué no me compraste un helado de fresa, si sabes que es mi favorito?».

Las mujeres no solo nos comunicamos distinto a los hombres, también pensamos, sentimos, percibimos, amamos y reaccionamos diferente. Como si fuéramos de dos planetas lejanos, como lo dijo John Gray, el autor del libro “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”.

Sin embargo, cuando los hombres y las mujeres son capaces de respetarse, aceptarse tal cual son y de comunicarse de manera asertiva, el amor florecerá en plenitud; sin importar que sean polos opuestos.

Descifrando los códigos del amor

Seguro has notado que la comunicación con tu pareja es un tanto complicada, aunque utilicen las mismas palabras, el mismo lenguaje, incluso compartan el mismo lugar; los códigos de comportamiento y entendimiento son totalmente distintos. Al no poder descifrarlos es probable que la pareja tenga discusiones, fracturando su relación.

Antes de comenzar con estos códigos, es fundamental entender que somos seres individuales, que tanto hombres como mujeres, tenemos necesidades, ideologías y personalidades distintas; por ello, es que los mensajes que transmitimos y recibimos no siempre son comprendidos en su totalidad.

Advertisement

Ahora bien, cuando las mujeres decimos algunas frases solemos confundir a los hombres; por eso vamos a ayudarlos a descifrar nuestros códigos, para lograr que ellos nos entiendan y comprendan mejor.

1 “No me pasa nada”

Cuando el esposo pregunta a su mujer «¿Qué tienes, mi amor?», la respuesta es “no tengo nada”. Sin embargo, su rostro lo dice todo, se siente triste, enojada, cansada, fastidiada, necesita hablar, desahogarse, expresar sus sentimientos; pero simplemente prefiere callar y no decir nada.

Una de las mayores diferencias entre hombres y mujeres es la manera en cómo enfrentamos el estrés; por lo general cuando negamos tener algo, es porque nos sentimos abrumadas por una situación y nos enfocamos en el problema sentimentalmente.

Todo lo contrario con los hombres, ya que ellos siempre buscarán una solución a los problemas de manera inmediata, no suelen involucrar las emociones, puesto que se enfocan en los resultados. Por esa razón, es que al escuchar la frase se confunden.

Así, que ya lo sabes, cuando tu esposa te diga que no le sucede nada, es porque seguramente necesita hablar de cualquier situación para sentirse mejor y así juntos encontrar soluciones.

Advertisement

2 “¿Notas algo diferente?”

A todas las mujeres nos gusta sentirnos hermosas, femeninas y bellas, para nosotras mismas y para la pareja. Por ello es que solemos probar y cambiar algunos aspectos de nuestra apariencia, como teñir el cabello con un nuevo color, maquillarnos o vestirnos distinto, entre otras cosas.

Muy emocionadas y entusiasmadas, deseamos que llegue él para decirnos lo bien que lucimos y que le gusta nuestro nuevo look. Sin embargo, cuando llega el esposo y lo cuestionamos preguntándole “si nota algo diferente”, se confundirá.

Esa situación lo pondrá muy nervioso, puesto que pensará que si no adivina la respuesta esperada, se verá en medio de un conflicto conyugal.

¡Hombres! no se trata de que adivinen la respuesta, sino de halagar a su esposa todos los días para hacerla sentir deseada, atractiva y hermosa. Recuerda, las demostraciones de amor fortalecerán la relación.

3 “Tenemos que hablar”

No sé porque esta frase pone de nervios a muchos hombres; tal vez, sea por el tono de voz o en el contexto que se esté diciendo. Pero créeme, decirla resulta muy eficaz cuando deseamos que nuestro ser amado nos escuche con atención.

Advertisement

Cuando las mujeres decimos esta frase, es porque queremos expresar nuestros sentimientos, ideas y opiniones de algo que creemos es importante, con el objetivo de ayudar a solucionar un problema o situación complicada.

Por ello, no debes confundirte o pensar cosas negativas; al contrario, valida, respeta y apoya la opinión y pensamientos de tu esposa, para que en conjunto resuelvan sus adversidades.

4 “¿Qué estás pensando?”

Tal vez, te has dado cuenta que cuando tu esposo tiene una preocupación, al no encontrar la solución rápidamente, cambia su actitud de manera radical. Por lo regular, su mente suele desaparecer del presente enfocando su atención en ver un partido de fútbol, leer las noticias, o mirar una película, entre otras cosas.

Cuando una preocupación invade a una mujer, esta generalmente se dedica a pensar en varias soluciones, involucrando sentimientos, incluso hasta puede cambiar de estado de ánimo y sentir tristeza.

Esa es la razón por la que los hombres suelen confundirse fácilmente, ya que ellos se distraen ante las preocupaciones y las mujeres no. Deja de cuestionar a la pareja, lo ideal será entablar una conversación hasta que los dos se sientan cómodos y sintonizados, al saber que sus preocupaciones las pueden resolver en equipo.

Advertisement

5 “Mi amor, ¿me veo gorda?”

«Si digo que sí, se va a enojar conmigo, si digo que no, me va a decir que le miento, ya que el cierre del pantalón no sube. ¡¿Qué hago?!»

Podemos decir que el cuerpo cambia con el paso de los años, más en las mujeres que somos las que tenemos hijos. Por lógica, es normal que en algunos momentos pensemos que nuestro cuerpo ha perdido su belleza.

Por ello es que cuestionamos a la pareja en busca de una opinión que refuerce lo hermosas que somos para sentirnos deseadas y atractivas, aun sabiendo que hemos ganado unos kilitos de más.

Así que, hombres, háganle saber a su esposa que las aman tal cual son, no importa el físico, ya que eso no es relevante cuando se ama de verdad.

Recuerda, no siempre podrás entender a tu pareja, pero tu deber es amarla, respetarla y valorarla, entendiendo que hombres y mujeres somos diferentes y nos comunicamos diferente. A veces, escuchar con el corazón hará que un hombre pueda comprender las necesidades emocionales de su mujer, y evitar así malos entendidos.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias