5 lecciones que aprendí de la infidelidad

Una infidelidad no es lo peor que te puede pasar, siempre habrán cosas de las cuales puedes aprender para ser mejor.

Adriana Acosta Bujan

Al cerrar mis ojos y recordar el dolor tan profundo que experimenté tras descubrir la infidelidad de mi ex esposo, aún siento un gran pesar y dolor en el corazón, incluso todavía logro experimentar la sensación de mis lágrimas derramándose sobre mis mejillas y el hueco profundo que tenía mi alma.

Las personas que han sido víctimas de una infidelidad podrán entenderme, ya que no solo afecta la relación en sí, sino que va más allá; se lastiman a los seres queridos, a los hijos, se hiere la autoestima y sobre todo se nubla por completo la razón al tratar de entender lo sucedido buscando siempre un culpable.

Por momentos creí que mi vida no tenía sentido y que no era capaz de continuar sola con una gran responsabilidad de criar y educar a mi hijo. En aquel entonces mi mundo se vino abajo, mis sueños, anhelos y fuerzas.

He de confesar que fueron tiempos muy difíciles que tuve que experimentar. Sin embargo, hoy por hoy, después de varios años me siento preparada para escribir sobre las lecciones que aprendí en esa etapa dolorosa de mi vida.

Siempre hay esperanzas

Sé que el tiempo lo cura todo, incluso las más graves heridas que ocasionan la infidelidad. Siempre habrá nuevas oportunidades que cambiarán tu manera de sentir y percibir el engaño, solo es cuestión de tiempo y a dedicarte a recuperar tu amor propio; así podrás comprender lo valiosa que eres e indestructible.

Advertisement

Ahora bien, qué se puede aprender de la infidelidad cuando has sanado por completo.

1 La comunicación en pareja

Tener una buena comunicación con la pareja es esencial para poder tener éxito en la relación. En este punto existen muchos factores que se deben considerar, como por ejemplo nunca suponer. Un error que se comete es suponer que tu pareja sabe qué hacer, qué decir o qué pensar, según tu lógica; pero la realidad es que los dos son personas diferentes que no tienen las mismas ideas, pensamientos e intereses.

Otro factor, es el decir lo que te molesta de tu pareja en el momento indicado, con ello me refiero a nunca guardar en tu corazón emociones o sentimientos negativos, ya que estos se irán acumulando hasta llegar un punto en que explotarán, lo cual puede ser contraproducente para tu relación.

También es importante saber encontrar soluciones a cada conflicto, las cosas siempre tendrán una solución que deberán encontrar juntos.  Es decir, nunca irse a la cama enojados o preocupados por algo, será mejor que lo platiquen y encuentren alternativas para resolver sus problemas, así dormirán tranquilos sabiendo que los dos están trabajando para un mismo fin.

2 El respeto

En este punto también encontrarás varios factores por ejemplo uno muy importante que será la regla de oro para la buena convivencia es nunca insultarse ¡Ni de broma! Así como también respetarse mutuamente, me refiero a sus ideas, opiniones, sueños, ideales etc. Tener la libertad de expresarte tal cual es lo mejor que puedes hacer, sin temor a ser juzgada o criticada.

Advertisement

Otro aspecto a considerar es el respeto a su privacidad e intimidad; si piensas que tu pareja está ocultando algo, será mejor que lo platiques y expongas tus inquietudes, en lugar de invadir su espacio.

3 Una fuerza de león

Lamentablemente, muchas personas se creen incapaces de continuar con sus vidas sin la presencia de su pareja. Se teme por la economía, por el apoyo, por la guía entre otras cosas. Sin embargo, cuando experimentas la infidelidad te darás cuenta que tienes un poder sobrenatural que habita en ti y que aún no has descubierto.

Recuerda, eres tan capaz de vencer, de luchar, de ser la persona que siempre has querido ser por ti sola, sin la necesidad de tener a tu pareja; al final de cuentas la confianza se ha quebrantado y ahora estás lista para demostrarte a ti y al mundo entero que tienes un gran poder, para seguir con tus sueños.

4 Una amistad con acuerdos

Algunas veces odiamos con todo el corazón a la pareja que nos lastimó y nos fue infiel, es lógico. Sin embargo, con el paso del tiempo y con las heridas sanadas podrás considerar entablar una amistad con tu expareja, más si tienen hijos. Ya que para el bien de los hijos será conveniente que tengan una buena y sana relación.

Tal vez puedas pensar que será algo imposible, sin embargo, deja que el tiempo sane tus heridas y así podrás tomar la mejor decisión, no solo por ti, sino por los que amas. Es cuestión de madurar y perdonar.

Advertisement

5 No éramos el uno para el otro

Desafortunadamente, cuando nos enamoramos creemos que la pareja es perfecta, que es el amor que tanto anhelabas. Pero el amor no solo se trata de experimentar el enamoramiento, sino va más allá, es tener un compromiso con la pareja, es tener los mismos sueños, es aceptarse (ambos) con sus defectos y con sus virtudes, es estar ahí siempre en todo momento.

En pocas palabras, es poner como tu única prioridad a tu relación y la de tu familia antes que cualquier otra cosa. Si no, pasa lo que esperas en tu relación, entonces no culpes a nadie, en realidad no eran el uno para el otro.

Ahora bien, será momento de reflexionar que el tiempo que viviste con tu pareja no fue tiempo perdido a su lado, sino tiempo invertido el cual seguramente aprendiste algo valioso que te dejó disfrutar algunos momentos felices.

No siempre experimentar una infidelidad es algo devastador, con el tiempo encontrarás miles de lecciones y aprendizajes tras esa mala experiencia. Recuerda que eres una persona valiosa, que eres inteligente y muy capaz de sanar tus heridas por ti sola. Perdona a tu pareja, perdona su infidelidad y sigue adelante.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias