5 regalos Navideños para tus hijos de los cuales te arrepentirás de haberlos comprado (no cometas este error)

Piensa bien antes de comprar y elige aquellos juguetes lúdicos y educativos a la vez.


Fernanda Gonzalez Casafús

Si tienes hijos coincidirás conmigo en que como padres nosotros también estamos ansiosos de ver el momento en el que los pequeños abren los regalos. Y aunque la lista que los niños han hecho es bastante larga tú tienes que escoger entre algunos. ¿Qué comprar para luego no arrepentirnos?

Hay juguetes y juguetes. Y en la era del consumismo los niños no están exentos de ese deseo irrefrenable de tenerlos a todos los juguetes juntos. Juguete nuevo que sale, juguete que quieren. Es tarea de los padres mitigar esa ansiedad y comprarle de forma medida, pero sobre todo a conciencia. Hay ciertos juguetes que, además de no ser del todo educativos, puedes llegar a arrepentirte por varias razones: por ser muy ruidosos, o producir mucho desorden y suciedad, o porque incitan a la violencia o a la falta de imaginación propia.

Ésta es una lista orientativa de algunos de los tipos de juguetes que recoge el blog Scary Mommy, y que luego de comprarlos y ver a tus hijos jugar con ellos, puedes llegar a arrepentirte:

1. Los que causan mucha suciedad

Es cierto que a los niños les encanta experimentar. Jugar con barro, arena, plastimasas de colores. Pero ¿quién limpia todo luego? El otro día hice junto a mis hijos plastimasa casera. El procedimiento fue fantástico y el resultado mucho mejor. Sólo que pueden usarla estrictamente cuando la mesa y el piso están libres de juguetes, pues si no, comienzan a pegar masa por todos lados. Es bueno y sano para ellos que se ensucien, pues desarrolla su cerebro al máximo, pero si no estás dispuesto a quitar manchas de la alfombra deberás abstenerte de regalar juguetes que causen desorden y suciedad (al menos, cuando son demasiado pequeños como para limpiar solos).

2. Los que necesitan de un adulto que coopere

Sí, es súper lindo jugar con nuestros hijos. De hecho, yo lo hago todo el tiempo. Pero hay muchos juguetes que necesitan la ayuda y supervisión constante de un adulto, y si tu hijo no está preparado para este tipo de juguetes ni tu tienes el tiempo suficiente para estar allí, ve pensando en otra cosa. Por ejemplo, rompecabezas para el cual aún no están listos, o autos a control remoto que se meten en lugares inalcanzables, o juegos de química, etc.

3. Los que no paran de sonar

Si te ha encantado ese pianito pero ahora debes sacarle la pila porque ya no soportas los sonidos agudos, seguramente tu hijo esté rogándote por los rincones que vuelvas a ponerle la batería. Y tú, simplemente te has cansado de tanto ruido. Existen instrumentos musicales que funcionan de forma manual sin tantos ruidos estridentes y que pueden ser aún mejores para estimular la capacidad creativa de tu hijo. Si tu casa es pequeña y piensas que el ruido constante de ese juguete (más todos los otros que ya tienen sonido) te cansará, elige otra opción menos ruidosa.

4. Los que hacen todo por el niño

Muñecas con diálogos enteros, ositos de peluche que pueden mantener una perfecta conversación, maquinitas de comida súper completas, y bebés que no sólo toman todo el biberón sino que hacen sus necesidades y puedes cambiarle el pañal. ¿Y la imaginación? ésta no se desarrolla como debería, pues los juguetes ya hacen todo lo que el cerebro del niño debería hacer. Los juguetes que parecen tener vida propia no dejan lugar a la imaginación que, en definitiva, es el fundamento en el juego infantil y es lo que los hace crecer en la valiosa infancia. Elige juegos en los que ellos puedan tener un rol, como ponerle voces ellos mismos a los muñecos o hacer andar de forma manual un autito, sin llevarlo con el control remoto.

Advertisement

5. Los que incitan a la violencia

Le enseñas que no deben pegar o ser “malos” niños pero le regalas un arma de juguete. Si bien lamentablemente los niños conviven con la violencia a diario, desde los propios hogares se debería educar en la no violencia. De hecho, opino personalmente que los juguetes como armas, pistolas, espadas, no deberían ni existir.

En esta Navidad, tienes la oportunidad de elegir un juguete que sea apropiado para tu hijo. Habla con tus familiares para ponerlos al tanto de qué tipo de juguetes y juegos no quieres que reciban tus niños. No lo tomarán a mal, pues simplemente les estás diciendo qué crees que es más conveniente para tu niño, desde tu rol de mamá.

No te centres en la cantidad de los juguetes sino en la calidad. Pero, sobre todo, hazle el mejor regalo que un niño puede tener: el amor de mamá y papá ¡Feliz Navidad!

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.