6 hábitos tóxicos que te roban felicidad

Si mantienes estos malos hábitos en tu vida, será imposible ser feliz.

Adriana Acosta Bujan

Los hábitos que realizamos dicen mucho de nosotros mismos, que si haces ejercicio antes de desayunar, que si te quitas los zapatos antes de entrar a casa, que si usas gorra para evitar exponerte al sol, que si lavas los trastes inmediatamente después de comer, entre otros. Algunos se pueden considerar buenos y otros no tanto, todo depende de cuánto afecte o no la salud.

Sin embargo, algunos hábitos que se consideran buenos, no lo son; ya que aunque no veas consecuencias físicas, es probable que emocionalmente no te encuentres tan bien. Me refiero a esos malos hábitos que destruyen poco a poco tu felicidad, que a pesar de creer que no tienen efectos a simple vista, van atacando tu interior.

Cambiar los malos hábitos no es cosa fácil, ya que son acciones que se hacen de manera consciente o inconsciente por un largo periodo de tiempo. Si deseas poder cambiarlos se necesita no solo buena voluntad, sino repetir y practicar día tras día un buen hábito, como si fuera una rutina. Algunos expertos han confirmado que por lo menos 21 días serán suficientes para modificar cualquier hábito.

Acciones que destruyen en silencio

Existen hábitos que no son buenos, como: comer comida rápida o chatarra, agregar mucha sal a los alimentos, tomar bebidas azucaradas, entre otros; estos te harán engordar y te provocarán graves problemas de salud.

En este artículo conocerás otros tipos de hábitos que solo te restan alegría, tranquilidad y felicidad, que al no modificarlos a tiempo serán igual de destructivos como los primeros.

Advertisement

1 Mantener pensamientos negativos

Algunas personas suelen pasar su vida quejándose constantemente, aunque sean cosas que en realidad no son tan graves de solucionar. El “no” es persistente, que si no tienen dinero, que si no tienen un coche, que si no tienen estabilidad familiar. Mantener estos pensamientos negativos te restarán felicidad, ya que no encontrarás paz y alegría en las cosas que tienes a tu alrededor.

Dejas de valorar las cosas y lo peor es que puedes influir en los demás con tu mala energía, corriendo el riesgo a quedarte solo. La vida se vuelve una rutina agobiante, que te hará sentir cansado, desanimado y deprimido. Es por ello que deberás modificar ese mal hábito y esforzarte para cambiar tus pensamientos negativos en positivos.

Recuerda que siempre existirán cosas buenas en algo malo; piénsalo de esta manera: tal vez te quejas por no tener un auto para ir al trabajo, pero al tomar el transporte público tu cuerpo se ejercita, o puedes quejarte porque tus hijos son traviesos, sin embargo, están explorando habilidades nuevas.

2 Criticar a los que te rodean

Es muy sencillo observar los errores de los demás sin primero juzgarse uno mismo. Cuando criticas e intervienes en la vida de otros sin que ellos te lo pidan, estarás restando felicidad a tu propia vida. Hablar sobre la vida de otros provoca muchas veces encontrar inseguridades y carencias que van destruyendo tu autoestima, incluso tus sueños y metas. Lo ideal será enfocarte en ti, en tu vida y corregir los errores del pasado para crecer como persona.

3 Llevarte tus preocupaciones a la cama

Es un hábito que la mayoría de las personas tienen, sus preocupaciones, miedos y angustias se los llevan a la cama, y por consecuencia no duermen bien. Esto te restará felicidad ya que no tendrás un descanso reparador que te deje pensar con claridad para resolver tus problemas.

Advertisement

Preocuparse no es nada bueno, será mejor que trates de encontrar soluciones y dejar que las cosas fluyan a tu favor; practica la paciencia y confía en ti, en tus decisiones, y esclarece tus objetivos. Recuerda que pedir ayuda es válido para poder cambiar ese hábito, tal vez tu pareja y familia te ayuden con ideas y soluciones para resolver esos problemas que crees son enormes.

4 Pensar que siempre tienes la razón

Tal vez te consideras ser una persona inteligente y audaz, esa que nunca se equivoca; sin embargo, el egocentrismo y el no saber escuchar a los demás, hará que tu felicidad se quebrante. Deberás pensar que puedes equivocarte y comentar errores, que al hacerlo no te hará ser una persona fracasada, al contrario, serás más inteligente, ya que aprenderás de tus equivocaciones en el futuro.

5 Autodestruirte

Algunas personas no saben dónde encontrar su amor propio, llevan una vida autodestructiva, criticándose y lastimándose. No han aprendido a confiar en ellas mismas, a tener seguridad y a respetarse. Cuando conservas esa mala imagen de ti, es lógico que no serás feliz. Por ello, se recomienda pedir ayuda profesional para que puedas encontrar la valía que existe dentro de ti, esa persona que es capaz de todo, fuerte, inteligente e invencible.

Una manera para modificar ese hábito es hablar con tu niño interior, ese niño que vive dentro de ti, que te ama y cree fervientemente en lo que tú haces; solo escúchalo, cierra los ojos y visualízalo.

6 Compararte con otros

Todos somos personas únicas, especiales y diferentes, pensamos y actuamos distinto; por ello es importante evitar compararse con otras personas. Al hacerlo, lo único que lograrás es tu infelicidad; te sentirás frustrado y desanimado, puesto que verás reflejados tus sueños en la vida de otros.

Advertisement

No pierdas el camino y sigue con tus metas bien establecidas; se trata de hacer una autorreflexión para que logres descubrir lo valioso que eres, cuando lo hagas te sorprenderás de todo lo que eres capaz de hacer por ti.

Recuerda que para modificar un mal hábito tienes que practicar y practicar todos los días; concéntrate en lo que deseas, en tus sueños y más profundos anhelos. La clave es enfocarse en uno mismo, en valorar lo que tienes y vivir cada día como si fuera el último.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias