5 problemas de pareja que terminan en divorcio

Existen muchas razones por las que las parejas deciden divorciarse. Conoce algunas y reflexiona sobre ello.

Adriana Acosta Bujan

Con solo pensar en la palabra divorcio se me estremecía el corazón, las lágrimas se derramaban incontrolablemente por mis mejillas y veía mis sueños desvanecerse uno tras otro por el aire. Me sentía muy mal en aquel entonces, pensaba en mi pequeño hijo y en el futuro incierto que podríamos tener al tomar la decisión de divorciarnos.

En realidad, fue una etapa muy complicada de mi vida; sin embargo, no siempre el divorcio es algo que debemos percibir como malo, ya que existen muchos motivos y razones por las que las personas tomamos tal decisión; sobre todo cuando realmente no hay amor y solo es un sentimiento de pertenencia y temor al futuro.

¡Claro! Esta decisión no se puede tomar a la ligera, ya que deberás pensar que el divorcio también afectará a tus hijos (en caso de tenerlos), a tus familiares y amigos cercanos. El divorcio es algo que se puede evitar cuando los involucrados toman conciencia de los conflictos que tienen y hacen algo para remediarlo. De lo contrario, será complicado salvar la relación.

Un amor de papel

Cada persona es diferente, piensa y actúa distinto, incluso tenemos distintas perspectivas de ver la vida, ya sea por lo aprendido en la infancia, las malas experiencias, cultura, costumbres entre otras cosas.

Por ello es que no me atrevería a juzgar la vida de otras parejas con respecto al divorcio, pues solo puedo hablar por mi experiencia y de la información fundamentada de fuentes confiables.

Advertisement

Entendido lo anterior, ahora te comparto los motivos más comunes por las que las parejas deciden divorciarse:

1. Infidelidad

Prometerse el amor eterno y la fidelidad es algo que hacemos todos cuando nos casamos y amamos a la pareja. Cuando por alguna razón nos enteramos de una infidelidad por parte de nuestra pareja amada es común que se piense en el divorcio.

¿Ya no existe amor?, ¿Dónde quedaron las promesas?, ¿Qué fue lo que sucedió?, estas preguntas y más pueden revolotearnos en la mente cuando nuestra pareja nos ha sido infiel.

El impacto es muy fuerte, es un duelo que muchas veces no se supera tan rápido como creemos. Por ello es que el perdón no es de inmediato, ya que se pierde la confianza y se fractura el amor.

2. Falta de compromiso

Cuando decides casarte o vivir con alguien, de una manera estas firmando un contrato de compromiso, ya sea físico o moral. Sea cual sea el caso, existe un compromiso mutuo que deberá respetarse para que los dos salgan adelante y logren conquistar sus metas y sueños.

Advertisement

Cuando no existe compromiso por parte de la pareja es lógico que las personas piensen en el divorcio. Recuerda que la palabra compromiso engloba muchas cosas, no solo la manutención, el cuidado y la protección que esperas tener de tu pareja, sino también me refiero en el aspecto emocional.

Es decir, sentir que tienes a tu pareja apoyándote, ayudándote y guiándote en todo momento, que sabes que siempre vas a tener el respaldo de tu pareja a pesar de todas las adversidades que atraviesen, eso es compromiso.

3. Relaciones familiares inseparables

Existen personas adultas que viven toda la vida pegados a lado de sus padres, es decir, involucran a sus padres para que interfieran en las decisiones de su propia familia.

Esto puede causar muchos conflictos entre las parejas, ya que no tienen la libertad de tomar sus propias decisiones como parejas que son, si no son aprobadas por los padres de alguno de ellos.

El no saber poner límites familiares puede ser una causa para decidir divorciarse. Puesto que lo más sano será que la pareja pueda tener la libertad de dirigir su vida, sin que los demás opinen o interfieran.

Advertisement

Al final de cuentas son una familia y no tienen por qué dejar que otros seres queridos se interpongan en las decisiones, pues no son unos niños.

4. Violencia

Cualquier tipo de violencia ya sea física o psicológica es una causa fundamentada de divorcio. Lamentablemente, existen muchas víctimas que siguen siendo maltratadas por sus conyugues por temor a tomar la decisión de separarse.

Este es un problema que se deberá resolver con ayuda de un terapeuta o en otros casos con las autoridades.  Nadie puede maltratarte aunque te digan que te aman, ten en mente que las acciones son más importantes que las palabras y que tu bienestar es un derecho que puedes reclamar.

5. Celos obsesivos

Desafortunadamente, existen personas que deciden divorciarse por sentir celos. Estas personas son inseguras, tienen bajo nivel de autoestima, poca confianza en sí mismas y poco amor propio.

Son personas que crean en sus mentes historias irreales, poniendo a su cónyuge en aprietos. Por lo general en este tipo de relaciones nunca existe la paz, la tranquilidad y la confianza, es por ello que se toma la decisión el divorcio por la parte afectada.

Advertisement

Sentir celos de manera obsesionada es un problema psicológico que deberá tratarse con un experto, para poder salvar la relación.

Estos son los motivos más comunes por las que algunas parejas deciden divorciarse. Ahora puedes reflexionar sobre ello y así poder hacer algo para salvar tu relación. Recuerda que siempre la ayuda de un especialista es lo ideal para evitar el divorcio.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias