6 consejos para sentirte espectacular por dentro y fuera

Cuida tu salud mental para que te sientas plenamente feliz.

Adriana Acosta Bujan

Meses atrás me había sentido desanimada, no tenía ganas de hacer nada más que quedarme en cama todo el día. La mayor parte del tiempo me la pasaba preocupada, ansiosa, perdiendo el sueño tratando de encontrar soluciones a todos mis problemas; incluso me despertaba todas las mañanas como si fuera un robot haciendo las cosas de manera mecanizada y sin disfrutarlas. Por alguna razón, la sonrisa de mi rostro se había desvanecido como el viento.

Entre las responsabilidades del hogar y laborales, descuidé por completo mi salud mental; había días que trataba de ocultar mi verdadero sentir con tal de no angustiar a mis seres queridos. Tal vez mi historia te parezca familiar; es por ello que he decidido escribir sobre la importancia de cuidar la salud mental, ya que sin ella es posible sentirnos bien.

Ahora bien, todos sabemos que es recomendable visitar al doctor dos veces al año para realizar un chequeo general, tener un balance en la alimentación y realizar ejercicio cotidianamente. Sn consejos primordiales que debemos seguir al pie de la letra para tener una buena salud física. Pero lamentablemente seguir estos consejos no será suficiente para sentirse bien; ya que también se debe cuidar de los sentimientos, las emociones y los pensamientos; de esa manera podrás tener un equilibrio en la vida.

La salud lo es todo

La salud engloba todo, tanto tener una buena condición física como mental; es imposible que no vayan de la mano. Por tal motivo, es recomendable tomar en cuenta lo siguiente:

1 Solo existe una prioridad y esa eres tú

Muchas personas sacrifican sus propias necesidades con tal satisfacer las necesidades que demandan sus seres queridos, olvidándose de ellas mismas. Es algo común de hacer, ya que la familia es el más valioso tesoro que tenemos. Sin embargo, es importante reflexionar sobre la importancia de estar bien uno mismo; ya que si no te sientes bien primero tú, es imposible que tu familia lo esté.

Advertisement

No digo que te vuelvas una persona egoísta, sino que cambies tu manera de pensar y actuar. Recuerda que tú también tienes necesidades y el derecho a sentirte tranquila, plena y feliz. Dedica un tiempo para hacer lo que más te gusta, es momento de consentirte y de convertirte en una prioridad. Piénsalo así, si te sientes bien contigo misma, tu familia también lo estará.

2 Un toque a tu vida

Todos tenemos que cumplir con millones de responsabilidades y obligaciones que no podemos dejar a un lado; sin embargo, se puede romper con la rutina haciendo cosas diferentes. Por ejemplo, si estás acostumbrada a trabajar en silencio, será buena idea escuchar música; si estás acostumbrada a cocinar para tu familia, será bueno invitarlos a comer en otro lugar.

Se trata de hacer las cosas que acostumbras, pero agregándole otro toque a tu rutina; es muy sencillo, solo busca algo que te guste y hazlo en conjunto; así podrás sentirte bien.

3 Una vida social

Es común que cuando no se tiene una buena salud metal comiences a alejarte de tus amistades, por la simple razón de no tener ánimos para salir o hablar con ellos. Sin embargo, deberás hacer un esfuerzo y retomar tu vida social, al hacerlo créeme que te ayudará a sentirte bien. Regálate un tiempo para salir con tus amigas para ir a tomar un café o invítalas a tu casa, y así podrás escuchar otro tipo de conversaciones que te distraerán de tus problemas.

Si te es imposible, entonces llámales, mándales mensajes de texto y trata de tener una comunicación constante con tus amigas. Recuerda que los amigos siempre estarán para ayudarte en los buenos y malos momentos, así que aprovecha esa oportunidad.

Advertisement

4 Gestiona tus pensamientos

Todos, absolutamente todos pasamos por malos momentos en la vida. Algunas veces pensamos que nuestros problemas son tan grandes que nadie puede comprendernos. Sin embargo, cuando te pones a reflexionar sobre cada adversidad y situación difícil, encontrarás algo positivo. Recuerda, siempre habrá lecciones que tenemos que aprender y muchas se aprenden con los errores que cometemos. Así que gestiona tus pensamientos, de todo lo negativo que puedas encontrar en tu vida, transfórmalo en positivo.

Deja de quejarte y de victimizarse, ya que la vida solo es una. Esfuérzate por cambiar todo pensamiento que te esté perjudicando y encuentra lo bueno de la vida; pregúntate ¿qué tengo que aprender de esta situación?

5 Aprende a divertirte

Descubre nuevas habilidades, destrezas, gustos y aficiones. Sal a explorar el mundo y atrévete a hacer cosas que nunca habías pensado que podías hacer. Comienza poco a poco encontrando algún interés en algo que llame tu atención, puede ser cualquier cosa, por ejemplo: pintar, leer, dibujar, hacer manualidades, cocinar, explorar un bosque, encontrar tutoriales para aprender a maquillarte etc.

Aprende a divertirte y reír; olvídate del estrés y de los problemas por un rato, dedica tiempo para hacer lo que más te guste.

6 Contacto con la naturaleza

La vida sedentaria y estar todo el tiempo en casa, no es buena idea para mantener una buena salud mental. Así que ponte las pilas para tener contacto con el mundo exterior; proponte salir a caminar una hora al día, por ejemplo: pasea a tus mascotas o convive con tus hijos jugando en el parque, de esa manera podrás observar las maravillosas cosas que el mundo tiene para ofrecerte.

Advertisement

Recuerda que todos los problemas tienen solución, mientras más te sigas victimizando, quejándote y preocupándote por las adversidades de la vida, estarás perjudicando tu salud mental y física.  Piensa en ti y en tu bienestar; cuida tu salud poniendo en práctica estos consejos.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias