6 razones por las que las relaciones dejan de ser sanas

¿No entiendes qué pasó? Conoce las principales causas por las cuales se destruyen las relaciones.

Adriana Acosta Bujan

La mayoría de nosotros tenemos la esperanza de que el mundo podría ser mejor cuando todos los seres humanos aprendamos a convivir, a respetarnos y a ser empáticos unos con otros. Sería un mundo sin violencia, sin corrupción y sin guerra. Sin embargo, esa idea está muy alejada de la realidad; cada vez hay más personas luchando por ser escuchados al exigir sus derechos, hay más violencia e inseguridad en las calles.

Bien, sabemos que no podemos cambiar las ideologías de todas las personas y que se tiene que comenzar por cambiar las de uno mismo para poder materializar esa esperanza de tener un mundo mejor; pareciera que muy pocos tienen oídos para escuchar sus propios corazones.

Desde la antigüedad, los seres humanos necesitamos de otros para socializar, para ayudarnos y ser mejores día con día; un mundo en soledad es impensable. Por ello que será preciso rescatar nuestros valores y comprender por qué las relaciones dejan de ser sanas; me refiero a comenzar a reflexionar primero sobre el círculo en el que nos rodeamos, nuestra pareja, hijos, amigos y seres queridos.

Si logras comprender que el mundo puede ser mejor cuando comienzas a trabajar con tu propia vida, por ende, tus relaciones serán sanas. No esperes que los demás cambien para agradarte o para que el mundo sea un planeta pacífico; será mejor comenzar por ti.

El enemigo de las buenas relaciones

Todos tenemos algo oscuro en nuestro ser, al final somos seres humanos que nos equivocamos al tomar decisiones, no somos perfectos; es por ello que algunas ocasiones actuamos de manera inconsciente no logramos percibir cuánto daño causamos a los demás con ciertas acciones,  lo que acaba destruyendo las buenas relaciones.  Es decir, el enemigo que termina las relaciones está en nosotros cuando:

Advertisement

1 Comparas

Es casi probable que no serás feliz cuando pasas una gran parte de tu vida comparándote con los que te rodean; que si tu vecina tiene una familia amorosa, que si tu amiga tienen el trabajo de tus sueños, que si tu cuñada tiene la casa o el dinero, etc. Créeme, todas las relaciones se fracturan cuando comienzas a comparar tu vida y la manera en cómo tus seres queridos (pareja, hijos, amigos), actúan. Algunas veces no solo se trata de comparar, sino de iniciar una batalla que es imposible de ganar.

Cuando comparamos a nuestros seres queridos, los estamos lastimando sin darnos cuenta; por ponerte algunos ejemplos, decirle al hermano menor que debería ser como el hermano mayor, o decirle a tu esposo que por qué no es como tal persona. Lo que lograrás es destruir poco a poco la relación de amor que has construido.

2 Críticas sin parar

Criticar y estar al pendiente de lo que hacen o no los demás, es una manera de destruir tus relaciones. Piénsalo de esta manera, a nadie le interesa estar con una persona que suele criticar sin argumentos y sin fundamentos y que solo lo hace por diversión o por no tener nada qué hacer. Si criticas a los que te rodean, es porque no eres feliz, es algo que tienes que trabajar desde tu interior para encontrar la paz que necesita tu corazón.

3 Competencia

Estoy de acuerdo que competir es una manera que nos provoca esforzarnos para ser mejores, que nos motiva y que es un aliciente. Pero cuando tu competencia es para obtener algo que realmente no deseas y que solo lo haces por demostrarle al mundo que eres buena (o), tu lucha será agotadora y probablemente tus relaciones se fracturen, es decir, la obsesión por conquistar algo que realmente no deseas puede ser un obstáculo para ser feliz.

Compite para aprender, para ser mejor, pero no con la idea de destruir a tu paso a quien se interponga en tu camino. Al final cada persona tiene metas e ideales distintos.

Advertisement

4 Deshonestidad

Otro enemigo que destruyen las relaciones es la deshonestidad; cuando no dices la verdad y quieres ocultar cualquier cosa solo por proteger a los tuyos o a ti mismo, puede resultar ser un acto que pueda perjudicarte. Cuando se dicen mentiras, la confianza se destruye y será muy difícil volver a creer en las personas. Piénsalo de esta manera: cuando tu esposo te miente es poco probable que la relación vuelva a ser igual, siempre estarás a la defensiva y esperando un golpe bajo.

5 Falsas promesas

Cuando prometemos o alguien nos promete algo que tanto anhela nuestro corazón y no lo cumple, entonces es probable que la relación deje de ser sana; ya no existirá confianza y credibilidad en todo lo que se haga. Es como vivir con una persona falsa incapaz de creerle; incluso hasta en lo más básico como cuidar a los hijos o que te inviten a salir.

6 No hay perdón

Para poder obtener la paz y la tranquilidad espiritual, esa que nos hace sentirnos bien, se debe perdonar. Una relación dejará de ser sana cuando no existe el verdadero perdón y el arrepentimiento. Es importante aceptar que todos nos equivocamos y que no somos perfectos; incluso que lastimamos a las personas que amamos sin querer.

Abre tu corazón y aprende a perdonar y pedir perdón cuando sea necesario, saca de tu interior el sentimiento de venganza.

Como lo mencioné en al inicio, podemos tener un mundo mejor cuando realmente deseas cambiar tú; trabaja en ti mismo y en la manera en cómo tratas a los que te rodean. Sé empático y muestra que dentro de ti existe un maravilloso ser humano, dispuesto a poner su granito de arena para hacer del mundo un lugar espectacular para vivir en él.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias