6 cosas que un adolescente necesita de sus padres

Conoce unos consejos sencillos que pueden ayudarte a tener una mejor convivencia con tu hijo adolescente.

Adriana Acosta Bujan

Todos los que somos padres de un hijo adolescente sabemos lo complicado que puede ser la convivencia, pues es una etapa del desarrollo en la cual ellos atraviesan momentos difíciles por los cambios drásticos hormonales y por obtener una identidad, por lo que son más rebeldes y siempre están inconformes con algo.

Los conflictos se multiplican, y a pesar de que nos preocupamos por ellos y de su futuro, al parecer nos convertimos en sus peores enemigos, simplemente porque no escuchan razones y tratan de llevar la contraria. Es una etapa difícil para los padres, puesto que si los dejamos a la deriva pueden caer en vicios y otros problemas que pueden poner en peligro su vida.

Sin embargo, aunque posiblemente no exista una comunicación pacífica y los conflictos con ellos sean frecuentes, siempre se puede encontrar una solución para poderlos ayudar y apoyar. Simplemente debemos cambiar nuestra idea y paradigmas, viendo las cosas positivas que llevan estos cambios.

Un grito desesperado

Dado a tantos cambios en su desarrollo, los adolescentes reclaman más atención de sus padres a pesar de que les sea proporcionada. Ellos por lo general están cansados de la imposición y el autoritarismo, la incomprensión y la desconfianza por parte de los padres. En una palabra, los adolescentes desean “libertad”.

Pero, ¿cómo darles libertad sin descuidarlos y apoyarlos? Bien, aquí encontrarás algunas maneras sencillas de estar al pendiente de tu hijo sin tener conflictos o peleas innecesarias que puedan dañar su relación.

Advertisement

1 Habla lo necesario

Lo más importante para tener una buena convivencia entre padres e hijos es la comunicación, siempre ha sido una herramienta necesaria para poder mantener buenas relaciones. En este caso, es necesario que los padres se limiten a interrogar a sus hijos como si fueran unos detectives, al contrario, dejar que los hijos dialoguen y comuniquen lo que ellos quieran, sin necesidad de forzarlos. De esa manera podrán sentirse libres de expresar sus ideas, metas o preocupaciones.

Eso no quiere decir que no te preocupe lo que hagan o piensen, puesto que siempre estarás al pendiente de ellos de una u otra manera, pero sin necesidad de intervenir en su mundo y privacidad.

2 Afecto físico

El contacto físico siempre ayuda a mantener buenas relaciones y convivencia. Apapacharlos, darles abrazos, tomarlos de las manos, besarlos y simplemente acariciar sus hombros, hará que ellos se sientan protegidos y seguros. Recuerda que en esta etapa los adolescentes se vuelven rebeldes y fríos a cualquier demostración de amor por parte de los padres, sin embargo deberás procurar tenerlos sin hostigarlos.

3 Empatía

Entender a los adolescentes no debería ser tan complicado, puesto que alguna vez nosotros pasamos por esa misma etapa. La idea principal es que tu hijo sienta empatía contigo, trata de no juzgar sus ideas, sus acciones o comportamientos y comparte experiencias propias para que pueda sentir una conexión contigo.

En este punto es importante mencionar sobre los límites y reglas, ya que muchas veces estas son incumplidas por los adolescentes. Para crear empatía es recomendable dialogar sobre estas reglas y tomar en cuenta su opinión al respecto. Es decir, involucrar a tu hijo a que proponga nuevas formas de convivencia.

Advertisement

¡Claro! Seguramente existirán normas que no se pueden cambiar, sin embargo, es válido dar una explicación sobre las consecuencias negativas que pueden enfrentar todos los miembros de la familia en caso de sustituirlas o anularlas.

4 Confianza

Ellos reclaman confianza por parte de sus padres, quieren sentirse independientes y grandes. Es fundamental entender que tu hijo adolescente necesita experimentar otras aventuras que la misma vida le impone, de lo contrario se estará perdiendo de conocer cosas necesarias que le ayudarán a formar su identidad y personalidad.

En este punto será preciso entablar acuerdos donde ambas partes puedan ganar-ganar. Así la confianza no se quebrantará. Por ejemplo, habrá permisos para salir con los amigos siempre y cuando se cumpla con las responsabilidades escolares.

También es importante hablarles de las relaciones íntimas, de las consecuencias y de los cuidados que deben tener ante su cuerpo. No es necesario que te compliques al explicar detenidamente ciertos detalles, ya que posiblemente tu hijo se sentirá incómodo; solo hazle saber que confías plenamente en él y que si tiene alguna duda al respecto estarás ahí para apoyarlo.

5 Tiempo de calidad

Muchas veces, los padres dejan solos mucho tiempo a sus hijos adolescentes, pues tienen la necesidad de atender otras responsabilidades. Sin embargo, los hijos reclaman tiempo de calidad con sus padres, un tiempo en donde puedan compartir sus gustos, intereses, preocupaciones, dudas y demás.

Advertisement

Es por ello que el tiempo que pases con tu hijo debe ser lo más aprovechado posible para demostrarle lo mucho que lo amas. En este caso, puedes reducir tiempos de jugar videojuegos para salir a caminar por el parque, comer y cenar juntos, hacer planes juntos, entre otras cosas.

6 Sé flexible

En esta etapa de la adolescencia ellos quieren experimentar muchas nuevas maneras de lucir a la moda imitando tendencias para pertenecer a algún grupo social.  Muchas desean pintarse el cabello, otros ponerse un tatuaje y otros pintarse la cara o vestir con estilos diferentes.

Ahora bien, recuerda que en esta etapa ellos quieren encontrar su identidad, así que puedes mostrarte flexible ante los cambios que ellos desean. Si algún cambio no va con tu creencia o ideología entonces será mejor que lo dialoguen juntos y llegar a acuerdos.

Déjalos ser libres para expresar sus ideas, pero mantente al pendiente en caso de que ellos requieran de tu apoyo y guía. Disfruta como padre esta increíble etapa de la adolescencia, en realidad es especial y única.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias