5 frases que debes evitar para no atraer la mala suerte en tu vida

Cambia tus pensamientos negativos a positivos para que puedas materializar tus sueños.

Adriana Acosta Bujan

Desde pequeños hemos crecido con la idea de que todo lo que se desea se puede conseguir, que nada es imposible; incluso que nuestros sueños se pueden materializar siempre y cuando trabajemos en ello para conseguirlos. Tal vez has escuchado que con solo pensar en lo que se deseas y visualizarte podrás obtener lo inalcanzable.

Todas estas ideas se refieren al gran poder que tiene nuestra mente, ya que es capaz de controlar nuestras acciones, emociones, sentimientos y pensamientos, así como de sondear en nuestros deseos para obtenerlos.

No se trata de magia o de algo misterioso; es simple lógica y deducción. Piénsalo de esta forma: algunas veces puedes pensar que eres una persona que no vale nada, que eres incapaz de hacer cualquier cosa, entonces, lo piensas, y lo piensas una y otra vez que llegará ese momento que te lo creas.

Para ver materializados nuestros sueños y ser felices, el secreto radica en aprender a controlar los pensamientos, así de sencillo. Se trata de tener pensamientos positivos, de aprender a ver las adversidades con otra perspectiva dirigiéndolas a la abundancia y riqueza espiritual; pues todo lo que vivimos sea bueno o malo tiene su origen en la actitud mental.

Tú tienes el poder de hacer de los problemas algo que tenga un beneficio o aprendizaje de vida para tu bienestar.

Advertisement

¡Cuidado con lo que piensas y dices!

Aunque hay preguntas sin respuesta en relación con el poder de la mente humana y la ciencia, estamos conscientes de que podemos aprender a canalizar la energía positiva, lo cual es muy beneficioso para lograr cualquier meta y ser felices. Cuando pensamos positivo nos sentimos mejor, ya que al hacerlo se incrementa la autoestima, seguridad y confianza en nuestro interior; es por ello que muchas veces nos sentimos capaces, invencibles y fuertes ante cualquier dificultad que la vida nos presente.

Es importante aprender a controlar lo que pensamos y decimos, ya que la mente tiene el control de nuestras acciones, las cuales si pensamos negativamente obtendremos lo que no deseamos y viceversa. Así que será mejor cambiar esos pensamientos de derrota, frustración y negativismo por unos que sean más alentadores y trabajen a nuestro favor.

Por tal razón, es fundamental que evites decir frecuentemente:

1 No tengo dinero

La palabra “No” es una negación, cuando dices que no tienes dinero para comprar cualquier cosa, entonces tu mente responderá a tu petición inconscientemente. Así será casi imposible que obtengas el dinero que requieres para tu bienestar.

Ahora en adelante, piensa bien antes de pensar o hablar, tal vez pueda funcionarte decir o pensar: “Por ahora no es mi prioridad comprar o tener eso”, “La abundancia económica está por llegar a mi vida”.

Advertisement

2 No puedo

Recuerda la frase que te decían tus padres, maestros o seres queridos cuando eras pequeño: “Tú puedes hacerlo”. Repítete esa frase en tu mente cuando creas que algo es imposible de lograr. Tú tienes la capacidad de hacer lo que sea por más difícil que lo veas.

En tu mente están las limitaciones, los miedos, las dudas y el temor a equivocarte; pero es importante cambiar esos pensamientos negativos que no te llevaran a nada bueno y que no te dejan apreciar y sacar el gran potencial que tienes en tu interior.

3 Es imposible

Habrá cosas que creas son inalcanzables, sin embargo cuando están dentro de tus posibilidades y realidad entonces no hay imposibles. Por ejemplo: es imposible ir a la luna si no eres astronauta, pero sí es posible que estudies sobre astrología y poder conocer más acerca del universo.

Se trata de poner en una balanza la lógica de lo que deseas, así te darás cuenta que muchas cosas son posibles de lograr, solo es cuestión de actitud, de controlar los pensamientos negativos y de creer que eres capaz de conseguir lo que deseas.

4 No tengo tiempo

Querrás decir que no te alcanza el tiempo para hacer todo lo que quieres. Sin embargo, tú tienes el control de tu tiempo, tú decides que hacer con él y tienes la capacidad de distribuirlo de la mejor manera posible.

Advertisement

Comienza a priorizar tus necesidades, ten un fin en la mete y hazlo, distribuye tus responsabilidades o comienza a delegar funciones a otros para que así puedas sentirte más tranquilo. Deja de decir que no tienes tiempo, mejor será que aceptes que tal vez no quieras pasar tu tiempo con una persona que no deseas estar.

5 No tengo suerte en el amor

No se trata de tener suerte o no para sentirte amada, el amor comienza en tu interior y no esperar que otra persona llene tus necesidades afectivas. Tal vez quieras tener una pareja a tu lado para poder compartir tu vida con alguien y no se ha hecho realidad porque estas esperando que alguien llene tus propios vacíos emocionales.

Cuando aprendes a amarte tú, de manera automática la persona que esperas llegará a tu vida tarde o temprano, ya que serás como un imán que lo atraerá hacia ti. Piénsalo de esta manera, cuando te sientes bien contigo mismo las personas querrán estar a tu lado porque brillaras e irradiarás buenas vibras y energía positiva.

Ten mucho cuidado con lo que piensas ya que existe un gran poder en tu mente que tal vez aún no comprendas del todo bien. Así que será mejor comenzar por cambiar tus malos pensamientos y buscar siempre los positivos, y así podrás alcanzar tus sueños.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias