6 reglas de ORO para lograr que los niños sean felices

La felicidad de los hijos está a nuestro alcance. Aprende estas sencillas reglas y te aseguró que tus hijos serán felices por siempre.

Adriana Acosta Bujan

La inocencia, el amor, la creatividad, la inmadurez y el deseo por aprender cosas nuevas todos los días, es lo que identifica a todos los niños y enamora a los adultos. El deseo para lograr que ellos sean felices y que nunca sufran, es algo que puede estar a nuestro alcance.

Por supuesto, tenemos que empezar a trabajar con algunas reglas en casa, con nuestros propios hijos, puesto que al hacerlo tendremos la seguridad que en un futuro, ellos habrán aprendido lo suficiente para trasmitir a otros el mismo amor con el cual fueron criados.

Jacquelyne Prevoo, es psicóloga y psicoterapeuta de niños, ella comparte algunas reglas que todo padre debe aplicar en casa, para asegurarse que sus hijos crecerán siendo felices y amados.

1. Besos y más besos por las mañanas

Despertar a los hijos siempre con un beso en la mejilla, es algo que debemos hacer por costumbre; besarlos genera a ellos felicidad, puesto que su autoestima se elevará al sentirse queridos y amados. Es una manera para fortalecer la relación y el vínculo entre padres e hijos.

Entre algunos beneficios encontramos: refuerza la seguridad, conecta emociones, desarrolla su lenguaje no verbal, experimenta sentimientos de placer y bienestar, reduce el estrés, ansiedad y mejora la salud emocional.

Advertisement

2. Abrazos inesperados

Todos los padres suelen abrazar mucho a sus hijos cuando son pequeños, pero ese acto nunca debe olvidarse cuando ellos crecen. Los abrazos son formas de expresar emociones, trasmitir alegría o tristeza, podemos proyectar a una persona que puede contar incondicionalmente con nosotros sin necesidad de decir una palabra.

Los abrazos producen una sensación de bienestar, alivian la ansiedad, disminuyen el estrés y depresión, fortalece la autoestima, relaja los nervios y vence el miedo. La psicóloga Virginia Satir afirmó que necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir, 8 para mantenernos y 12 para crecer, lo que significa que los abrazos brindan protección, confianza, seguridad y fortaleza.

3. Ponerse a su nivel

Cuando quieras hablar con tus hijos es importante empatizar con ellos, agáchate, míralo a los ojos y ponte a su nivel. Al hacerlo ellos sentirán que son atendidos, queridos y escuchados, con ello lograrás que tus hijos entiendan los mensajes que deseas trasmitir.

Las ventajas son: impulsar la autoestima, equilibrio y felicidad personal, fomentarás empatía a nivel emocional, ayuda a controlar las rabietas, fortaleces tu autoridad y desarrollaras su confianza.

4. Escucharlos

Puede sonar fácil, pero algunos padres están sumergidos en sus problemas, rutinas y obligaciones, que dejan pasar las anécdotas que sus hijos les platican. Escucharlos y ponerles atención es una regla de oro para que ellos se sientan amados, respetados y sentir que forman parte importante en las opiniones de la familia. Si lo haces, podrás identificar sus sentimientos, emociones y manera de pensar.

Advertisement

Te comparto: 3 pasos para criar hijos felices, independientes y responsables

5. Amarlos

Muchas veces los padres desean cambiar a sus hijos, evitando que cometan errores para que ellos no sufran. Es una manera de sobreprotección que perjudica a los hijos, por lo que es importante amarlos como son, con sus virtudes y defectos, déjalos equivocarse y que solos aprendan de sus errores.

Te invito a leer: Soy una mamá descuidada, con hijos felices

6. Establece límites

Gritar, pegar, decir palabras hirientes y comparar, son acciones que algunos padres realizan cuando han perdido el control de alguna situación con sus hijos. Es la manera perfecta de identificar que no sabes controlar tus emociones. Evita todas esas acciones, pero establece límites y reglas, para tener una buena convivencia, esta es la clave de la felicidad.

La felicidad de los hijos depende de los valores y educación que reciban del núcleo familiar. Cuida a tus hijos y criálos lo mejor que puedas, para que ellos en un futuro sean personas de bien, con alta autoestima, confianza y seguridad.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias